Los videojuegos

Los videojuegos también son literatura . ... que estos se pueden vincular con los videojuegos para ..... que los balones de fútbol no son redondos, las bi-.
23MB Größe 2 Downloads 74 vistas
Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014 • ISSN: 2216-1554 • Consejo de Redacción: Panamericana Editorial Ltda. Diseño y diagramación: Martha Cadena • Relaciones públicas de MásLibros: Jaidyth Perdomo Impresión: Panamericana Formas e Impresos S. A. • Calle 12 N° 34 - 30, tel.: 364 9000 • www.panamericanaeditorial.com

Los videojuegos  También son literatura Por Paula Rivera Donoso*

Los videojuegos también son literatura .....................  1 Un duende para adolescentes de todas las edades....  2 La llegada del dragón....................................................  3 Novedades y recomendados.........................................  4 El año de Jordi Sierra i Fabra.......................................   6 Eventos............................................................................   6

Un adolescente en casa.................................................  7 acerquen a los libros como en geneAlelé, Alelé. Una celebración de la poesía de las raciones anteriores? Una respuesta imágenes.........................................................................  7 afirmativa a una pregunta como La negación del existencialismo .................................  8 esa solo correspondería a una miHay Festival....................................................................  8 rada simplista de la situación. Actualmente estamos en un contexto en que los medios audiovisuales han modificado la forma de percibir niños y jóvenes más cercanos? Y, más imel mundo y relacionarse con la sociedad. portante aún que lo anterior, ¿sabemos qué Uno de los efectos de estos cambios ha sido es lo que ellos valoran más en sus títulos el espacio cada vez más reducido que tie- favoritos? ¿Nos hemos dado el trabajo de ir nen los integrantes de un núcleo familiar más allá de nuestras narices siquiera para para compartir entre ellos. En estas cir- observarlos jugando, para preguntarles cunstancias, se entiende que los videojue- por lo que hacen, tienen que hacer o gusgos puedan resultar más atractivos para tan de hacer en ellos, o hasta para pedirles las generaciones más jóvenes que los jugar en su compañía? libros, que requieren de determinados Cuando yo era niña y adolescente, procesos cognitivos y afectivos que deben nadie lo hizo por mí. Y yo jugaba videojuedesarrollarse en el tiempo antes de poder gos, desde luego. Jugaba muchísimo. Aún ser apreciados en todo su potencial. lo hago, en mi adultez. Lo curioso del asun¿Pero es esto por sí solo un factor ne- to es que yo nunca aparté los libros por gativo? Para nada. Sería como afirmar que ellos. La literatura siempre formó parte de la lectura en sí misma es positiva, más allá mi vida, de una forma muy similar a los vide lo que se esté leyendo (y cómo se esté deojuegos. La única diferencia que veía enhaciendo). Lo cierto es que este factor solo tonces era que en el colegio debía leer por corresponde a un cambio de paradigma obligación obras que, en su mayoría, no que, a mi juicio, padres, educadores y hasta me gustaban mucho, mientras que nunca especialistas en fomento lector de todo tipo me pedían jugar a videojuego alguno. no han sabido comprender en su esencia. Y era precisamente en los videojueAdultos todos, ¿sabemos qué es real- gos en los que, por esos días, yo encontramente un videojuego y qué podría llegar ba las historias con las que más me sentía a ser? Más allá del aspecto técnico, ¿sa- identificada. bemos qué videojuegos juegan nuestros Porque ahora, con el paso del tiempo, puedo decir con propiedad que eso eran —y son— para mí los videojuegos, al menos los que más valoro: un medio audiovisual de pretensión lúdica que cuenta una historia, de la misma manera en que un libro de ficción entrega un relato a través de palabras impresas en legajos encuadernados. © Fotolia: DenisNata

La escena parece típica: una madre o un padre amonestando a su hijo o hija por pasar demasiado tiempo jugando videojuegos en lugar de dedicarse a otro tipo de actividades, en su opinión, más saludables y enriquecedoras, como la lectura. Y la escena que se desprende de la anterior, lamentablemente, también es típica: el hijo o hija concibiendo la literatura como un castigo en contraste con la diversión, ahora restringida, de los videojuegos. Es cierto que cada vez hay mayor disposición y conocimiento de parte de algunas familias para hacer de la lectura un placer y no una penitencia, gracias a la difusión e importancia que cada día van cobrando diversas iniciativas de fomento lector en múltiples países. A pesar de lo anterior, este rechazo automático hacia los videojuegos persiste a niveles que me parecen francamente sorprendentes ¿Son los videojuegos los grandes culpables de que los niños y jóvenes no se

CONTENIDO

Continúa en la pág. 2 * Si eres mediador o docente, cuentas con conocimientos literarios y te interesas en estudiar la forma en la que estos se pueden vincular con los videojuegos para su eventual aplicación en actividades de fomento lector, puedes visitar mi sitio La Narrativa de los RPGs. En él, me dedico a analizar crítica y exhaustivamente la narrativa de algunos RPGs desde teorías y concepciones literarias varias: http://lanarrativarpg.blogspot.com/

© Rocío Parra Parra MásLibros. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

