Un espacio de la independencia

2 ago. 2011 - político del Líbano, destruido por crisis y guerras, con la ayuda ... cada uno contará una historia a través ... historia de una atribulada pareja en.
1MB Größe 4 Downloads 81 vistas
6

ESPECTACULOS

I

Martes 2 de agosto de 2011

TEATRO s UNA DECADA DE ARTE

TEATRO s PANORAMA SUR

Encuentro para la reflexión escénica Contará con clases magistrales y espectáculos

Ensayo de una de las 20 funciones que se hacen por semana

El lobo, de Pablo Rotemberg FOTOS DE ARCHIVO

Un espacio de la independencia El Camarín de las Musas realiza 800 funciones por año en las cuatro salas que posee el complejo Hay un lugar donde los actores se preparan antes de salir a escena: el camarín. Y hay otro sitio al que los dramaturgos recurren en busca de su inspiración: las musas. Emilio y Cristina Gutiérrez, hermanos, y Daniel Genoud, su primo, comprendieron que ambos van de la mano y crearon este espacio cultural, destacado del circuito independiente, que cumple una década de vida, en la frontera entre los barrios de Almagro, Abasto y Palermo. No sólo su permanencia y su oferta de obras –se realizan más de 800 funciones por año y 20 por fin de semana–, sino la calidad y los nombres destacados del teatro se dan cita aquí. Cuando ardían gomas sobre la avenida Córdoba, en pleno 2001, y nadie quería animarse a comenzar un negocio, Emilio Gutiérrez, productor de espectáculos de vanguardia, y Genoud, ingeniero, encontraron este espacio sobre la calle Mario Bravo al 900, donde funcionaba una escuela de arte y oficinas en los pisos superiores. Las clases de actuación con Norman Briski fueron “un golpe en la nuca” para Genoud. “Así supe que me quería dedicar al teatro.” Pensaron en llamar a este reducto La Resistencia: “Nos rebelábamos contra la «pizza con champagne»,

“Cierro los ojos y escucho diez contra el consumismo, la tontería. La guionista Irene Itzcovich nos años de gente aplaudiendo”, conayudó a encontrar el nombre”, dice fiesa Gutiérrez. Obviamente, no Gutiérrez. “No queríamos poner un quiere hacer su lista de artistas u teatro solamente; teníamos en la obras preferidas, pero admite que cabeza otra idea. Siempre estuvo quizá nunca haya habido aplausos el concepto de espacio”, agrega tan fuertes como los de La caja, Genoud. En el presente funcon Luis Machín y Alejandro cionan en El Camarín de Catalán, aquel delirio solas Musas, abierto de bre dos hombres que vivían en una caja lunes a lunes, cuatro salas (en una de cartón. El lobo, de ellas funciode Pablo Rotemna un cine), una berg, también se galería de arte, llevaba sus ovaun bar y restauciones, recuerrante a cargo de dan los dueños Ana Paula Rode este espacio jas, que además cultural. “Un hombre que se ahoes actriz. Daniel Veronese, ga, de Veronese, a Tato Pavlosky, Julio las 4 de la tarde, con Cháve z, Alejandro iluminación natural, Tantanian, Alejandro Cafue también un éxito, como Mujeres que talán, Luciano Suardi, FedeUna de las puestas más soñaron caballos, rico León, Pablo Rotemberg, aplaudidas fue Mariana Garrote, Agustina duraron mucho en la de La de Vicente Muñoz, Mónica Viñao, y la cartel. Y claro, La de López, de Julio lista sigue. Todos ellos llevaron Vicente López, de Julio Chávez sus ideas, sus elencos, sus textos, Chávez, estuvo tres años sus sueños a estas salas. “Aquí los y creo que esta obra fue la que actores se dieron cuenta de que más funciones hizo.” podían hacer todo «chiquito». Esto Gutiérrez y Genoud explican que me lo decía Mirtha Busnelli, que no no tienen una agenda rígida, aunque necesitaba gritar y que la gente la sí muchos proyectos. “Si tenemos fechas fijas es contraproducente. sentía respirar.”

