LA NATUrALEzA DE LAS MENTIrAS - Muchoslibros

LA NATUrALEzA DE LAS MENTIrAS. Rollos verbales, debrayes, mentiras piadosas, embustes, chismes (incluso, hace poco un político dijo ser víctima de ...
521KB Größe 7 Downloads 97 vistas
La naturaleza de las mentiras Rollos verbales, debrayes, mentiras piadosas, embustes, chismes (incluso, hace poco un político dijo ser víctima de “sospechosismo” —ni siquiera estoy seguro de que exista esa palabra— seguro se trató de otro tipo de mentira). Sin importar cómo les llamemos o el contexto en el que ocurran, todos tenemos una opinión sobre qué son las mentiras y hay un sinfín de maneras de describir el acto de mentir. Para mí, una mentira es una acción corporal, una afirmación verbal o una omisión que se usa para engañar a otra persona. Por ejemplo, un ladrón miente con el cuerpo al simular que no hace nada malo, cuando en realidad guarda cosas en sus bolsillos. A su vez, una persona puede engañar a otra al decir, o no decir, ciertas palabras. En ambos casos, se busca engañar acerca de lo que es verdadero. La gran mayoría de las personas coincide en que mentir es un acto deshonesto. Por ello, debido a la connotación negativa que lleva implícita, cuando son interrogadas, muchas personas dicen que rara vez mienten. En la mayoría de los casos esto es incorrecto. A lo largo de los años se han hecho muchos estudios sobre la frecuencia con que se miente. Algunos concluyen que la gente dice por lo menos dos mentiras al día (¡tan sólo 730 veces al año!); mientras que estudios más recientes sostienen que las personas comunes pueden llegar a mentir al menos tres veces en cada conversación que dure aproximadamente 10 minutos.1 El punto medio se encuentra en una investigación de Robert Feldman, de la Universidad de Massachusetts, en la cual se halló que 60 por ciento de las personas mienten por lo menos dos veces en conversaciones de 10 minutos.2 A la mayoría de las personas les sorprenden estas estadísticas, que rayan en lo increíble. Esto es comprensible ya que una de las mayores ofensas que se puede hacer a alguien es acusarlo de mentiroso. Sin embargo, los múltiples estudios llevados a cabo en diferentes grupos sociales y culturales demuestran un hecho innegable: la mentira es universal y cotidiana.

15

Se que mientes-int.indd 15

2/1/12 12:04 PM

SÉ QUE MIENTES

Al principio, cuando las personas escuchan esto, tienden a no estar de acuerdo. Yo admito que en un inicio suena escalofriante. La única manera de que dichas estadísticas tengan sentido para nosotros es conociendo la naturaleza de la mentira y aceptando que se trata de un elemento normal de la interacción entre los seres humanos. Sólo cuando entiendas la naturaleza de las mentiras y puedas identificar cuándo alguien te dice una, serás capaz de calcular el motivo por el cual te quiere engañar. En términos generales, hay dos tipos de mentiras: las que se dicen en beneficio propio y las que benefician a alguien más. Como su nombre lo indica, las mentiras en beneficio propio se usan para ayudar a la persona que las dice, mientras las que benefician a alguien más ayudan a otra persona. Primero analizaremos las mentiras que benefician a alguien más, ya que suelen ser innocuas y rara vez resultan dañinas. En cambio, las mentiras en beneficio propio tienen un gran potencial para dañar a quienes les son dichas. Por ende, después de una breve discusión sobre la naturaleza de las mentiras en beneficio de alguien más, en la mayor parte de este libro se examinarán con detalle las mentiras en beneficio propio, así como las maneras en que puedes detectarlas.