•1

Viene de la pág. 1

En otras palabras, yo siempre leí historias, ya fuese en libros o videojuegos, porque no me importaba el formato, sino la esencia narrativa que yacía detrás. Antes de llegar a C.S. Lewis en mi infancia o a J.R.R. Tol­­kien en mi adolescencia, y mucho antes de llegar a Ursula K. Le Guin y Michael Ende en mi temprana adultez, mi primera aproximación hacia la Fantasía que amo leer y a la que pretendo rendir tributo en mis propias obras fue a través de los videojuegos. Fueron estos los primeros en mostrarme un imaginario — un legendarium— que condensaba todo lo que yo podía esperar de la vida y de mi Destino hasta entonces. Y es que los adultos mediadores parecen haber olvidado que uno de los principales aspectos para el desarrollo del placer por la ficción pasa por el disfrute de una historia entretenida y significativa para niños y jóvenes. Debo confesar que me parece estupendo que algunos chicos encuentren en los videojuegos estas historias, porque esa fue mi experiencia. Puedo dar sincero testimonio de que eso no tiene por qué afectar negativamente el acercamiento hacia la lectura literaria. Al contrario, estoy convencida de que puede potenciarlo muchísimo, si tan solo fuese aprovechado y tomado en consideración por los mediadores de lectura en lugar de ser menoscabado gratuitamente o por ignorancia. ¿Cómo un videojuego podría contar una historia? Pues a través de una narrativa específica, que varía de subgénero en subgénero. Personalmente siento gran afición por los RPGs (role playing games), que básicamente se sustentan en el desarrollo de una historia por la que los jugadores deben progresar para avanzar. No hay puntos, no hay competencia: hay un mundo autónomo en que viven personajes inmersos en un argumento desenvuelto a través de un guion, tal y como una novela, cómic o película, solo que interactivos. En este sentido, el involucramiento del jugador no pasa únicamente por decidir el curso de algunos eventos, sino también por el grado de

Cortesía del editor

inmersión en este particular universo narrativo. ¿Cuánto podríamos demorarnos en leer una novela? Un buen RPG clásico —un buen RPG— no suele tomar menos de 30 horas (reales, humanas) en acabarse. Me he imaginado muchas veces los gritos de espanto de algunos: “¡30 horas jugando!”. Sí, pueden ser más de 30 horas. ¿Y qué? ¿Están conscientes de lo que podría significar eso en términos afectivos, si sabemos dosificarlas sana y adecuadamente en el tiempo? En la narrativa tradicional, los lectores solemos encontrarnos ante la historia desde afuera: somos los oyentes en torno a una fogata que cruje entre las páginas, hechizados por las palabras de un cuentacuentos del que solo conocemos su voz. En los RPGs, en cambio, nosotros somos los responsables de hacer fluir constantemente la historia. Nuestras manos pulsan botones que hacen que los personajes se muevan, interactúen entre sí, decidan Destinos enteros. Nosotros vamos eligiendo fuera del país, siempre defendiendo la lectura nuestro equipo de juego, encariñándonos con nuestros de lo literario como un placer que educa; es personajes y preparando estrategias para hacerlos soacadémico de la lengua y de la historia, y cabrevivir. Podemos desperdiciar tardes enteras caminantedrático en distintos centros universitarios. do por una ciudad por el simple placer de meternos a Ha recibido 5 doctorados honoris causa en todas las casas a hablar con la gente, en entornos que Colombia, Argentina, Estados Unidos e Italia. respiran vida más allá de los sprites o pixeles. A su libro más reciente, El duende de Y todo esto por un período que bordea las 30 hola guarda, lo define como un fabulario para ras. El grado de compenetración, por tanto, es altísimo. adolescentes de l0 a 90 años. Porque todos Cada evento clave es vivido con emoción o tensión, cada —dice— llevamos por dentro un niño, a vemuerte significa un espacio menos en nuestro equipo, un ces triste, siempre dispuesto a la ternura y al arma u objeto que ya no podrá usar nadie más. ¿Alguna asombro; un niño que es la parte de bondad y vez alguien que no haya vivido esta experiencia se habrá esperanza que no nos abandona ni en las peoimaginado lo que significa vencer el desafío final y ver res circunstancias; un habitante de esa patria la última escena entre aquellos personajes con los que de la infancia, el lugar donde vislumbramos la se ha compartido tanto, para luego leer los créditos en felicidad, que al crecer hemos ido perdiendo pantalla? ¿Alguien así comprenderá que eso, a su modo, entre la cotidianidad de los problemas y de la puede ser tanto o más intenso que cerrar un libro en su costumbre de dejar que la vida pase a nuestro última página? lado, olvidándonos que debemos incorporarPorque así es; yo lo he vivido.Y puedo decir que es nos a ella y disfrutarla. una de las mejores experiencias ficcionales que he teniEl libro está formado por 25 poemas; do y jamás podría avergonzarme en reconocerlo. y el final, cuando el protagonista “vence el Pero, por lo mismo, me molesta que ese enorme umbral y empieza otro sendero”, le queda al potencial quede limitado por culpa de la ignorancia de lector una sensación de plenitud, de fe en la quienes jamás se han ocupado de siquiera intentar envida, de una alegría que quiere compartir con tender de qué va esto. ¿Por qué esperamos que nuestros quienes lo rodean, contándoles que es posible niños y jóvenes lean ficción? ¿Queremos que aprendan el amor, que la amistad ilumina los caminos, conocimientos y valores o que mejoren sus destrezas y que la palabra es magia porque construye cognitivas? ¿O esperamos que entren en contacto con imágenes, define sentimientos, y nos permite historias que importen, esas que nos ayudan a converser y permanecer más allá del olvido. tirnos en personas más consecuentes y críticas, que nos entregan sentido a nuestras vidas y que son capaces de arrancarnos lágrimas y sonrisas al volver a ellas?

