Para vivir a pleno la naturaleza

25 feb. 2012 - fácil acceso facilitará el rápido traslado a la Capital Federal, a. La Plata y a la autovía 2 hacia la costa atlántica. Martín Machado, de la unidad.
688KB Größe 6 Downloads 80 vistas
PAG

10

HUDSON DESDE EL JARDIN

Por Cristina L. de Bugatti Para LA NACION

Arbusto de bellas flores azules Más de 150 familias compraron en la primera etapa

Para vivir a pleno la naturaleza Villalobos lanzará su segunda etapa, con 230 parcelas internas y al lago de 600 a más de 1000 m2, y valores desde 28.000 hasta 60.000 dólares Frente al éxito alcanzado por la rápida suscripción para los 224 lotes que conformaron la primera etapa de Villalobos (el primer barrio de los cuatro proyectados en el megaemprendimiento Pueblos del Plata, de Hudson), se inició la convocatoria de nuevos suscriptores para las 230 parcelas restantes de la segunda etapa, cuyo lanzamiento se efectuará durante la segunda quincena del mes próximo. El desarrollo de Caputo Hermanos SA se emplaza sobre 250 ha, con ingreso por la pavimentada calle 63, a 1500 metros de la Autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura del km 32,5, y se ubica

a unos 800 metros de la costa del Río de la Plata, donde desemboca la citada arteria que permitirá la llegada al futuro paseo costero. El fácil acceso facilitará el rápido traslado a la Capital Federal, a La Plata y a la autovía 2 hacia la costa atlántica. Martín Machado, de la unidad de negocios especiales de la empresa Toribio Achával, expresó: “La obra se desarrolla bajo el sistema Inversiones al Costo (INCO), con la ventaja de que todo es financiado por los futuros propietarios agrupados en un modelo cooperativo para convalidar las propuestas y financiar las inversiones necesarias”. De este modo, el fideicomiso permite ser propietario de un lote por un costo mucho menor que el del mercado, por lo que atrae a los inversores y a las parejas jóvenes para construir su residencia permanente, que respetando el código de edificación podrá construirse con la empresa y el estilo que prefiera el propietario. “Al suscribirse se abona el 40% en dólares, destinado a la adquisi-

ción de la tierra, y el saldo se hace en 36 cuotas en pesos más tres refuerzos y un reajuste semestral, según el índice de la Cámara Argentina de la Construcción, lo que se destina a los trabajos de infraestructura –comentó Lucas Savalio, broker de Toribio Achával–. No se permite la suscripción de más de tres lotes por persona.” Contará con todos los servicios por red subterránea y planta propia para el tratamiento de los residuos cloacales. Presentará un gran lago artificial con dos islas, apto para la práctica de deportes náuticos. Los terrenos internos de 600 m2 a más de 1000 m2 se ofrecen de 28.000 a 35.000 dólares, y los que miran al lago de 40.000 a 60.000 dólares, aproximadamente. Las expensas recién comienzan a cobrarse con las últimas cuotas al incorporarse el servicio de seguridad privada. La propuesta de Pueblos del Plata se complementará con diversas áreas de servicios destinadas a colegios, centro médico, paseo de compras y un club deportivo de 100.000 m2 para los cuatro barrios,

además de 12 canchas de tenis, fútbol y rugby. Cada urbanización dispondrá de lagunas artificiales, especialmente diseñadas en armonía con su entorno natural para prácticas deportivas y de pesca, entre arboledas, flora y fauna autóctonas. Hugo Caputo, director de la compañía desarrolladora, explicó: “Llegamos al lugar invitados por algunos damnificados para analizar el proyecto de Puerto Trinidad, un country de inconclusa comercialización. Así descubrimos el gran potencial de la zona y decidimos seguir adelante con nuestros propios planes. Estimamos que en un plazo de cinco años se incorporarán 1500 nuevas familias en estos barrios, lo cual significa un valor agregado para la comunidad de Hudson, por la construcción de viviendas, requerimientos de servicios y necesidades comerciales, tres pilares determinantes que en concreto significan puestos de trabajo y desarrollo económico”.