Mentiras en beneficio de alguien más Las mentiras que benefician a alguien más se centran en otras personas. Usualmente se utilizan con buena intención y, en la mayoría de los casos, si son descubiertas, resultan poco dañinas a quien se dijeron. Este tipo de mentiras suelen conocerse como mentiras piadosas y son políticamente correctas, ya que su intención es beneficiar o proteger a alguien más. Por ejemplo, si un día te encuentras con un buen amigo a quien no has visto en mucho tiempo, puedes decirle algo como: “Sigues igualito a la última vez que nos vimos”, aun cuando haya engordado o envejecido mucho más de lo que te imaginabas. Sin embargo, se trata de un buen amigo a quien te da mucho gusto ver: ¿para qué arruinar el encuentro diciéndole algo como: “Vaya, tienes encima varios kilitos de más y tu pelo es completamente gris; creo que has envejecido. Pero me da mucho gusto verte.” Si dices algo así es muy probable que sea la última vez que vuelvas a verlo. No todos esperamos escuchar la verdad en todo momento. De igual manera, un amigo o colega puede estar muy enfermo y, cuando lo visitas, te impresiona cuánto ha adelgazado y qué tan pálido se ve. A pesar de

16

Se que mientes-int.indd 16

2/1/12 12:04 PM

PRIMERA PARTE. Entender las mentiras

esto, crees que necesita un poco de ánimo y mientes en beneficio suyo haciéndole un cumplido sobre su apariencia. Ambos ejemplos son engaños, mentiras en beneficio de alguien más que se dicen por una buena razón. Otros ejemplos pueden incluir a un padre de familia que simula felicidad al recibir de nueva cuenta un par de calcetines por el día del padre; o la madre que agradece a su hija de cuatro años por haberle hecho un sándwich de miel con sardinas para el almuerzo. Algunos ejemplos de preguntas que pueden detonar mentiras en beneficio de alguien más, y se dicen para ayudar a la persona que las hace, son: •¿Se me ve muy grande el trasero con esto? •¿Te gustan mis zapatos nuevos? •¿Crees que he engordado? Las mentiras en beneficio de alguien más se dicen automáticamente para responder preguntas comunes: ¿Cómo estás? ¿Cómo te ha ido? ¿Qué tal la familia? En casi todos los casos, las respuestas a estas preguntas son mentiras en beneficio de alguien más, dichas de manera automática y positiva: “Estoy muy bien; no me ha ido nada mal; la familia, bien.” Aunque se trate de una preocupación sincera, cuando alguien hace este tipo de preguntas no espera una respuesta exacta y detallada. Imagina una situación en la que dos colegas de trabajo se encuentran en el lobby de la oficina y uno dice al otro: “Hola, ¿cómo estás? ¿Qué tal la familia?” Supón que el otro le responde sinceramente: “Estoy bien a pesar de que me duele un poco la cabeza y estos zapatos me están matando. No puedo dejar de preocuparme por el pleito que tuve con mi pareja esta mañana; últimamente nos hemos distanciado mucho. A Pedro le está yendo bien en la escuela pero nunca me hace caso y no limpia su cuarto, lo cual me enoja mucho.” Claramente, la pregunta fue formulada como una afirmación simbólica para demostrar que a uno de ellos le interesa el otro como persona. Sin embargo, eso no quiere decir que esté interesado en escuchar todos los detalles de su vida; tampoco que el otro quiera compartir los pormenores de su vida privada o desee angustiar al compañero con sus problemas. Este tipo de preguntas son un lugar común en la mayoría de los países y usualmente suelen responderse de manera automática y en términos positivos. Las mentiras en beneficio de alguien más no siempre deben ser sobre asuntos superficiales o sólo como parte de una buena educación. Tampoco se restringen al círculo familiar o entre amigos. Las mentiras en beneficio de alguien más