No queremos ponerles límite a las obras, que dure lo que tiene que durar. Esto no es teatro comercial”, explican. La época posterior a la tragedia de Cromagnon fue muy dura para ésta y las demás salas independientes, ya que comenzaron a exigirse requisitos muy complejos para permitir la habilitación de las salas. “Fue muy importante lo que hizo la Asociación Argentina de Teatro Independiente [Artei] porque no teníamos ninguna legislación que nos amparara.” Hoy buscan un mayor apoyo oficial: “Proteatro y el Instituto Nacional del Teatro [INT] tienen un criterio ilógico. Apoyan a salas que hacen el 10% de lo que hacemos nosotros y cada vez es menor el aporte, a pesar de la inflación. Premian a las salas con gran infraestructura, y no quiero eso, quiero una sala con propuestas”, dice Gutiérrez. Pero luego explican que rechazan esa idea de lo que ellos llaman “teatro sufriente” y destacan la alegría del arte. “¿Por qué tanto sacrificio –inquiere Gutiérrez– si uno está haciendo lo que a uno le gusta. El Camarín de las Musas es lo mejor que hemos hecho en nuestras vidas: crear un lugar para que la gente traiga sus sueños.”

Laura Ventura

Panorama Sur es un proyecto que, con la dirección de Alejandro Tantanian, busca promover una severa reflexión acerca del teatro contemporáneo. Comenzó a desarrollarse el año pasado en instalaciones del Malba, con un ciclo de clases magistrales de destacados autores y directores nacionales e internacionales. En esta temporada vuelve a repetirse, completándose con la presentación de algunos espectáculos. Entre los disertantes de este mes y que darán a conocer experiencias bajo su dirección figuran el actor, director y dramaturgo libanés Rabih Mroué y el director artístico de la compañía británica Forced Entertainment, Tim Etchells, quien hablará el miércoles 10, a las 17. Rabih Mroué es un reconocido profesional, destacado fundamentalmente por sus búsquedas dramáticas. El cuestiona las definiciones del teatro, la relación entre el espacio y forma de la presentación e indaga en cómo el intérprete se vincula con la audiencia. En sus propuestas, muy ligadas a lo documental, pone especial atención a los contextos políticos y económicos. En Buenos Aires presentará Make me Stop Smokin’, una conferenciaperformance donde reconstruye el radicalmente heterogéneo panorama político del Líbano, destruido por crisis y guerras, con la ayuda de incontables documentos anónimos y personales. El segundo proyecto que presentará entre nosotros, The Inhabitants of Images, está conformado por tres capítulos y en cada uno contará una historia a través de fotografías. Las funciones tendrán lugar mañana y pasado mañana en el Centro Cultural de la Cooperación.

El segundo programa Forced Entertainment ha sido considerada por The Guardian como “la compañía más experimental y brillante de Gran Bretaña”. Desde 1984 viene trabajando en el montaje de obras teatrales como así también con producciones relacionadas con instalaciones, medios digitales y cine. Sus obras han sido aclamadas Europa, Australia,

Japón, Canadá y los Estados Unidos. Según se destaca “los mecanismos del acontecimiento en vivo constituyen el centro de su trabajo: el desbaratamiento de las convenciones y expectativas asociadas con la asistencia a una puesta en escena.” Forced dará a conocer aquí dos experiencias: Quizoola! y Void Story. La primera, de seis horas de duración, está basada en un texto de 2000 preguntas construidas por el director Tim Etchells. El público es libre de ingresar o salir de la sala cuando lo desee. Está representada por tres actores maquillados como payasos, quienes se turnan para elegir preguntas y ensayar respuestas en escena. En cuanto Void Story, aquí un grupo de intérpretes dará a conocer la historia de una atribulada pareja en un paseo en montaña rusa a través de los restos diezmados de la cultura contemporánea. El viaje es tan oscuro que no solo no logran ver estrellas, sino que además sufren asaltos, mordeduras de insectos, disparos, entre otros inconvenientes. En esta propuesta se combinan valores del radioteatro con una serie de imágenes proyectadas.