Un duende para adolescentes de todas las edades Fernando Soto Aparicio tuvo dos celebraciones importantes: cumplir 80 años y ver publicado su libro número 60. De su pluma han salido novelas, poemas, cuentos, ensayos, obras de teatro y de literatura infantil y juvenil; también guiones para cine, centenares de artículos para periódicos y revistas del país y del exterior, y una incalculable cantidad de libretos para programas dramatizados de televisión. Ha dictado más de dos mil conferencias, conversatorios y tertulias dentro y

2 • Panamericana Editorial. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

© Fotolia: adam121

Los videojuegos...

Los videojuegos...

Viene de la pág. 2

Yo, al menos, espero lo segundo.Y, como lectora y videojugadora, puedo sostener que esto se puede lograr tanto a través de ciertos libros como de ciertos videojuegos. Ahora bien, es imposible pedirle a gente que está habituada a otro paradigma que se adentre de pronto a un universo tan amplio como este a estas alturas, pero no se trata realmente de eso. Lo que sí considero relevante es que estos adultos, sobre todos aquellos que esperan que sus hijos o alumnos desarrollen un gusto por la lectura, sean capaces de comprender que quizá estos ya leen, solo que en formatos narrativos distintos. Que lo comprendan y se esfuercen, por amor o genuino interés, en acercarse a estos niños o jóvenes y compartir con ellos esta experiencia, sin juzgarla o interponerle al frente un libro. En cuanto a los mediadores, que se den el trabajo de encontrar el punto de bisagra en que historia de videojuego e historia de novela o cuento puedan unirse orgánica y armónicamente. Nunca tenemos que olvidar que las buenas historias son siempre buenas historias, sin importar cómo sean contadas. Hay veces, sin embargo, en que el puente se tiende casi por sí solo: el día en que me senté ante el computador para escribir mi primer trabajo de Fantasía lo hice porque quería contar con mis propias palabras, desde mi propia voz, esos primeros mundos y esas primeras historias que me importaron. Solo los años me hicieron encontrarme con novelas y relatos en donde —¡por fin!— había narrativas que me producían sensaciones y sentimientos similares: la literatura de Fantasía. Pero nunca he dejado de pensar que fueron los videojuegos, principalmente, los que me hicieron decidir convertirme en autora. Y, sin duda, fueron ellos también los culpables de que esté escribiendo esta columna en su defensa, a modo de agradecimiento por todos los años que me han hecho reír y llorar, por todas las ideas y conceptos con los que me han inspirado para mis propios proyectos, por todos los recuerdos que su narrativa, su ambientación y su música me han enseñado a atesorar. Porque los videojuegos también son literatura y a ellos debo gran parte de la mía. (Agosto 2013, Chile) Cortesía de la Fundación Cuatrogatos

Paula Rivera Donoso Escritora chilena. Profesora de Lenguaje y licenciada en Letras Hispánicas. Autora de la novela para niños La niña que salió en busca del mar (Ediciones Universitarias de Valparaíso, 2013). Ha publicado el poemario VentanasAproximaciones al haiku (Hebra Editorial, 2010).  Editora del sitio web de Fantasía Austral, colectivo dedicado a la creación, crítica y difusión del género fantástico.

© Rocío Parra Parra

http://tierradefay.blogspot.com/

¿Qué hay detrás del fallo de la Haya?

la llegada del

En este libro los autores hacen una crítica de fondo a la decisión de la Corte Internacional de Justicia, en virtud de la cual se pretende romper la unidad territorial de Colombia. Demuestran que el ocultamiento de un contrato entre el Gobierno de Nicaragua y una empresa china, impidió que tanto los jueces de la Corte, como la defensa colombiana, tuvieran conocimiento de la firma de un contrato suscrito el 31 de octubre de 2012, justo 19 días antes del fallo, que meses después terminaría convertido en una ley de Nicaragua, a través de la cual se entregó a los chinos en concesión por cien años, aguas en el Caribe para la construcción de un canal interoceánico, que en su concepto, incluye territorio marítimo colombiano. A través de su investigación, los autores no solo demuestran la relación que existe entre la decisión de La Haya y la construcción del canal, sino que también, de manera clara y detallada explican los “siete pecados” del fallo y proponen la “panoplia” con la que en su concepto debe contar el país, afirmando que es oportuno y necesario que el Gobierno Nacional, a la luz del derecho internacional y del estatuto de la Corte Internacional de Justicia, presente las solicitudes de revisión e interpretación del fallo. En este análisis los autores abordan el trasfondo geopolítico del momento y advierten, como lo sugiere el título de la obra, que estamos frente a “la llegada del dragón”.

¿Falló La Haya?