17

Se que mientes-int.indd 17

2/1/12 12:04 PM

SÉ QUE MIENTES

pueden producir varios engaños entre personas completamente desconocidas; algunas veces de modo forzado. Por ejemplo, cuando alguien es testigo de cómo una mujer desesperada se va de casa y busca refugio en la del vecino para huir de los golpes de su marido. Si el marido le pregunta, es entendible que el testigo diga una mentira para proteger a la mujer. Por ejemplo: “creo que se fue por allá”, señalando una dirección falsa. Puede ser que el testigo no conozca a ninguno de los involucrados en la situación. Sin embargo, dice una mentira en beneficio de alguien más para ayudar o proteger a otra persona: en este caso a la mujer. La sociedad permite, incluso espera este tipo de mentiras como parte natural de la interacción entre sus integrantes. Estas mentiras son el lubricante que permite a las tuercas de la sociedad moverse con facilidad, evitando fricciones innecesarias. A pesar de que son dichas con buenas intenciones, no dejan de ser mentiras ya que están diseñadas para ocultar la verdad. De todos modos, es difícil juzgar a alguien que dice esta clase de mentiras ya que se espera que todos las digamos. Tómate un momento para reflexionar en las estadísticas mencionadas sobre la frecuencia con que mentimos: ¿te sigue pareciendo sorprendente mentir por lo menos una vez en una conversación que dura por lo menos 10 minutos? Si te interesa comprobar estas estadísticas, sugiero que lleves un registro de las mentiras que dices durante una semana, escribe cada una de las que digas sin importar qué tan insignificantes puedan parecer. Si eres completamente honesto te sorprenderá darte cuenta de la frecuencia con que mientes y de qué tan necesarias son las mentiras. Si aún no te convences, trata de no decir una sola mentira durante una semana. Verás lo difícil que es y cómo puedes lastimar a otras personas al decirles siempre la verdad. Espero, pues, que esta sección te haya ayudado a comprender por qué y cómo es que mentimos con tanta frecuencia, así como a cambiar tu punto de vista sobre lo deshonroso que resulta para una persona mentir, sobre todo al tratarse de mentiras en beneficio de alguien más. Sin embargo, el siguiente tipo de mentiras pueden estar motivadas por razones siniestras.

Mentiras en beneficio propio En contraste con las mentiras en beneficio de alguien más, las dichas en beneficio propio dan ventaja o protegen a quien las dice. Los estudios demuestran que 50

18

Se que mientes-int.indd 18

2/1/12 12:04 PM

PRIMERA PARTE. Entender las mentiras

por ciento de las mentiras entran en esta categoría.3 Existen cuatro razones por las cuales una persona puede decirte una mentira en beneficio propio: • Protegerse de la vergüenza • Dar una impresión positiva • Ganar ventaja • Evitar un castigo4 Para que te sea más fácil reconocer cada una de éstas, a continuación te daré algunos ejemplos

Para protegerse de la vergüenza Es la razón menos peligrosa para que alguien diga una mentira en beneficio propio. Algunos ejemplos son: • Una persona que inventa un pretexto para no ir a tomar algo con alguien más, cuando la verdadera razón es que no tiene dinero para pagar. • Una persona que se la pasó sola todo el fin de semana e inventa que se la pasó increíble para evitar la vergüenza de admitir que no tiene pareja. • Una persona que utiliza el transporte público para ir al trabajo porque su coche está en el taller y, en cambio, dice que lo hace así por la falta de lugares para estacionarse, pues le da pena admitir que tuvo un accidente automovilístico. Como te podrás dar cuenta con estos ejemplos, la motivación para decir una mentira en beneficio propio es comprensible, aunque algunas veces es malinterpretada. Rara vez se trata de mentiras que sean peligrosas o dañinas.

Para dar una impresión positiva Dar una impresión positiva es un factor común de las mentiras en beneficio propio y es la motivación más frecuente con la que te vas a encontrar. La razón es la inseguridad de quien dice la mentira, la cual lo lleva a creer necesario aparentar ser más de lo que en realidad es. De este tipo de mentira en beneficio propio existen varios grados, desde la simple exageración de la verdad hasta la elaboración completa de otra realidad. En la mayoría de los casos, las personas suelen “colorear” la verdad, añadiendo información falsa para mejorar la manera en que los demás las ven. Es menos frecuente, aunque potencialmente más dañino, la invención completa de algún aspecto de la vida del mentiroso con la intención de impresionar.

