Leer Lucas 4:31-44 * Orar I. EL PODER DE SU PALABRA ... - ObreroFiel

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas .... cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo ...
23KB Größe 196 Downloads 215 vistas
EL PODER DE LA PALABRA DE JESÚS Lucas 4:31-44 Por Bryan Smith

INTRODUCCIÓN: La última vez que estudiamos el libro de Lucas, vimos que Jesús había sido sacado de su pueblo, Nazaret, para ser echado de la cumbre del monte. Había sido rechazado por los suyos. Hoy vemos que descendió a la ciudad de Capernaúm para seguir su ministerio en la región de Galilea. Seguiría cumpliendo lo profetizado por Isaías acerca de él: 18

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor. Lucas 4:18-19 Veremos el poder de su palabra, y lo que debe ser nuestra respuesta. También veremos de dónde venía ese poder, y cómo lo mantuvo. Este canto titulado ¿Qué hay en un nombre? escrito por Bob Hartman resume bien la idea principal de nuestro pasaje: Unos lo llamaron Rabino, un buen maestro, nada más Sólo un hijo de carpintero, que enseñaba a lado del mar Algunos lo llamaron Maestro, Elías que vino de nuevo Algunos dejaron sus redes para seguirlo, y aprender a pescar hombres Algunos dicen que es el Mesías, el YO SOY que siempre ha sido El Bautista lo llamó el Cordero de Dios que quita nuestro pecado ¿Qué hay en un nombre que los demonios huyen? ¿Qué hay en un nombre que los cautivos son liberados? ¿Qué hay en un nombre que toda rodilla se doblará? En el nombre de Jesús, nombre sobre todos los nombres Hay poder y gloria, por siempre y siempre, por siempre y siempre Algunos dijeron hijo de David regresando a su trono Algunos dijeron que el Hijo del Hombre, con origen desconocido Y uno dijo que es el Hijo de Dios, la Roca donde estoy parado El Alfa y Omega, el principio y el fin Ningún otro nombre es tan bello Ningún otro nombre es tan completo Ningún otro nombre puede traer liberación El Dios Todopoderoso, el Príncipe de Paz

* Leer Lucas 4:31-44 * Orar I. EL PODER DE SU PALABRA CONTRA UN ESPÍRITU MALIGNO (vv. 31-37) A. Enseñaba en los días de reposo (vv. 31-32) 1. Descendió de Nazaret a Capernaúm *(Mostrar un mapa) 2. Como ya era su costumbre, enseñaba en la sinagoga el día de reposo 3. La reacción de la gente fue que se admiraban de su doctrina (enseñanza) 4. La razón – su palabra era con autoridad a. Esto presenta la idea clave de los versículos que veremos hoy b. En comparación a los rabinos, fariseos y escribas de su tiempo, que muchas veces sólo repetían los mismos comentarios sobre la lectura bíblica. Era una cadena de tradición rabínica que se había pasado de generación a generación.

22

Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Marcos 1:22 c. Cuando Cristo predicaba, la gente escuchaba B. Liberó a un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo (vv. 33-37) 1. El hombre estaba en la sinagoga mientras Jesús enseñaba 2. El espíritu, por medio del hombre, gritó a. ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? b. ¿Has venido para destruirnos? *El demonio sabía que estaba empezando un gran ataque contra los demonios que continuaría a lo largo del ministerio de Jesús y de los apóstoles. c. Yo te conozco quien eres, el Santo de Dios. *El demonio reconoce a Jesús como el Santo de Dios. La verdad es confirmada por medio de un demonio. En el libro de Santiago vemos esta declaración: 19

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. Santiago 2:19

3. Jesús reprendió al espíritu con autoridad a. Le dijo que se callara *No era el tiempo para revelar su identidad tan abiertamente. Esto también demuestra su autoridad sobre el demonio. b. Le dijo que se saliera del hombre c. El demonio tiró al hombre, y salió de él b. Lucas, el doctor, nos da el reporte que el hombre no fue lastimado 4. La gente quedó maravillada a. Si antes estaban maravillados de su enseñanza, ahora lo están aún más b. La gente reconoció su gran poder y autoridad, aun sobre los espíritus c. Su fama se difundió por todas partes C. ¿Cómo podemos aplicar esto? 1. Debemos reconocer la autoridad de la palabra. Aunque Jesús no está con nosotros físicamente, su palabra sigue proclamándose, y él sigue liberando a personas. 2. No solamente debemos creer de cabeza – aun los demonios creen así. Debemos creer de todo corazón. 3. Cuando somos testigos de lo que Dios hace en nuestras vidas, o las vidas de los que nos rodean, debemos quedar maravillados, reconocer su poder y luego difundir su fama por todas partes.

