La historia de Dios

la creación del mundo entero, mientras que Génesis 2 destaca la creación del primer hombre y la primera mujer. Yo les digo a mis alumnos de la universidad que la diferencia es como hacer una repetición en cámara lenta de un partido de fútbol; Génesis 2 es la repetición del día en que Dios creó a. Adán y a Eva. Lección ...
4MB Größe 9 Downloads 143 vistas
G U Í A PA R A E L E S T U D I O P E R S O N A L

Estudios Bíblicos LifeWay® P A R A A D U LT O S

La historia de Dios

GUÍA PARA EL ESTUDIO PERSONAL VERANO DE 2014

El camino de la salvación 1. El problema de todos: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3.23). 2. La paga: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6.23). 3. Dios provee: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5.8). 4. La promesa: “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación” (Romanos 10.9-10).

Oración pidiendo la salvación Esta oración es solo un ejemplo. No es para momarizar ni repetir. Ella en sí no tiene algún poder mágico, su intención es solamente ofrecerle una guía. “Señor Jesús, confieso que soy pecador. Creo que Tú moriste por mis pecados y que Dios te resucitó de entre los muertos. Te pido que me perdones y que me salves del pecado ahora mismo. Lo pido en tu nombre. Amén”.

Primeros pasos hacia la obediencia

1. Confesión pública “A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10.32). 2. Bautismo público “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. […] Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas” (Hechos 2.38, 41).

2  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Editorial Hace mucho años atrás tuve la oportunidad de conocer a

Felipe Birriel, conocido en todo Puerto Rico como el Gigante de Carolina. Medía 7 pies, 11 pulgadas de estatura. Su figura era inconfundible. Su presencia física infundía respeto. Los gigantes intimidan. Nos quitan el deseo de confrontación, de argumentar, de ganar la discusión. Solamente tienen que fijar su vista sobre el oponente para causar miedo y turbación. Esto es lo que le ocurre al pueblo de Israel poco antes de entrar a la Tierra Prometida. Dios le ordena a Moisés que envíe espías a que reconozcan la tierra de Canaán. Después de cuarenta días de reconocer la tierra, regresan a Moisés con un informe desalentador. Aunque es cierto que de esa tierra “fluye leche y miel”, también descubren que está habitada por gigantes tan enormes que los espías se comparan a langostas que se arrastran por el suelo. Tristes y desanimados regresan al campamento. Aunque somos prestos a pasar juicio sobre estos diez espías, la realidad es que todos nosotros somos iguales a ellos. Todos luchamos contra “gigantes espirituales” en nuestro diario vivir que nos impiden ver la gloria de Dios manifestarse de una manera poderosa. La duda, la incredulidad, la rebeldía, la falta de sometimiento a Dios y el orgullo son ejemplos de tales gigantes. Cuando quitamos la vista de Jesús y confiamos en nuestras fuerzas y habilidades es cuando le damos poder a estos gigantes para que tengan dominio sobre nosotros. Solos no podemos vencerlos. Sin la presencia de Dios en nuestras vidas no hay manera de derrotarlos. Como resultado, decaemos y nos damos por vencidos. Afortunadamente, el relato bíblico termina en victoria. Caleb no se había olvidado de la promesa de Dios. Él sabía en quién había creído. Había visto la gloria de Dios manifestarse una y otra vez en el pueblo de Israel. “Subamos luego y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.” Sus palabras son claras y precisas. Palabras que reflejan confianza total en Dios. Usted y yo debemos ser como Caleb. Tenemos que caminar por fe y no por vista, confiando en las promesas que Dios nos ha hecho en su Palabra. Si le obedecemos y marchamos adelante, Dios nos dará la fe y las fuerzas para derrotar a cualquier gigante que se nos aparezca en el camino. La victoria es de Jehová de los Ejércitos.