En algún lugar de un libro hay una frase esperándote para darle un sentido a la existencia. Cervantes

MásLibros. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

•3

R E C O M E N D A D O S • N O V E D A D E S

“Que no sea un motivo...” Había una vez un perro Un divertido álbum ilustrado que narra la historia de un perro que quiere protagonizar un cuento, pero el narrador no se sabe ninguno. Sin embargo, en cada página, aunque no se hable de él, este perro hace lo necesario para aparecer.

Emiliano Lozano y su marrano Emiliano es el mejor carnicero que se conozca y su mayor anhelo es ganar el premio al mejor salchichón. Acaba de ir a una feria donde compró un marrano para convertirlo en salchichón. Por su parte, Hernando, el marrano, desea terminar en el plato del presidente. Pero Emiliano y su marrano poco a poco se convierten en compadres, en uña y pezuña. Y Emiliano no le dará a Hernando el final tan anhelado. ¿Y entonces qué hará Hernando con su vida?

Así lo escuché, así lo cuento Las historias de tradición oral, constituyen uno de los más ricos patrimonios culturales. Luis Fernando Macías incluye aquí algunos cuentos que escuchó muchas veces durante su infancia en Antioquia, pero nunca una versión fue igual a las otras que le contaron.

La rana embrujada

El cuerpo de Tomás

Cuando Luna escucha un ruido en la cocina, cree que hay un ladrón en la casa. decide bajar a averiguar y antes de si quiera verlo, decide lanzarle un hechizo y convertirlo en rana. Sin saberlo,¡Luna ha convertido a su papá en rana! Y por si fuera poco lo ha sacado de la casa por la ventana. Si nos e apresura a encontrarlo su papá podría terminar como la cena de un búho.

Mientras los pequeños lectores acompañan a Tomás en su agitado día, encontrarán solapas para levantar, ruedas para girar y un fantástico esqueleto plegable. Este libro interactivo les permitirá conocer y aprender sobre su cuerpo.

La nueva Un genio en la pantalla Una historia fantástica donde un genio una mañana despierta prisionero en la pantalla de un computador.

Arma tu robot En estas páginas los niños conocerán el maravilloso mundo de los robots y podrán crear su propia colección con fascinantes modelos de algunas de las máquinas más avanzadas del mundo.

Usted puede dormir bien Para muchos el sueño es natural y solo por causa de trastornos este se involucra convirtiéndose en un problema.

4 • Panamericana Editorial. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

Paulina es nueva en su salón. Y la acogida de los niños no es la más calurosa… Martín, en particular, no juega con las niñas, pero su maestra le “confía” a Paulina durante su primer día de clases

Historia del Clásico Millonarios-Santa Fe Guillermo Ruiz Bonilla, el estadígrafo más reconocido del fútbol colombiano, reúne en las páginas de este libro las anécdotas, las formaciones y las figuras de los dos equipos de la capital, Millonarios e Independiente Santa Fe.

Paraíso de la obediencia Un libro de exploración, donde los más oscuros rincones del alma son descubiertos, para concluir que el placer es uno de los caminos que conducen al verdadero deseo del ser humano: ser amado.

N O V E D A D E S

Cómo funciona el mundo

Mi amigo Deleite

El perro enterrador guarda su más preciado tesoro —su hueso carnudo— para el final del día, pero no cuenta con que el perro vecino ha descubierto su escondite. Bill, otro personaje de este libro, odia el baño y no sabe que nadie logra escapar de las garras de la tía Blanca y, finalmente, Bob se aburre a morir estando solo, pues su compañero de juegos es un pez. Cómo podría divertirse con él?

La neurociencia ha demostrado que aquellas conexiones cerebrales que se formaron durante la niñez, pueden rehacerse para modificar viejos patrones de comportamiento que nos impiden establecer relaciones saludables con nuestra pareja, en el trabajo o con la familia y amigos. Marsha Lucas enseña cómo hacerlo.

Estamos rodeados de cosas increíbles en un mundo natural y vivimos en una era definida por los emocionantes avances de la ciencia, la ingeniería y la tecnología. Pero ¿realmente entendemos cómo y por qué las cosas suceden de la manera que lo hacen? ¡Este libro lo explica todo! Explora las maravillas de todo lo que vemos alrededor y nos ayuda a descubrir cómo funciona el mundo.

Gregorio al nacer conoce a Deleite, un personaje mágico, con el que se comunica con sus pensamientos. El niño, Horacio su gato y el fantástico personaje se hacen grandes amigos y viven extraordinarias aventuras.

The Suicide Club

El secreto del laberinto

¡Piensa de nuevo!

Teo y Nicolás se acaban de conocer. Él es un muchacho inteligente, curioso y muy tímido; ella una niña un poco malcriada e irónica, pues odia pasar las vacaciones lejos de su familia, en casa de su tía en un pueblo donde nunca pasa nada. Sin embargo, estas vacaciones serán diferentes y su nuevo amigo la llevará a conocer el misterio de los etruscos y el peligro de verse envueltos en un extraño robo.

Guía de Gruff a la Tierra de los Cuentos de Hadas

La Tierra de los Cuentos de Hadas es un lugar al que se debe ir con muchas precauciones. Qué comer, qué lugares evitar, los personajes con quienes podríamos encontrarnos y lo que sería prudente decir o callar, son algunas de las recomendaciones que encontrarán en esta guía turística, escrita por la experimentada cabra Gruff.

