Se instaura una nueva era

9 may. 2009 - la Unión Argentina de Rugby. (UAR) pudiera contar con un seleccionado profesional integrado por jugadores locales era más una esperan-.
717KB Größe 5 Downloads 99 vistas
Sábado 9 de mayo de 2009

16

la contra

lasituación

Se instaura una nueva era Con el debut de los Jaguares, es la primera vez que el rugby argentino presenta un combinado profesional bajo las luces de la ley; el proyecto de formar a los Pumas del futuro ya está en marcha Por Nicolás Balinotti De la Redacción de LA NACION l espejismo dejó de ser un deseo imposible. Hace un tiempo no muy lejano, imaginar que la Unión Argentina de Rugby (UAR) pudiera contar con un seleccionado profesional integrado por jugadores locales era más una esperanza absurda que un proyecto serio y consolidado. La intención de los dirigentes más proclives al cambio tomó fuerzas tras el tercer puesto logrado por los Pumas en la Copa del Mundo de 2007. Desde entonces, la idea naufragó en tormentas políticas y discusiones inútiles hasta que en febrero pasado las 25 uniones provinciales aceptaron, por unanimidad, contratar a través de un vínculo de trabajo a 39 jugadores para formar el combinado de los Jaguares, que se presentó anoche con un triunfo ante Namibia, instaurando así una nueva era en el rugby doméstico. El surgimiento de los Jaguares responde más a una necesidad que a otras cuestiones. Es un proyecto en el que la UAR apuesta lo que tiene para detener el éxodo de jugadores al mercado europeo; en el que se prevé achicar diferencias con las potencias a partir de generar más partidos y competencias, y en el que descansa la expectativa de formar en casa a los Pumas del futuro, tal vez, a quienes representen a la Argentina en el próximo Mundial, por desarrollarse en Nueva Zelanda, dentro de dos años. “Después de 2007 el rugby dio un giro. Físicamente, ahora es otro juego. Ya es necesaria una preparación específica, más técnica y dedicada. Ya no se gana sólo con el corazón; hace

E

12 de los 15 titulares que presentaron ayer los Jaguares ya debutaron en los Pumas; Creevy, con tres caps, es el de mayor experiencia.

son las veces que un combinado nacional se enfrentó con Namibia, y siempre ganó; chocaron en los dos últimos mundiales.

En su presentación frente a Namibia, los Jaguares establecieron una superioridad inobjetable y sellaron un triunfo contundente por 62 a 7. El combinado nacional exhibió un juego prolijo y dinámico, sin baches en la concentración, con algunos pocos desajustes en las formaciones fijas, pero que no empañaron la tarea general. Tras un parcial de 29 a 0, Santiago Phelan sacó provecho de la segunda parte para ensayar variantes y continuar con la prueba de jugadores. Lo positivo fue que el conjunto no sufrió alteraciones y mantuvo su ímpetu por avanzar y marcar tries (hizo nueve en total). Namibia, que ocupa el 25° lugar en el ranking de la IRB, resultó un oponente débil, pese a contar en su plantel con 12 jugadores que participaron en la Copa del Mundo de 2007.

7

JAGUARES

62 Lucas González Amorosino

González Amorosino avanza ante el tackle de Botes, anoche, en el CASI

4

Fue una goleada ante un rival débil

falta más práctica y fuerza”, sostiene Les Cusworth, el inglés que dirige los cinco centros de alto rendimiento que la UAR financia en todo el país. “Este seleccionado nos ayudará a salir del aislamiento, a disponer de los jugadores y será útil para acortar las desventajas que tenemos con las potencias”, afirma tajante Porfirio Carreras, el presidente de la UAR. Sí es realmente para celebrar que los integrantes de los Jaguares son los primeros profesionales que tendrán los seleccionados nacionales bajo las luces de la ley y la reglamentación. El antiguo pago de viáticos era una práctica incorrecta, pues los jugadores jamás rindieron cuentas de sus gastos ni estuvieron contratados por la unión.

// GRU P O 4 4

Los coletazos de la crisis económica y una inflación enmascarada absorbieron el poder adquisitivo del dinero. Los 2300 pesos mensuales que percibe cada jugador de los Jaguares es una cifra más simbólica que significativa. Es un incentivo adicional al de seguir jugando para su club de origen, ya sea en Buenos Aires o en el interior, y al de prepararse más a tono con el primer nivel, pero en nuestro país. De ahora en más, habrá que reconocer las dos caras del rugby en la Argentina: la profesional y la amateur. Ni una extinguirá a la otra, ni la otra obstaculizará una metamorfosis que ya es inevitable. Así lo demuestra el surgimiento de los Jaguares, un equipo rentado con prosapia amateur.

Mauro Comuzzi (c) Juan Pablo Estellés Horacio San Martín Gonzalo Camacho Santiago Fernández Agustín Figuerola Leonardo Senatore Tomás Leonardi Genaro Fessia Mariano Galarza Carlos Cáceres Juan Figallo Agustín Creevy Felipe Betolli Entrenadores: Santiago Phelan y Fabián Turnes. Ingresaron: Benjamín Urdapilleta, Alejandro Campos, Tomás Roan, Martín Bustos Moyano, Guillermo Roan, Lucas Vignau y Martín Landajo.

NAMIBIA Tersius Losper David Philander Luwayne Botes John Drotsky Lwellyn Winckler Jaco van Zyl Jurie van Tonder Tinus du Plessis Pieter Jan Van Lille Jacques Nieuwenhuis Julian Botha Wacka Kazombiaze Marius Visser Shaun Eterhuisen Kees Lensing (c) Entrenador: John Williams. Ingresaron: Hugo Horn, Colin de Koe, Tinus Venter, Jacky Bock, Huata Veii, Eugene Forbes y Desmond Haihambo.

PRIMER TIEMPO 8, 19 y 33 minutos, goles de Fernández por tries de Senatore, Fessia y Comuzzi (J); 15, penal de Fernández (J), y 24, try de Comuzzi (J).

SEGUNDO TIEMPO 3, 6, 22 y 27 minutos, goles de Fernández por tries de Leonardi, Creevy, G. Roan y Camacho (J); 10, gol de Van Zyl por try de Philander (N), y 33, try de González Amorosino (J);

ARBITRO

Francisco Pastrana (URBA)

CANCHA CASI