Nada es para siempre

—contempló el techo de la sala común, como si los pegotes de papel adheridos con escupitajos le fueran a proporcionar alguna clase de discernimiento en.
464KB Größe 0 Downloads 161 vistas