El club de los suicidas (The Suicide Club) es una novela de aventuras compuesta por tres breves historias. El protagonista, el príncipe Florizel de Bohemia y su amigo el Coronel Geraldine se infiltran en una sociedad secreta cuyos miembros quieren suicidarse. El líder de esta oscura organización hace que los miembros de su grupo se maten entre sí, y el príncipe deberá desenmascarar a este villano antes de que él mismo sea el próximo en morir.

Este libro esclarece datos y hechos ambiguos del mundo. En sus páginas, lectores de todas las edades emprenderán un viaje a través de la historia, la ciencia, el mundo natural y el cuerpo humano en busca de la verdad. Teorías infundadas, errores comunes de cálculo, mitos enredados, imprecisiones absurdas y malinterpretaciones confusas son desmantelados para poner en evidencia hechos y datos reales.

Tenemos tu número

El Principito ¡Un viejo enemigo, la Serpiente, ataca al universo! Solo el Principito podrá hacerle frente a esta destructora de sueños y por eso ha decidido dejar su asteroide y partir en compañía de Zorro para descubrir planetas regidos por leyes diferentes y ayudar a equilibrarlos. Basada en una serie animada de televisión y, por supuesto, en la obra maestra de Antoine de Saint-Exupéry, esta serie de libros de novela gráfica revive un personaje emblemático que envía mensajes de esperanza, responsabilidad y generosidad.

Este libro sorprenderá a los niños con las formas inesperadas en que las matemáticas le dan forma a la vida. En él podrán explorar un mundo en el que los balones de fútbol no son redondos, las bicicletas tienen ruedas cuadradas y los números imaginarios ayudan a los aviones a mantenerse en el aire. Aprenderán a hacer una figura con una sola esquina y cómo hacer matemáticas rápidas para sorprender a sus amigos.

El alcohol un mal amigo

Lo cierto es que el consumo excesivo de alcohol supone un peligro real. En este libro te ayudamos a reflexionar sobre el consumo y a ser consciente de tus propios límites.

El viaje sin fin

La historia es impactante y logra involucrar al lector con el maravilloso valor de los libros. El héroe es un niño que ama los libros, que devora sus historias, que descubre que la biblioteca es un gran templo de aventuras y verdadero conocimiento.

Mi horrendo y espantoso libro de calcomanías y juegos, Mi mágico libro de calcomanías y juegos Actividades entretenidas, desde laberintos, imágenes para colorear y juegos de unir puntos, hasta juegos de mesas para que te diviertas con tus amigos y tu familia. También podrás realizar algunas manualidad. Con más de 150 calcomanías, estos fantásticos libros te aseguran horas y horas de diversión.

Vive el arte Personas / Animales Esta serie incluye una fantástica selección de obras inspiradas en animales (Vive el arte: animales) y en personajes (Vive el arte: Personas), creadas por una amplia gama de reconocidos artistas. Los libros incluyen diversos proyectos, cada uno con instrucciones paso a paso y adaptados para que jóvenes artistas con diferentes habilidades puedan crear sus propias obras de arte.

MásLibros. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

•5

R E C O M E N D A D O S

Reconecte su cerebro para el amor



El perro enterrador y otras historias

Eventos

Enrique tiene cinco años

El año de Jordi Sierra i Fabra

¡Un libro para reconocer en cada uno de nosotros el derecho a ser diferentes!

En noviembre de 2012, coincidiendo con la aparición de sus “Memorias Literarias”, que celebraban sus 40 años de escritor y los 10 millones de libros vendidos, Jordi Sierra i Fabra recibió el Premio Cervantes Chico como reconocimiento a toda su carrera. En un año, hasta noviembre de 2013, el autor catalán ha incrementado su palmarés de honores con otros cinco galardones, el Premio La Galera (votado por 240 escolares españoles), el Premio Vicent Silvestre, el Premio Anaya, el Premio Nacional de las Letras Lorenzo Luzuriaga y el reciente Premio Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil, de nuevo por su asombrosa y productiva carrera asi como por la obra social de sus Fundaciones en Barcelona (España) y Medellín (Colombia). Jordi sigue pues de moda. En marzo estrena película, “Por un puñado de besos”, dirigida por David Menkes, y estos días uno de sus libros más famosos, Kafka y la muñeca viajera se ha convertido incluso en ballet en Francia. No es de extrañar que Panamericana le tenga entre sus autores favoritos y publique otra de sus creaciones: Festival de las palabras.

La escritora Clarita Spitz presentó en varios colegios de Barranquilla y en Comfamiliar Atlántico su libro Enrique tiene cinco años.

Festival del Rin

Coediciones de Francia y Alemania Panamericana Editorial participó con una exhibición de sus libros traducidos del francés y del alemán en el Festival del Rin, evento organizado por el Goethe- Institut, la Alianza francesa y las embajadas de Alemania y Francia, en el que se conmemoraron los 50 años de la firma del tratado del Elíseo. El evento registró más de 3000 asistentes.

Espantapájaros

Alelé, alelé. Poesía para la primera infancia Los amigos de Espantapájaros celebraron con el escritor Sergio Andricaín su nuevo libro. La presentación estuvo a cargo de las profesoras, Lucía Liévano y Maribel Vásquez, quienes conversaron con el escritor sobre el lugar de la poesía en las bibliotecas infantiles y sobre la selección de poemas, juegos y canciones que hacen parte de Alelé, alelé. La celebración fue muy emocionante y niños y adultos terminaron cantando y jugando con el libro.