dentro de Pilar del Este, un complejo de viviendas privadas que ocupa un predio de 580 hectáreas y que hoy cuenta con un clubhouse, un sector deportivo con pileta, canchas de fútbol y tenis, gimnasio, pista de patinaje y servicio gastronómico. También hay una sede del colegio Saint Mary of the Hills, al que asisten más de 500 alumnos de toda la zona. “Se trata ni más ni menos que de aplicar el sistema de desarrollo al costo que generó buenos resultados desde hace más de quince años. La suma de aportes individuales de los suscriptores, en este caso, no sólo financiará la infraestructura de servicios del barrio, sino también la vivienda. En el desarrollo tradicional de barrios privados brindamos la posibilidad de acceder al lote; ahora ofrecemos terreno más casa”, sostiene Nicolás Degano, director del proyecto.

Agrega: “El sistema es similar al de un plan de ahorro. Las casas se entregan de manera escalonada a partir del tercer año y se puede acceder a ellas por adelanto de cuotas o selección anual al azar”. El proyecto tendrá 134 unidades en terrenos de 375 m2 con casas de 80 m2, con posibilidad de ampliar a 100 y 120 m2. El valor de suscripción es de 103.000 dólares

y se integrará en un anticipo en dólares del 12% y 120 cuotas mensuales en pesos. El esquema de entrega es similar al de Villa Nueva. El directivo explicó también que el carácter abierto del barrio facilita la subdivisión y los trámites de escrituración, y además genera costos más bajos, ya que no hay expensas.

Juan Manuel Raimundo

Sábado 25 de febrero de 2012 / LA NACION CLASIFICADOS

PILAR DEL ESTE

Listas para instalarse Eidico amplía su oferta de viviendas terminadas, que se construirán sobre un predio de 580 hectáreas Luego del éxito de suscripción de la tercera etapa de Casas de Santa María, en Villa Nueva, en la que quedan muy pocas unidades disponibles, Eidico lanza un nuevo proyecto de esta nueva modalidad de desarrollo que asegura, dentro de un barrio abierto, no sólo el lote, sino también la casa terminada. El barrio de casas se levantará

Por obra de la acción directa de pedir un gajito, los aficionados son los mayores agentes de difusión de las especies jardineras. También lo es el hecho de cortar un gajo que esté a mano (bah, robar, pero a esa acción pecaminosa no me quiero referir). Lo cierto es que hace ya muchos años viajé por tierra a Florianópolis y vi, a lo lejos, un gran arbusto de copa redondeada y grandes grupos de flores azules. El hallazgo me desasosegó; pero en 1980, mi hermana trajo de Jardín América, en Misiones, unos gajos de aquella maravilla, que enraizaron y prosperaron sin dificultad. La botánica informa que pertenece a la familia de las melastomatáceas, al género Tibouchina, como otras especies tropicales, y que es originaria de Brasil. En este caso, es una Tibouchina semidacandra, y el texto que la describe en la Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería de los ingenieros agrónomos Lorenzo Parodi, Milan Dimitri y colaboradores, destaca algunas similitudes con el ejemplar que crece en mi jardín. Es un arbusto de hasta seis metros de alto, en este caso, muy ramificado desde su base, atractivo follaje, con hojas aovadas, cubiertas con pelusa plateada y recorridas por tres o cinco nervaduras. Las flores de más de un centímetro de diámetro y cinco pétalos color azul intenso, se ubican en grandes racimos terminales, compuestos, que aparecen a principio de verano y van floreciendo a lo largo de varios meses en los extremos de ramas largas, delgadas y arqueadas. En este caso, la planta está apoyada en una pared orientada hacia el Norte, lo que asegura más reparo del frío. Insisto en la facilidad de su reproducción por gajos, incluso usando ramas largas, que se pelan en su parte inferior y se plantan, de manera que, desde su inicio, la planta ya tiene altura, pero la formación de los racimos florales en sus extremos requiere una o dos temporadas. Es muy atractiva y, usando palabras de Discépolo: se paraban pa’ mirarla... Los viveros ofrecen otras especies del mismo género si bien de menor talla, también con bellas flores azules. En esta asumimos con orgullo la casi exclusividad.