Estudios Bíblicos LifeWay® Volumen 13, Número 4 Junio, julio y agosto de 2014

Ángel Ortiz

Editorial Team Leader

Elizabeth Works Production Editor

Bill Craig

Publishing Director

Envíe sus comentarios a Editorial Project Leader, Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos One LifeWay Plaza Nashville, TN 37234-0135 O un mensaje a [email protected] lifeway.com Printed in the United States of America

Ángel Ortiz Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos, Guía para el Estudio Personal (ISSN 2167-8731; Item 005075116) is published quarterly by LifeWay Christian Resources, One LifeWay Plaza, Nashville, TN 37234, Thom S. Rainer, President. © 2014 LifeWay Christian Resources. ¿Tiene algún problema con el pedido de la literatura? Visit www.lifeway.com/espanol o escriba a LifeWay Church Resources Customer Service, One LifeWay Plaza, Nashville, TN 37234-0113. Para subscripciones envíe un FAX al (615) 251-5818 ó un mensaje a la dirección de correo electrónico [email protected] Para múltiples copias que se envían a una misma dirección cada trimestre, envíe un FAX al (615) 251-5933 ó un mensaje a la dirección de correo electrónico [email protected] También puede hacer su pedido mediante nuestra página Web: www.lifeway.com/espanol y en los Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá puede llamar gratis al teléfono 1-800257-7744 de 8:00 am a 4:00 pm Hora del Centro. Creemos que la Biblia tiene a Dios como su autor; la salvación como su finalidad, y la verdad, sin ninguna mezcla de error, como su tema. Para ver los principios doctrinales que sustentamos, visite www.lifeway.com/doctrinalguideline. A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas se han tomado de la Santa Biblia, Versión Reina-Valera 1960, © Copyright Sociedades Bíblicas en América Latina, publicada por Broadman & Holman Publishers, Nashville, TN. Usada con permiso.

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

3

Guía para el estudio personal

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

V ER ANO: JUNIO, JULIO Y AGOS TO DE 2014

TEMA

La Historia de Dios 8 1 de junio

Dios comienza la Historia

Génesis 1.1, 26-27, 2.15-17; 3.6-7, 14-19, 23-24

15 8 de junio

Dios elige un pueblo

Génesis 12.1-7; 15.5-8, 13-17

22 15 de junio

Dios libera a Su pueblo

Éxodo 3.7-10; 12.12-13, 2931; 14.5-6, 13-14, 21, 26

29 22 de junio

Dios instruye a Su pueblo

Éxodo 20.1-4, 7-8, 12-17; 24.4-8

36 29 de junio

Dios habita en medio de Su pueblo

Éxodo 26.30-33; 29.43-46; 40.34-38

4  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

2 EL CAMINO DE LA SALVACIÓN

3 EDITORIAL 6 DESACREDITANDO

3 MITOS ACERCA DE INICIAR NUEVOS GRUPOS

7 EL TEMA DE ESTUDIO 106 EL PACTO COMO UN TEMA BÍBLICO

1 09 INICIE NUEVOS GRUPOS 110 ¿QUÉ ES EBPV? 112 PLAN DE LECTURA DE BIBLIA

114 EN EL PRÓXIMO TRIMESTRE

71 3 de agosto

Dios envía a Su Hijo

Mateo 4.17-24; Juan 1.1-2, 1114, 18, 29

78 10 de agosto 43 6 de julio

Dios establece un reino para Su pueblo 2 Samuel 7.8-17, 22-24

50 13 de julio

Dios disciplina a Su pueblo 2 Reyes 17.7-15, 18-20

57 20 de julio

Dios restaura a Su pueblo

Esdras 1.1-5; Nehemías 8.1-6; Jeremías 29.10-14

64 27 de julio

Dios promete al Mesías Isaías 53.2-12

Jesús, crucificado y resucitado Marcos 15.33-39; 16.1-7; 1 Corintios 15.17-19

85 17 de agosto

Jesús comisiona a Su iglesia

Lucas 22.44-49, Hechos 1.6-8; 2.41-47

92 24 de agosto

Dios completa la historia

Juan 14.1-3; Apocalipsis 21.14; 22.1-5, 12-14

99 31 de agosto

La clave es el amor

Juan 3.16; 1 Juan 3.16-20, 4.15-18 Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