Michel Ocelot

El genio del cine animado francés, estuvo en Colombia Gracias a la Embajada de Francia en Colombia y su edición número 12 del Festival de Cine Francés, Panamericana Editorial compartió con el director de cine animado, Michel Ocelot, porque fue uno de los invitados más importantes del evento, quien no sólo estuvo en Bogotá hablando de su trabajo como animador sino que visitó Medellín y Cali dejando su experiencia y magia en Colombia. Nuestra editorial tiene el único libro de su autoría traducido al español, Azur y Asmar. El autor compartió con los lectores en Panamericana de Cali.

Los grandes filósofos

Una nueva forma de conocerlos En la V versión del Congreso Internacional de Creatividad e Innovación Social y la V del Seminario Internacional de Filosofía para Niños organizados por la UniMinuto y la Fundación Crear Mundos de España, se realizó la presentación de libros Filosofía para jóvenes lectores, obras entretenidas y divertidas sobre la vida de grandes pensadores: San Agustín, Marx, Kant, Lao Tsé y Sócrates.

La literatura infantil y juvenil

Se tomó las librerías en Bogotá y el país Panamericana Editorial participó con varias actividades en el 7° Festival del Libro para niños y jóvenes en Bogotá, con el escritor Francisco Leal, la escritora Luisa Noguera, la ilustradora Patricia Acosta, el ilustrador Carlos Manuel Díaz, en Cartagena con Gustavo Tatis, en Cúcuta con Manuel Urbina, en Pereira con Octavio Escobar y en Medellín con Luis Fernando Macías. Estos son algunos momentos compartidos. 6 • Panamericana Editorial. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

Un adolescente en casa “Parece otra persona. Antes era tan tierno y ahora ni nos habla”, “Ya no quiere salir con nosotros. Se la pasa todo el tiempo con sus amigos”, “Si no supera pronto esta etapa nos va a enloquecer”, “Es que no soporto el pelo largo y los pantalones escurridos”, “Está todo el día chateando con sus amigos o hablando por celular”. La adolescencia es la etapa de transición entre la niñez y la adultez, que necesariamente trae una serie de cambios físicos y psicológicos que afectan radicalmente a los niños-jóvenes. Este proceso no solo influye al joven sino también a toda la familia; y es normal. Todos pasamos por ello, y todos salimos de ello. Pero, si bien es cierto que todos los caminos conducen a Roma, es mejor escoger el menos tortuoso. Parte del compromiso de ser padres es ayudar a los jóvenes a encontrar su identidad, a ubicar un lugar en la sociedad y a hacerles comprender que a pesar de la edad, la familia sigue estando vigente para ellos. Por eso es importante que los padres conozcan de qué se trata esta etapa, lo que les permite tener una pauta de los posibles comportamientos a los que se van a enfrentar. Conocer estos aspectos facilita ayudar a los jóvenes a lidiar con los cambios propios de esta época y a identificar el impacto que estos pueden tener. Esta obra es un libro para padres de adolescentes hoy, que sin reserva alguna trata todos los temas posibles a los que cada joven se ve abocado en la vida real. Sin la pretensión de “sentar cátedra”, pero sin omitir información, las autoras exponen con claridad las diversas situaciones fáciles, complejas, difíciles, etc., que circunscriben el marco social donde cualquiera de sus hijos se puede estar moviendo cada día. Busca no solo

informar y alentar a los padres al respecto, sino, y sobre todo, apoyarlos en su papel de padres de hijos adolescentes. Por esta razón, esta obra no se pensó como un tratado de psicología sino como una guía práctica para padres reales con hijos jóvenes reales, que se enfrentan a diario a situaciones como el pelo largo, la ropa desaliñada, los excesos de alcohol, las relaciones sexuales de los adolescentes, los permisos, las pandillas y las llegadas tarde, entre muchas más. A ellos, a esos padres que tienen que lidiar a diario con un adolescente en casa, que quieren hacerlo de la mejor manera y con herramientas útiles, a ellos va dirigida esta obra.

A propósito de las vacaciones

algo que les dé mucha ilusión es precisamente esto. Sin embargo, el tiempo en familia también es importante, más aún si se trata de la Navidad y el Año Nuevo. Por eso, antes de embarcarse en una discusión que termine en imposiciones forzadas, hablen conjuntamente para llegar a un buen acuerdo. Una buena forma de solucionar el tema es dividir el tiempo de vacaciones entre la familia y los amigos. Para usted también es conveniente tener en tiempo solo con su pareja. Si usted cree que su hijo es lo suficientemente responsable como para poder viajar con sus amigos, permítaselo. Fije unas reglas de comportamiento y comunicación que deberán cumplirse, dejando claro que estas van a ser los futuros determinantes de otros permisos. Empiece a confiar en ellos a través de salidas cortas, de un fin de semana, por ejemplo, y vaya viendo qué tanto puede permitir y qué no. Asegúrese de saber dónde va a estar su hijo y con quién. Cuánto dinero lleva para el viaje y si es suficiente. Para que todo el gasto no salga de su bolsillo, dígales que aporten un porcentaje de sus ahorros en sus vacaciones. Esto es un gran motivante para promover este hábito.