19

Se que mientes-int.indd 19

2/1/12 12:04 PM

SÉ QUE MIENTES

Algunas situaciones en las que se puede presentar este tipo de mentiras son cuando dos personas empiezan a salir en plan romántico, cuando dos individuos compiten o cuando alguien se enfrenta a un grupo de personas, como puede ocurrir entre dos hermanos que se encuentran en una comida familiar o dos personas en una reunión de ex alumnos. Algunos ejemplos son: • Exagerar cuánto gana una persona. • Pretender que se conoce a personas famosas o tener muchas conexiones (soltar nombres sin ton ni son). • Inventar logros personales, grados académicos, éxitos deportivos o habilidades, tanto de ellos mismos como de sus hijos. • Exagerar el número de empleados que una persona tiene a su cargo, así como el grado de responsabilidad que se tiene en el trabajo o en alguna organización. Los efectos que produce este tipo de mentira pueden variar, desde dar información irrelevante que no dañe a nadie, hasta la posibilidad de minar o destruir una relación, así como causarle un enorme daño a alguna persona (por ejemplo, en el caso de una pareja cuya unión se basa en información falsa). En un negocio, este tipo de mentiras pueden provocar la pérdida de dinero o de la reputación profesional de alguien más. Así, un directivo o un socio pueden ser engañados para contratar o asociarse con una persona poco calificada; también pueden arreglar un negocio basados en información falsa (en ambos casos, se trata de situaciones muy riesgosas). Ambos son buenos ejemplos para resaltar la importancia que tiene detectar las mentiras, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Conforme más siniestra se haga una “mentira para dar una impresión positiva”, entra más en la siguiente categoría: mentiras para obtener ventaja.

Mentiras para obtener ventaja Como ya dijimos, cuando la motivación por causar una buena impresión se lleva al extremo, puede acarrear el objetivo de obtener una ventaja. Mentir para lograrlo es claramente un acto siniestro y sin lugar a dudas vale la pena ser capaz de identificarlo. Algunos ejemplos son: • Inventar circunstancias en que el mentiroso requiere de tu ayuda, tal vez en algún asunto personal o de dinero. • Divulgar información falsa sobre alguien con quien se está compitiendo. • Agregar información falsa en el currículo (esto es muy común). • Si se trata de ventas, inventar ventajas o beneficios de un producto.

20

Se que mientes-int.indd 20

2/1/12 12:04 PM

PRIMERA PARTE. Entender las mentiras

• Si se está a punto de comprar algo, decir que se tiene menos dinero o alegar que el mismo producto está más barato en otro lugar para conseguir una rebaja. Dentro de un grupo de personas, alguien puede difundir rumores falsos sobre un individuo con el simple objetivo de destruir su credibilidad. Puede ser que tú seas el blanco de esas mentiras, en cuyo caso tienes dos maneras de reaccionar. Primero, señalando frente a otros las inconsistencias de los supuestos hechos del rumor, lo cual, si se hace bien, puede producir los efectos contrarios a los que perseguía quien inició el rumor. Segundo, confrontar a la persona responsable de iniciar el rumor, para lo cual podrás utilizar todas las herramientas de este libro. En circunstancias similares, puedes incluso darte cuenta cuándo el autor del rumor quiere darte información falsa sobre otras personas, ya que serás capaz de determinar rápidamente la veracidad de la situación. Dentro de una oficina es muy común que individuos o compañías busquen obtener ventaja. Algunas veces esto ocurre mediante información exagerada o mentiras abiertas de los individuos involucrados. Si formas parte de una industria competitiva en que el ethos es “cualquier ventaja a cualquier precio”, es muy posible que tú o tu compañía se vean afectadas por este tipo de falsedades. Los mentirosos hábiles saben mezclar datos falsos con genuinos. Por ello, identificar la diferencia entre ambos puede proteger tus intereses (sobre todo en una negociación comercial, en la que cierta información puede ser exagerada o de plano ocultada para tener una ventaja sobre ti o tu compañía). Más adelante, analizaremos cómo identificar esta información; con práctica, serás capaz de adquirir cada vez más seguridad acerca de tus suposiciones.