5

Desacreditando 3 mitos acerca de iniciar nuevos grupos By Ken Braddy

Según la Real Academia Española un mito es una: “Historia ficticia” ¿Me pregunto cuántos mitos hemos creído acerca de la Escuela Dominical, y de cómo iniciar nuevos grupos? Examinemos algunos de los mitos más populares: Mito # 1: Una clase grande es mejor que una clase pequeña. Tal vez, pero no siempre. A veces los grupos de estudio bíblico crecen demasiado, simplemente porque el salón o lugar donde se desarrolla es lo suficientemente grande para acomodar su crecimiento. Algunos grupos simplemente no pueden crecer porque se enseña en lugares reducidos y la limitación física del lugar, limita el tamaño de la clase. Para estos últimos grupos, la estrategia para crecer consiste en buscar un lugar más grande o, como otra alternativa, crear una nueva clase. Mito # 2: Al “dividir” la clase, se arruina la relación del grupo. Algunas veces, pero no siempre. En mis 18 años trabajando tiempo completo en el ministerio de Educación Cristiana, he visto cómo los grupos crecen y generan a su vez nuevos grupos. Muy rara vez o nunca, he notado que el hecho de “liberar” participantes para formar nuevos grupos haya “arruinado” la relación entre ellos. De hecho, ha ocurrido todo lo contrario. Mito # 3: Si no empezamos un nuevo grupo, alguien más lo hará. Posiblemente, pero no siempre. Los grupos de estudio bíblico deberían tener una “mentalidad misionera” (ver Missionary Sunday School, “Escuela Dominical Misionera” por David Francis disponible en www.lifeway.com), pero a menudo no lo hacen. Los grupos más antiguos tienden a enfocarse más en necesidades y asuntos internos. Los grupos nuevos, por lo regular, crecen más rápido y alcanzan a más personas. Por lo tanto, es muy importante que todos los grupos de estudio bíblico –nuevos o establecidos– tengan la prioridad de eventualmente formar nuevos grupos. Ken Braddy es Director Gerencial del departamento de Publicaciones del Ministerio de Adultos de LifeWay Christian Resources of the Southern Baptist Convention in Nashville, Tennessee. Ha servido a Iglesias por más de 20 años como Ministro de Educación. Ken y su esposa Tammy, tienen dos hijos. Son miembros de la Iglesia Third Baptist Church en Murfreesboro, Tennessee.

6  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

El tema de estudio Tema La Historia de Dios

L

a Biblia está compuesta de muchas historias, pero todas se unen para contar una sola historia: la Historia de Dios. Este estudio de catorce semanas ayudará a los participantes a comprender la historia de la Biblia, el lugar que ellos ocupan en esa historia y las implicaciones para sus vidas. La mayoría de las personas conocen, al menos, algunas historias bíblicas. Sin embargo, quizá no vean cómo las partes aparentemente inconexas de la Biblia encajan entre sí. George Guthrie comenta por qué esto es importante: “Cuando una persona no entiende la historia, todos los pequeños relatos, los salmos, las parábolas, no tienen punto de referencia para comprenderlas. Por eso debemos enseñarle a la gente la historia para poder revertir la tendencia actual hacia el analfabetismo bíblico” (Read the Bible for Life, B&H Publishing Group, Nashville, 2011, p. 12). Este estudio es importante porque puede llevar a los adultos no solo a comprender el mensaje general de la historia bíblica, sino también a conocer personalmente a su Autor.

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

7

1 de junio de 2014

Dios comienza la Historia

Pasaje bíblico Génesis 1.1, 26-27, 2.15-17; 3.6-7, 14-19, 23-24 De qué trata esta lección La historia bíblica comienza con el Dios eterno creando el mundo y los primeros seres humanos. Dios creó a las personas con la capacidad de tener comunión con Él, pero ellas eligieron rebelarse

8  | 

contra Él y sufrieron las consecuencias.

y por qué es necesaria la salvación.