Carlos Pacheco

PARA AGENDAR Make Me Stop Smokin’, de Rabih Mroué. Función: mañana, a las 21. The Inhabitants of Images, de Rabih Mroué. Función: pasado mañana, a las 21. En el C. C. de la Cooperación, Corrientes 1543. Localidades $ 70 Void Story de Forced Entertainment. Funciones: Jueves 11 a las 18,30 y 22,30. En Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131. Localidades: $ 80 Quizoola! de Forced Entertainment. Función: viernes 12 a las 19. En La Carpintería, Jean Jaures 858. Localidades: $ 100

((((( BUENO

TEATRO

Aquí, el texto se traslada a los dominios del cartel de Juárez, en México TEATRO

Hamlet, el señor de los cielos Otra versión libre de la tragedia de William Shakespeare HAMLET, EL SEÑOR DE LOS CIELOS, DE RUBEN PIRES L ELENCO: LUCAS FERRARO, GONZALO ALVAREZ, MIGUEL TERNI, ALEJANDRO DUFAU, DANIEL DIBIASE, SILVIA DABOVE, MARINA TAMAR, FERNANDO GONET, JULIO PALLERO, GIANNA PRADO, HERNÁN PÉREZ Y LEANDRO CAAMAÑO. L MUSICA: SERGIO VAINIKOFF. L ILUMINACION: OMAR POSSEMATO. L VESTUARIO: RUBEN PIRES Y GIANNA PRADO L DIRECCION: RUBEN PIRES. LSALA: LA MUECA. LFUNCIONES: SABADO, A LAS 21; DOMINGO, A LAS 20,30. LDURACION: 90 MINUTOS. L

No es éste el espacio para reflexionar acerca de los motivos que impulsan a que en este momento haya en la ciudad de Buenos Aires cuatro versiones diferentes sobre un mismo texto: Hamlet, de William Shakespeare. Con alteraciones en la estructura y en el género de los personajes o con recontextualizaciones, pareciera que este texto es fácilmente sometible a estrategias hermenéuticas que le permiten a cada autor decir lo que tenga que decir, pero apoyado sobre un texto cautivante. Esta versión libre realizada por Rubén Pires hace un corte abrupto en lo que concierne a la localización, cosa que altera la totalidad del texto. Pires encontró en el jefe del cartel de Juárez una historia para contar desde la vida de este príncipe sometido a la voluntad de un padre muerto y traicionado. La ficción ubica al hijo del jefe del cartel, H, como un director de cine que se encuentra filmando un documental que da cuenta de

los males del neoliberalismo. Es en ese momento en el que se entera de que su padre ha muerto y decide ir, junto con su camarógrafo, a México. Allí se enterará de los verdaderos negocios de su padre, del narcotráfico, de las guerras territoriales entre diferentes carteles por apropiarse del negocio, de la corrupción policial y política, y del romance entre su madre y su tío. El texto de Shakespeare habilitará la aparición del espectro y la implantación de la semilla de venganza. La pieza, dirigida por su autor, tiene el ritmo suficiente como para volver atrapante una historia que por su fuerte ligazón con la original el espectador ya sabe hacia dónde va. Tal vez hubiese sido interesante un juego menos realista en lo escenográfico y en el vestuario, ya que si bien se construye lo estrictamente mexicano (por el tipo de indumentaria y de accesorios que utilizan sobre todo los hombres), no se logra –por cuestiones de

producción– evocar la clase social en la que estos personajes están inmersos. El espectáculo comienza con un largo discurso en torno a lo que fueron los años 90, lo que implicaron las medidas políticas y económicas llevadas a cabo durante esa década en América latina, a modo de resumen para el espectador. Acto seguido nos ubica, ahí sí ya en el terreno de la ficción, en una cárcel en San Pablo con la excusa de una entrevista con un personaje que disertará en torno al capitalismo y sus consecuencias, con momentos brillantemente marxistas e interpretados de manera muy perturbadora por Miguel Terni. El resto de los actores acompañan con solvencia el ritmo de la puesta en escena, aunque se destacan, además del protagonismo de Lucas Ferraro, Gianna Prado en su rol de Constanza y Hernán Pérez como Lázaro.

Federico Irazábal