Mentiras para evitar un castigo Mentir para evitar ser castigado es factor recurrente de las mentiras en beneficio propio y se origina porque una persona se quiere proteger o eludir alguna responsabilidad. Como en todos los casos, también aquí hay un amplio espectro que va de las mentiras insignificantes a las dañinas. La medida en que una persona puede decir mentiras para evitar un castigo es proporcional al resultado que le acarrearía ser descubierto: mientras más grandes sean las consecuencias, más elaborada será la mentira. Por ejemplo, las razones inventadas (el tránsito) por las cuales se llega tarde a la cita con un amigo o colega pueden ser muy inocentes y poco elaboradas, ya que la consecuencia de ser descubierto es inofensiva. En

21

Se que mientes-int.indd 21

2/1/12 12:04 PM

SÉ QUE MIENTES

cambio, cuando un asesino es interrogado por la policía, la coartada que utiliza suele ser muy elaborada, generalmente llena de detalles y muy bien planeada, ya que las consecuencias de ser descubierto son muy significativas. Los ejemplos enlistados a continuación dejan ver los muchos grados de motivación detrás de una mentira para evitar un castigo: • Un niño inculpando a otro por pintar la pared o por perder algún objeto o una prenda. • La excusa que se le da a un policía de tránsito. • La explicación que da alguien a la persona que le prestó su automóvil para justificar un golpe: “seguro le pegaron cuando estaba estacionado.” • La falsificación de libros de contabilidad para eludir el pago de impuestos. • Una mujer o un hombre que inventa una coartada para explicar dónde se encuentra, cuando en realidad está siendo infiel. La posibilidad de que este tipo de mentiras sean inofensivas o muy dañinas es muy variable, como en el caso de que alguien te convenza sobre la culpabilidad de una persona en un asunto, con el resultado de que tú la acuses directamente. Comprender la motivación detrás de una mentira es el primer paso para identificarla. Cuando una persona te da información, debes ser capaz de advertir si tiene motivos para mentirte. Si los tiene, debes encender tu detector de mentiras o, como a mí me gusta llamarlo, tu “mentirómetro”, para escanear inmediatamente las pistas verbales (lo que dice la persona y cómo lo dice) y las pistas no verbales (lo que hace y cómo lo hace). De forma paralela, cuando descubres que alguien te miente puedes identificar la categoría y el objetivo de la mentira. Esto te dará una perspectiva de la mente de esa persona y, a final de cuentas, te dará una ventaja psicológica para la siguiente vez que interactúes con ella. En adelante, te será más fácil saber cuándo esa persona miente. Hasta el momento, hemos reflexionado sobre los motivos de las mentiras en beneficio de alguien más (usualmente parten de una buena intención) y las mentiras en beneficio propio (utilizadas para favorecer o proteger a la persona que las dice). No siempre es fácil definir a cuál de estas dos categorías pertenece una mentira. Por ejemplo, ¿qué respondes cuando tu jefe pregunta si te gusta el trabajo? Si dices que sí cuando en realidad no te gusta, generalmente utilizas una mentira en beneficio de alguien más; en este caso, tu jefe. Sin embargo, si al responder sí lo que deseas es caerle bien a tu jefe, entonces has utilizado una mentira en beneficio propio. Claro, ¡puede ser que estés diciendo la verdad!

22

Se que mientes-int.indd 22

2/1/12 12:04 PM

PRIMERA PARTE. ENTENDER LAS mentiras

Resumen de los puntos principales Mentir es parte de la comunicación entre seres humanos y no siempre debe considerarse un acto totalmente negativo. Las personas mienten de manera constante por lo menos una vez durante una conversación de 10 minutos. Algunas veces, mentir es necesario para proteger los sentimientos de otra persona y mantener la cordialidad en nuestras interacciones. En otros casos, mentir puede ser muy dañino para otras personas y arruinar nuestras relaciones. Las mentiras en beneficio de alguien más se dicen para ayudar a otra persona y generalmente tienen una buena intención de quien las dice. Las mentiras en beneficio propio se dirigen a otras personas, pero se utilizan para proteger o beneficiar a quien las dice. A pesar de que no siempre resulta así, este tipo de mentiras suelen ser siniestras y dañinas.

23

Se que mientes-int.indd 23

2/1/12 7:07 PM