¿Por qué es importante esta lección? Esta lección presenta el marco para el resto de la historia bíblica. Muestra el designio original de Dios para la creación y la causa básica de todo lo que anda mal en el mundo: la rebelión contra Dios

Efecto para su vida Esta lección puede ayudarnos a entender que fuimos creados para tener una relación con Dios y cómo el pecado cortó esa relación.

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Pregunta práctica ¿Cómo influye el pecado en nuestra relación con Dios?

¿CEn el 2012, poco antes de comenzar a escribir esta lección, falleció onoce usted a alguien que sea un excelente narrador de historias?

mi suegro, uno de mis narradores favoritos. En el culto de despedida recordamos su vida, especialmente su pasión por relatar historias y su largo y fiel servicio como pastor, padre y amigo. Para realmente entender a mi suegro y a otros cristianos, debemos poner sus vidas en el contexto más amplio de la historia de Dios. Alguien ha dicho que la historia es “Su historia”. La Biblia relata la Gran Historia de Dios, una historia que comienza en Génesis, va en crescendo en los Evangelios y llega a su gran final en Apocalipsis. El tema de la Historia de Dios es Su actividad para hacer que las personas se relacionen con Él. Al estudiar esta lección, concéntrese en cómo el carácter y los planes de Dios son centrales en la Biblia y en nuestro estudio de cada semana este trimestre.

➲➲ ¿Cómo encaja su vida en la Historia de Dios? Dios crea Génesis 1.1, 26-27 1

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 26

Hay todo tipo de historias. Algunas son ficticias y otras son ciertas. La de Dios es una historia real, no un cuento hecho por humanos. Como muchas historias, la de Dios comienza En el principio. Algunos estudiosos de la Biblia notan diferencias de énfasis entre Génesis 1.1 – 2.3 y Génesis 2.4-25. Génesis 1 se centra principalmente en la creación del mundo entero, mientras que Génesis 2 destaca la creación del primer hombre y la primera mujer. Yo les digo a mis alumnos de la universidad que la diferencia es como hacer una repetición en cámara lenta de un partido de fútbol; Génesis 2 es la repetición del día en que Dios creó a Adán y a Eva. Lección para el domingo, 1 de junio de 2014  | 

9

Cómo encajan estos acontecimientos en la Gran Historia de Dios La lección de hoy trata sobre Dios como Creador y los seres humanos como Su principal creación. Al comenzar este vistazo a la “gran historia” del amor redentor de Dios, debemos comenzar por establecer la relación correcta entre Creador y creado. Dado que solo Dios crea, solo Él se encuentra en una posición muy superior a cualquiera de Sus creaciones, incluyendo a los seres humanos. Pero Dios busca una relación personal con cada individuo. El advenimiento del pecado deja a las personas aisladas de Dios. Dios interviene, en Su gracia, para restaurar la relación. Al hacerlo, comienza Su gran historia del amor redentor.

Dios es el Personaje principal de la historia de la creación. Muchos lectores sienten curiosidad acerca de los detalles de la creación del mundo, por ejemplo, cuándo y cómo Dios los creó. Pero lo más importante en la Biblia es que sepamos que Dios lo creó todo: los cielos y la tierra. La Biblia nos informa una serie de cosas que Dios creó. Aunque todos los días de la creación son importantes, la creación de los primeros seres humanos en el sexto día es el punto culminante de la creación en la Historia de Dios. Los estudiosos de la Biblia señalan que la palabra hebrea bará, que se utiliza en Génesis 1.1 y 1.27 y se traduce como “creó” en otras partes de las Escrituras, solo se utiliza para referirse a la obra de Dios. La palabra refleja una habilidad única para crear de la nada, diferente a la creatividad de compositores, artistas, inventores y escritores humanos. Dios creó a los seres humanos a Su imagen y semejanza. El v. 26 confunde a muchos lectores de la Biblia. Por ejemplo, el uso del plural parece extraño, ya que tanto los antiguos israelitas como los cristianos en la actualidad creen que hay un solo Dios verdadero. Quizá Dios estaba hablándoles a Sus ángeles, reunidos a Su alrededor. Tal vez usó el “plural de majestad”, como lo usaría una persona famosa en la actualidad, refiriéndose a sí misma como “nosotros”. Sin embargo, la mayoría de los eruditos creen que el plural refleja la doctrina de la Trinidad. La naturaleza exacta de la imagen de Dios es misteriosa para muchos. Dado que Él es un Espíritu (Juan 4.24), Su imagen no puede ser de carne y hueso, como los humanos. Dios dijo que los humanos iban a gobernar sobre otras criaturas. Quizá la imagen de Dios sea una tarea o responsabilidad

