Resumen Ejecutivo

mayoría (53%) de los entrevistados expresó que la cantidad de trabajadores fijos no experimentó cambios; el 44% de los entrevistados se manifestó de la misma manera en el empleo temporal. Según el análisis de los resultados, se determinó que un ayudante de albañil devenga en promedio Q 47 diarios, mientras que ...
47KB Größe 8 Downloads 13 vistas
Resumen Ejecutivo VI Encuesta al sector construcción Durante el periodo 2004-2007, cuando las tasas de la producción se mantuvieron en crecimiento dentro de la economía guatemalteca, el sector construcción fue uno de los que mostró mayores niveles de dinamismo, con una participación relativa en aumento de 3.6% en 2004 a 4.2% en 2007, en el total del PIB. El crédito absorbido por el sector al 31 de diciembre de 2007, asciende a Q 9,014.9 millones y representa el 13.35% del total de crédito otorgado por las entidades financieras. Asimismo, la Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI) de 2006 refleja que 354,995 personas son contratadas directamente para actividades de la construcción. Principales resultados Los indicadores de resultados muestran que para la mayoría de entrevistados (54%) las obras en construcción aumentaron en 2007 con relación a 2006. Este porcentaje se obtuvo al desagregar los resultados según subsector (infraestructua y vivienda), las respuestas son significativamente similares, ya que la mayoría consideró que las obras en construcción fueron mayores en ambos subsectores. Los saldos de opinión se ubicaron en 29% y 31%, respectivamente. La mayoría de empresarios de la construcción (57%) consideró que fueron mayores los ingresos en 2007 con relación al año 2006. Dentro del estudio, la diferencia entre empleo temporal y fijo, obedece a la forma de hacer negocios en el sector, ya que depende de la cantidad demandada por sus productos. Los resultados obtenidos estiman que, en promedio, las empresas constructoras emplean a 87 trabajadores, de los cuales el 41% corresponde a empleo fijo y el 59% a empleo temporal. La mayoría (53%) de los entrevistados expresó que la cantidad de trabajadores fijos no experimentó cambios; el 44% de los entrevistados se manifestó de la misma manera en el empleo temporal. Según el análisis de los resultados, se determinó que un ayudante de albañil devenga en promedio Q 47 diarios, mientras que un albañil Q 83 y finalmente un maestro de obras Q 138; el personal administrativo gana en promedio Q 3,566 mensuales. Por su parte, el 54% de los entrevistados considera que los salarios aumentaron en 2007 respecto a 2006. En lo que respecta a los indicadores de precios, el 62% manifestó aumento en el rubro de costos, mientras que el 50% se expresó de la misma manera en el comportamiento de los precios de venta. Es previsible que estos dos factores se comporten de igual forma ya que un aumento en los insumos se refleja directamente en los precios finales. Finalmente, el 50% de los entrevistados consideró que tanto la infraestructura como la vivienda tendrán un desempeño expansivo para el año 2008.

Expectativas La mayoría de los entrevistados consideró que tanto las obras de construcción, los ingresos y la compra de materiales serían mayores para el año 2008. Cabe señalar, que aunque el optimismo del desempeño del sector se mantiene, éste ha caído consistentemente desde las tres últimas encuestas. Sobre el indicador del empleo, se distingue que el fijo y el temporal tienen diferente comportamiento. Mientras el primero ha mostrado una leve pérdida en el optimismo, el otro indica que el sector podría absorber mayores cantidades de trabajadores para afrontar la expansión en sus actividades. Temas Adicionales Los temas de coyuntura que se indagaron en esta oportunidad fueron el impacto de las remesas, acceso al crédito, viabilidad de los grandes proyectos planificados en la anterior administración gubernametnal, desempeño del sector en los últimos años, oportunidad y clima de negocios. Como resultado de la percepción sobre las remesas en el país, el 50% de los entrevistados considera que éstas no han tenido impacto, aunque se intuye que su incremento impacta positivamente al gasto en vivienda, debido principalmente a las necesidades básicas insatisfechas en este rubro. En lo que respecta a los grandes proyectos, los resultados reflejan que para el 44% del subsector infraestructura, éstos son viables para la economía, seguido por aquellos que los consideran medianamente viables (33%), quienes los califican como poco viables (18%) y los que expresaron que no están dentro de las capacidades del país (4%). Asimismo, el subsector infraestructura manifestó en su mayoría (61%) que los últimos años fueron dinámicos para el sector en su conjunto. A efecto de conocer la percepción de condiciones favorables para el dinamismo del sector , se indagó en una escala entre uno (muy malo) y diez (muy bueno), específicamente sobre el desempeño de algunos factores de importancia, tales como registro de la propiedad inmueble, trámites sobre impacto ambiental, cámara de la construcción, tasa municipal y licencia de construcción. En este sentido, la cámara de la construcción obtuvo la mejor calificación (6.8), seguida de solicitud a la propiedad inmueble (6.6). Cabe señalar que solamente estos dos resultados se ubican por encima de la media. Por su parte, los trámites ambientales se situaron como el factor con menor calificación (5.8).