Se acerca otra gran temporada de vacaciones y si usted es padre de adolescentes seguramente va a tener varias solicitudes extras de sus hijos. La razón: quieren pasar vacaciones con sus amigos, no con ustedes. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cómo conciliar todos estos aspectos sin perturbar la paz familiar? Es comprensible que los jóvenes quieran estar con sus amigos antes que con su familia. Las vacaciones son una época donde pueden estar tranquilos de responsabilidades académicas y, por qué no, compartirlas con sus iguales. Si hay

Alelé, alelé

Una celebración de la poesía de las imágenes Por Oswaldo Roque Lejos del bullicio de la ciudad —rodeados de árboles y visitados ocasionalmente por mapaches, gatos salvajes, búhos y hasta osos—, en una casa de Lehigh Acres, en la Florida, Estados Unidos, vive un matrimonio de reconocidos artistas plásticos cubanos: María Sánchez y Alexis Lago. Aunque la mayor parte de su creación la dedican a la pintura, hay una pasión que ambos comparten: la ilustración de libros para niños. Alelé, alelé. Poesía para la primera infancia, publicado por Panamericana Editorial, les dio la posibilidad de emprender juntos, por primera vez, un proyecto de ilustración. La aventura artística no pudo tener un final más feliz. La conjunción de sus estilos plásticos, de su maestría en el uso del color, de su fantasía y sentido del humor, dio como resultado las deliciosas imágenes que acompañan esta excelente antología poética firmada por Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez. Con María y Alexis charlamos sobre la experiencia de un ilustrar un libro destinado a los niños de las primeras edades. Ahora bien, en nuestra entrevista estuvo presente alguien más: Haiku, el juguetón y consentido perro de la casa, quien a cada rato

nos interrumpió para pedirnos que le lanzáramos una pelota y poder correr, a una velocidad increíble, para atraparla. ¿Cuál fue su punto de partida al concebir las ilustraciones de Alelé, alelé? Alexis Lago: “Es un libro donde la poesía es protagónica y quisimos que la imagen, en su sencillez y ligereza, pudiera ser usada por el adulto para compartir la lectura con el niño pequeño. El trabajo de ilustración partió de la evocación de aquellos libros de finales del siglo XIX y principios del XX que contenían poesías y rimas para niños y eran muy sobrios, con graciosas viñetas y algún uso de orlas”. María Sánchez: “Una guía importante en este trabajo fue conservar la frescura y la condición lúdica que emanan del texto, conformado por nanas, juegos y rimas de divertimento”. ¿Qué pueden decirnos sobre el color y la figuración que escogieron? María Sánchez: “Elegimos la acuarela como medio y apostamos por colores rotundos y contrastes por MásLibros. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

•7

Una celebración...

Albert Camus

© http://www.voxsartoria.com

La negación del existencialismo

Si algo detestaba Albert Camus era que lo llamaran existencialista. Le resultaba impensable que la existencia le diera su nombre a un movimiento filosófico y literario. Él prefería ser Albert Camus. Sin remoquetes ni adjetivos intelectuales. La existencia le resultaba lo suficientemente banal y oscura para representar un período de la historia que se caracterizaba, irónicamente, por la ausencia del sentido común. Existir se había convertido en dejar transcurrir el tiempo, sin esperanzas ni sueños, pues en el mundo en el que vivió Camus todo era devastación y temor. Su obra gira en torno a lo absurda que resulta la condición humana. Nacido en la Argelia colonizada por los franceses, la libertad siempre le fue esquiva. Y quizás fue esta ausencia de libertad su mayor motivación para no comprometerse con ningún partido político, movimiento artístico ni filosófico. Pues quien no es libre, es incapaz de comprender totalmente el mundo que lo rodea. Camus siempre fue un indagador, un instigador feroz del totalitarismo soviético. Como periodista, sintió solidaridad por la Resistencia francesa durante la ocupación nazi. Gran amigo y a su vez contradictor de Jean Paul Sartre, Camus expuso en sus obras de teatro, ensayos y novelas la desesperanza del ser humano y cómo la violencia siempre resultaba ser la vía fácil para solucionar los conflictos de la existencia. En una de sus obras emblemáticas, El extranjero, su protagonista asesina a un árabe. Se justifica en que hacía mucho calor y simplemente disparó. El absurdo a flor de piel y Mersault, el asesino, no resulta condenado por su acto, sino por el hecho de no haber llorado durante el funeral de su madre días antes de los hechos. Es condenado por “insensible”. Sus personajes, casi siempre desinteresados por lo que sucede a su alrededor y en conflicto consigo mismos por su ausencia de sentimientos, resultan ser víctimas de un sistema moral, político y religioso que los reduce a tomar un partido en contra de su voluntad. Esto sucede en su obra de teatro Los justos. Un grupo de revolucionarios socialistas desean asesinar al gran duque Sergio y uno de ellos, Kaliayev, es el encargado de lanzar la bomba. Luego, la duquesa Isabel le ofrece ser perdonado por su acto, pero Kaliayev niega el perdón y prefiere ser colgado. Kaliayev no deseaba asesinar a nadie, pero su amada Dora era 8 • Panamericana Editorial. Año 4, Número 20, diciembre 2013 / enero 2014

una socialista ferviente. Si deseaba amarla, debía lanzar la bomba. Si lanzaba la bomba, su partido estaría orgulloso de él. Pero ni Dora ni su partido hicieron nada para salvarlo de la muerte. Así era el mundo de Camus: la esperanza se reducía a estar asociada a un acto atroz. Se cumplen cien años del gran escritor francés, premio nobel de literatura en 1957 y muerto trágicamente en un accidente automovilístico en 1960. Y un centenario después de su nacimiento, Camus es el escritor más leído actualmente en Francia. Lo cual nos indica que ese mundo sombrío y absurdo de Camus está más vivo que nunca.