10  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

que les dio a los seres humanos. Otros destacan que Dios nos creó para que tuviéramos una relación con Él. Ciertamente, Dios creó el mundo con un plan y un propósito. A medida que Su historia se desarrolla, Dios desea tener relaciones significativas con los seres humanos. Dios creó muchas criaturas: peces, aves y otros animales; pero solo los seres humanos son creados a Su imagen. Aunque algunos piensan que “imagen” y “semejanza” son conceptos diferentes, hoy muchos eruditos las consideran sinónimas.

➲➲ ¿Cómo define usted la imagen o semejanza de Dios? Los seres humanos se rebelan Génesis 2.15-17; 3.6-7

Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 2.15

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. 3.6

Génesis 2 destaca la creación de Adán y Eva, los primeros seres humanos. Ellos vivían en el huerto de Edén. La tarea de Adán era trabajar en el huerto y cuidarlo. La palabra Edén significa agradable. Aunque Edén era un lugar hermoso para vivir, la tarea de Adán era que lo labrara y lo guardase. Dios les dio a Adán y Eva una libertad limitada. Desde luego, ellos eran criaturas, no el Creador, pero Dios les dio libre albedrío. En particular, podían comer de todos los árboles del huerto, excepto uno. No debían comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. Aunque no sabemos exactamente qué significa esta “ciencia del bien y del mal”, es probable que Lección para el domingo, 1 de junio de 2014  | 

11

tenga que ver con el derecho del Señor a determinar lo bueno y lo malo. Si Adán pecaba, sin duda moriría. Adán y Eva pecaron cuando escucharon a la serpiente. Esta insistió en que no morirían aunque comieran del fruto prohibido (3.4-5). No podemos leer las mentes de Adán y Eva, pero ellos se rebelaron contra Dios. El pecado se puede definir de muchas formas. Por ejemplo, es la transgresión de la ley (1 Juan 3.4). Las palabras hebreas y griegas más comunes que se utilizan para referirse al pecado lo describen como “errar al blanco”. Básicamente, el pecado consiste en sustituir el camino perfecto de Dios por nuestros caminos imperfectos; en otras palabras, actuar con soberbia. En este caso, Adán y Eva decidieron que iban a “jugar a ser Dios” y determinar por sí mismos qué era lo bueno y qué era lo malo. Eva vio que la fruta era atractiva y deseable para obtener sabiduría, y comió. Adán siguió voluntariamente su ejemplo y también pecó. Sus ojos se abrieron y se dieron cuenta de que estaban desnudos, por lo cual, sintieron vergüenza y se vistieron de inmediato. Nuestros actos pecaminosos tal vez difieran de los de estos primeros humanos, pero muchas veces nos rebelamos contra Dios. También nosotros queremos hacer nuestras propias reglas y quizá pasemos por alto los mandatos divinos. La mayoría de nosotros somos selectivos y elegimos obedecer a Dios en algunas situaciones, pero no en todas.