II. EL PODER DE SU PALABRA CONTRA LAS ENFERMEDADES (vv. 38-41) A. Reprendió la fiebre y la fiebre la dejó (vv. 38-39) 1. Al salir de la sinagoga, Jesús fue a la casa de Simón (Pedro) 2. Pedro estaba casado – aquí vemos que su suegra tenía fiebre 3. La gente rogaba por ella con Jesús 4. Ahora vemos la autoridad de la palabra de Jesús contra las enfermedades – reprendió y la fiebre la dejó 5. Su reacción – se levantó, y comenzó a servirles B. Todos los que tenían enfermos…los traían a él…los sanaba (vv. 40-41) 1. Al ponerse el sol *Esto era importante, porque era el día de reposo. No debían trabajar ese día de acuerdo con la ley, y ni se atrevían a cargar a sus enfermos hasta que se pusiera el sol. 2. Poniendo las manos sobre cada uno de ellos

*Esto demuestra de dónde venía el poder para sanar – de Jesús – no sólo de su palabra, sino que también de su toque. También demuestra que Jesús tenía un interés personal en cada una de las personas. 3. También salían demonios de muchos *Hay una distinción aquí entre los enfermos y los endemoniados. No toda enfermedad es causada por los demonios, pero sí había los que tenían demonios. 4. Estos demonios también daban voces y reconocían a Jesús el Hijo de Dios a. Vemos que Cristo los reprendía, y no les dejaba hablar b. Ellos sabían que él era el Cristo – el Mesías prometido de Dios *Repito que no era el tiempo que su identidad se declarara tan abiertamente. La gente podría malinterpretar, y querer ponerlo como su rey y su salvador del imperio Romano, y no era su intención en ese momento. C. ¿Cómo podemos aplicar esto? 1. Cuando tenemos a alguien con una necesidad o enfermedad, debemos rogarle a Dios en oración por él, y hacer todo lo que esté en nuestro alcance para ayudarle, como lo hicieron la familia y amigos de la suegra de Pedro, y todos los que llevaron enfermos a Cristo ese día. No podemos llevarlos a Cristo físicamente, pero sí los podemos llevar a él en oración. 2. Después de que somos sanados o liberados por Cristo espiritualmente, debemos levantarnos y servirle a él en la manera que él quiera, como lo hizo la suegra de Pedro.

II. EL PODER DE SU PALABRA EN SUS PREDICACIONES (vv. 42-44) A. Y predicaba en las sinagogas de Galilea (vv. 42-44) 1. Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto *Vemos en el pasaje paralelo de Marcos: Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 36 Y le buscó Simón, y los que con él estaban; 37 y hallándole, le dijeron: Todos te buscan. 38 El les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. 39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios. Marcos 1:35-39 35

a. Después de haber sanado a mucha gente la noche anterior, y antes de seguir predicando, tomó un tiempo de oración con su Padre para recargarse las pilas. b. Esto era muy importante para Cristo en todo tiempo de su ministerio 2. La gente le buscaba a. La gente todavía le buscaba, y lo encontraron b. Ellos querían que se quedara todavía con ellos c. Cristo sabía que todavía tenía trabajo en otros lugares 3. Es necesario que…anuncie el evangelio a. Jesús sabía que tenía trabajo todavía en otros lugares b. Él sabía que esto era su propósito 4. Y predicaba en las sinagogas de Galilea B. ¿Cómo podemos aplicar esto? 1. Todos necesitamos recargar nuestras pilas muy a menudo *Ejemplo del cargador de pilas (mostrar unas pilas) – si estas pilas siguen dando y dando energía, y nunca se cargan, ¿qué les pasa? (mostrar un cargador) Se tienen que meter al cargador, y se tiene que conectar el cargador a la fuente de poder. Así también nosotros nos tenemos que conectar constantemente. ¿Cómo? ¿Cuál es el ejemplo de Jesús? Ayúdenme con unas ideas. 2. Como Cristo, debemos reconocer nuestro propósito para con Dios, y cumplirlo

CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN: Vemos la siguiente descripción de Lucas en el libro de Hechos de este ministerio de Jesús: 37

Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: 38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Hechos 10:37-38

En el poder del Espíritu Santo, y porque Dios estaba con él, vemos el poder de la palabra de Jesús. Como hombre, él dependió de su Padre celestial para todo lo que hizo. ¿Qué tal nosotros? ¿Estamos dependiendo del poder de Dios? ¿Estamos conectados con Cristo? Recuerda lo que dice Juan: 5

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5 ¿Qué hay en un nombre que los demonios huyen? ¿Qué hay en un nombre que los cautivos son liberados? ¿Qué hay en un nombre que toda rodilla se doblará? En el nombre de Jesús, nombre sobre todos los nombres Hay poder y gloria, por siempre y siempre, por siempre y siempre Usado con permiso. ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.