Neruda, cuatro décadas de silencio Pablo Neruda murió de tristeza. A cuarenta años de su desaparición, las autoridades chilenas reabrieron el caso de su fallecimiento para esclarecer de una vez por todas si el poeta de Parral fue una víctima de la dictadura pinochetista. Sin embargo, la conclusión de los forenses ha dado la vuelta al mundo: Neruda murió de causas naturales. Y para Neruda, un hombre que convertía las palabras en una sola emoción, eso significó morir de tristeza. Socialista ferviente, su corazón no soportó ver a su país hundirse en una dictadura oprobiosa y bárbara. Neruda solo sobrevivió unos cuantos meses al golpe de Estado. Había visto lo suficiente, y prefirió entregar su alma al tiempo y a la eternidad. Y hoy, cuarenta años después, no deseamos pensar que Neruda ha muerto. Todo lo contrario: está vivo gracias a sus poemas. Esa poesía que tanto amó. “Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida”: Pablo Neruda.

Viene de la pág. 7

gama y por color. Nos propusimos una figuración, sencilla, asequible, pero rica”. Alexis Lago: “La figuración resultó de combinar nuestras maneras de trabajar y de sostener una paleta apastelada, con algunos acentos fuertes de color, a lo que ayudó la transparencia de la acuarela y la témpera en dichos acentos”. ¿Crear las imágenes de un libro para la primera infancia significó un reto para ustedes?  Alexis Lago: “Diría que fue un noble reto, pues es era la primera vez que hacíamos un trabajo destinado a los más chicos y hay ciertas normas a seguir cuando ilustras para ese grupo de edades. Nos ayudamos consultando a algunos amigos con experiencia en la materia y también estudiando algunos ejemplos que nos orientaron”. ¿Qué importancia conceden a la ilustración en un libro de poesía destinado a los más pequeños lectores? Alexis Lago: “Creo que la ilustración hace más bello el objeto que es el libro, y en este caso es un primer paso hacia el mundo de lo literario para los pequeños, un paso de familiarización. De modo que las imágenes desempeñan un papel importante en estos, sus primeros libros, que en algún momento podrían conformar una memoria estética vinculada al mundo, no solo de la palabra sino también de la imagen”. María Sánchez: “Creo que es de gran importancia, y una gran responsabilidad también, el crear el primer imaginario para un niño; el conjugar la elipsis que ya supone la poesía con la imagen. Y es de suma importancia, entonces, que esa marca invisible sea sustanciosa, bella, con alto vuelo y calidez”. Después de lanzar por última vez la pelota al incansable Haiku, me despido de esta pareja de creadores con la certeza de que, con el encanto y el refinamiento de sus magníficas ilustraciones para el libro Alelé, alelé, muchos padres, maestros y bibliotecarios del mundo hispano podrán enriquecer la mirada estética de los niños más pequeños.

Hay Festival Hasta hace unos años las actividades de un autor se reducían a escribir, presentar el libro, dar un par de entrevistas y luego volver a seguir escribiendo. Hoy en día todo ha cambiado, pues el escritor ha alcanzado un protagonismo que le ha permitido estar en el centro de las noticias. De una aparente invisibilidad se ha pasado a una visibilidad que lo ha acercado a un nuevo público el cual ya no lo ve como una persona extraña, esquiva, sino como alguien tan normal como otro cualquiera. Esto indudablemente ha enriquecido al autor como al propio lector. Precisamente esto es lo que ha pasado con el Hay Festival, donde las principales figuras literarias del mundo bajan de su pedestal y participan en foros, conferencias, conversatorios, debates, y donde además se mezclan y comparten con los autores nacionales e internacionales invitados. El enriquecimiento es generalizado, o mejor, la ganancia es compartida y repartida entre todos: autores, público, medios, editoriales, y un largo etcétera. Y de esa relación surge una energía expansiva y contagiosa. Pero si nos hemos referido tácitamente a un público adulto, el público infantil también tiene una oportunidad de oro para saber y conocer de primera mano a muchos autores que cuentan con sus libros traducidos a varios idiomas, que han ganado reconocidos premios. Esta pérdida de fronteras, este compartir, este tú a tú, es

© Daniel Mordzinski

una de las ganancias más fascinantes del Hay Festival. Tener a este encuentro en nuestro país es un privilegio. Y tener a todos los autores que año tras año llenan los auditorios, salas, escuelas y colegios, no lo es menos.  En este tipo de encuentros los autores no son solamente autores: son representantes de una lengua, de una tradición, de allí que su compromiso por dar lo mejor sea una constante. Es conmovedor constatar cómo cientos de niños, jóvenes y adultos asisten con gran entusiasmo y energía a las actividades que se realizan. Aquí todos salimos ganando. Ramón Cote Baraibar