El pecado tiene consecuencias Génesis 3.14-19, 23-24

Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. 15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. 16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. 17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 14

12  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. 18 19

Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. 23

¡Los hechos tienen consecuencias! En las clases de teología en la universidad hago énfasis en que el pecado tiene consecuencias en cuatro aspectos: mi relación con Dios, mi relación conmigo mismo, mi relación con otras personas y mi relación con las cosas. Cuando Dios confrontó a la serpiente y a los pecadores humanos, detalló los resultados de sus desobediencias. La consecuencia más importante del pecado es el distanciamiento de Dios. El problema del pecado se presenta al principio de la Historia de Dios, pero más adelante en la historia el Señor proveerá salvación por medio de Jesús. Dios le dijo a la serpiente que sería más maldita que otros animales. En Apocalipsis 20.2 se identifica a la serpiente como “el diablo”. Es claro que fue Satanás quien tentó a los humanos. Dios dijo que iba a poner enemistad (hostilidad) entre los humanos y los descendientes de las serpientes. El resultado del pecado de Eva fue una relación distorsionada con Adán. La mujer iba a sufrir dolores en el embarazo y el parto, y su marido se iba a enseñorear de ella. Tanto el esposo como la esposa se crearon a la imagen de Dios, pero el pecado está manchando esa imagen. Dios le anunció a Adán que ahora su trabajo sería laborioso. El trabajo en sí no fue el castigo por el pecado, pero ahora, trabajar implicaría esfuerzo y dolor. Dios también le recordó a Adán que iba a morir físicamente, y volvería al polvo de donde Dios lo había creado. Adán y Eva sufrieron la muerte espiritual al pecar; más adelante, experimentarían la muerte física. Sin duda, la consecuencia más dañina del pecado es la separación de Dios. Dios Echó a Adán y a Eva del huerto y puso […] querubines (ángeles) para mantenerlos afuera. Los querubines estaban representados en el arca del pacto en la época de Moisés (Éxodo 25.18-22). Lección para el domingo, 1 de junio de 2014  | 

13

CONCLUSIÓN La Historia de Dios comienza en el principio, cuando Él creó el mundo. Creó a los primeros humanos a Su propia imagen, haciéndolos diferentes del resto de la creación. Dios quería relacionarse con Adán y Eva, pero ellos se rebelaron contra Él. La consecuencia más trágica de su pecado fue la de estar apartados de Dios, representada en parte por su expulsión del huerto del Edén. Ellos sufrieron la muerte espiritual y más tarde también la muerte física. ¿Qué importancia tienen estas verdades para usted hoy? • La Historia de Dios en la Biblia es una historia real. ¿Acepta usted la autoridad de la Biblia para su vida? • Usted es una criatura de Dios, hecha a Su imagen. ¿Qué tareas o responsabilidades le ha encomendado Dios? • Dios nos ha dado libre albedrío. ¿Ejerce usted su libertad responsablemente? ¿Honra a Dios con todas sus decisiones? • El pecado es, básicamente, soberbia y rebelión contra Dios. ¿Con qué tentaciones está luchando usted actualmente? • Los actos pecaminosos tienen consecuencias. ¿Cuál es la mayor consecuencia de sus actos pecaminosos? ¿Su impacto en usted? ¿Su relación con Dios? ¿Su familia y sus amigos? • Dios brinda salvación para los pecadores por medio de la muerte y resurrección de Jesús, Su Hijo. ¿Ha aceptado usted a Jesús como Señor y Salvador? Me gustan las historias con un final feliz. Especialmente me gusta leer las biografías y autobiografías que tienen un final positivo. Hace años leí el libro autobiográfico de Charles Colson, Nací de nuevo. Él estuvo involucrado en algunas actividades inmorales e ilegales dentro de la política, por lo cual lo arrestaron, enjuiciaron y encarcelaron. Su autobiografía revela la extraordinaria transformación que se produjo en su vida cuando se convirtió en cristiano. Como resultado de su nueva relación con Dios y su experiencia en la cárcel, fundó un ministerio para los presos llamado Prison Fellowship. Aunque tal vez algunos descartaron a Colson cuando cayó preso, Dios le dio a esta historia un final ideal. ¿Y la historia de usted, a qué final se dirige?

14  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos