Una tragicomedia con el sello de Rebecca Miller

3 abr. 2010 - pulador magnate petrolero en la serie Dinastía, falleció a los. 92 años, en Santa Ynez, la ciu- dad californiana en la que resi- día, tras luchar un ...
2MB Größe 6 Downloads 78 vistas
Espectáculos

Página 4/LA NACION

2

3

Sábado 3 de abril de 2010

CINE (En casa )

(DVD)

Por Diego Batlle

Una tragicomedia con el sello de Rebecca Miller

Actividad paranormal (2007), de Oren Peli (AVH)

Esta película de terror sobre las desventuras nocturnas de una joven pareja dirigida por el israelí Oren Peli fue una de las más rentables de la historia del cine (costó apenas 15.000 dólares y recaudó más casi 110 millones sólo en los cines norteamericanos). Materiales adicionales: trailer, ficha técnica y artística, sinopsis y un final alternativo que no pocos consideran superior al que se vio en los cines.

Llegó, directo al DVD, Vidas privadas de gente famosa Rebecca Miller –hija del mítico Arthur Miller– ha construido una más que interesante carrera como escritora, actriz, guionista y realizadora. Tras dirigir Angela, Intimidades y La balada de Jack y Rose, esta mujer de 47 años casada desde 1996 con Daniel Day-Lewis filmó The Private Lives of Pippa Lee, película que tuvo su estreno mundial en la sección oficial del Festival de Berlín de 2009 y que el sello local SP Films acaba de lanzar de forma directa en DVD con el título de Vidas privadas de gente famosa. Miller contó con un impresionante elenco (Robin Wright Penn, Keanu Reeves, Alan Arkin, Maria Bello, Winona Ryder, Julianne Moore, Mike Binder, Zoe Kazan y Monica Bellucci) para esta tragicomedia que describe con gran sensi-

bilidad, humor y negrura las múltiples facetas de la dura vida de la Pippa Lee del título original (notable interpretación de Wright Penn), esposa de un exitoso editor literario mucho mayor que ella (Arkin), desde su juventud llena de excesos hasta su romance en la adultez con un hombre más joven (Reeves). Basada en una novela escrita por la propia directora, Vidas privadas de gente famosa tuvo un amplio recorrido por el circuito de festivales y de salas de arte de todo el mundo. Ahora, es el turno de que los cinéfilos argentinos disfruten de las diversas facetas de una artista que desde hace ya bastante tiempo ha trascendido el estigma ser “la hija de” una figura de las dimensiones de Arthur Miller.

Tragicomedia con humor y negrura

Los fantasmas de Scrooge

Robin Wright Penn, como Pippa Lee, la protagonista, y Keanu Reeves, en una escena de la película

Tras El Expreso Polar, Zemeckis regresa a la animación con captura de imágenes (primero se filma a los actores y luego se anima en computadora) para esta nueva versión de Cuento de Navidad, el clásico fantástico de Charles Dickens, ahora con Jim Carrey en el papel protagónico. Se puede ver la versión doblada o con subtítulos en castellano.

(2009), de Robert Zemeckis (Disney)

A los 92 años

AP

Todo un galán de la pantalla chica

Murió John Forsythe, figura de Dinastía Blake Carrington fue su papel más famoso LOS ANGELES (AP).– John Forsythe, el actor que hizo fortuna interpretando a un manipulador magnate petrolero en la serie Dinastía, falleció a los 92 años, en Santa Ynez, la ciudad californiana en la que residía, tras luchar un año contra un cáncer. Dos notables éxitos televisivos marcaron a fuego la carrera de Forsythe, un actor que siempre supo aprovechar a su favor su estampa de galán y una facilidad natural para mostrarse elegante y conquistador. El primer gran hito de la trayectoria de esta figura de imponente estatura fue la serie Bachelor Father, a fines de los años 50. Tres décadas después, reforzó todavía más la fama y la popularidad conquistadas en la pantalla chica gracias a Blake Carrington, el multimillonario dueño de un imperio petrolero, tironeado por el amor y la ambición de dos mujeres (Joan Collins y Linda Evans) en Dinastía, cuyo retrato del poder y la corrupción influyó decisivamente en muchísimas producciones televisivas posteriores. “Es muy divertido que a mi avanzada edad me haya convertido en un símbolo sexual”, decía por entonces, ya sexagenario, pero con el poder de seducción intacto. Formado en el Actors Studio, llegó a la TV desde el teatro y, paralelamente, también incursionó en el cine. Allí, su primer papel consagratorio fue en El tercer tiro, la comedia negra de Alfred Hitchcock en la que debutó Shirley MacLaine. También apareció en films como Madame X, A sangre fría y Topaz (otra vez con Hitchcock) y se despidió del cine en Justicia para todos. Su lugar estaba en la TV, donde además de crear un antológico Blake Carrington, puso voz (otro atributo suyo muy bien aprovechado) al jefe de Los ángeles de Charlie y a varias series documentales sobre el cuidado del medio ambiente.