La fiesta del rock barrial

llega una nueva distensión con la popular Alma llanera, jerarquiza- da por la calidad del sonido y la apabullante unidad de las cuerdas en el famoso tema de la ...
4MB Größe 4 Downloads 94 vistas
6

|

espectáculos

| Viernes 5 de abril de 2013

La fiesta del rock barrial pepsi music. Con un show soberbio, Pearl Jam cerró la segunda

y última jornada del festival; el barro, un protagonista involuntario nes y Young “I Believe In Miracles” y “Rockin’ In The Free World”, respectivamente y la final “Yellow Ledbetter”. Un sauna de lava eléctrico que sirvió para agigantar aún más el mito que rodea a la banda.

sebastián Espósito LA NACION

Los festivales de rock tienen ese no se qué. ¿Viste? Unos suecos irreverentes vestidos en impecable blanco y negro, garageros, punkies y hasta surfers, que disfrazan sus limitaciones con un total conocimiento de cómo hay que moverse en escena para mantener la atención del público; siete ingleses que son la versión nerd de Madness y lo más bailable que propone la jornada y un trío de propuestas que, juntas, bien podrían resumir el adn de la canción norteamericana. En el medio, más de 60 mil personas, el predio de Costanera Sur con unos cuantos metros cuadrados de barro y las propuestas alternativas que convirtieron a la larga previa de Pearl Jam en un festival: los sketches de Capusotto en pantalla grande, un sector reservado para acampar, stands de ONG y los escenarios por los que pasaron una treintena de bandas locales. Podrán decir que el show de Pearl Jam se pareció bastante a su visita de 2011. Lo que nadie podrá negar es que la fórmula de la banda es imbatible. Más si los clásicos se cuentan por decenas. Quién se apoya en quién, esa es la cuestión. Porque ese frontman que tiene algo de Neil Young y carga sobre sus espaldas la herencia más pesada del grunge, puede beber despreocupado de su botella de vino o cantar en castellano “It’s OK”, de Dead Moon (“Está bien, está bien...”, uno de los pasajes más coreados del día), sin temor al ridículo, gracias a esa base todo terreno que representan Ament-Cameron y a esos dos guitar-hero personificados en McCready-Gossard.

Vedder; estampa de héroe silvana colombo

Las dos décadas de intensa vida siguen siendo la columna en la que se basa el show y a través de ella se suceden “Corduroy”, “Wishlist”, “Hail Hail”, “Daughter”, “Do The Evolution”, “Alive”, los covers de Ramo-

■ CINEMA

499-9200

Rivadavia 3050 Trasnoche Viernes y Sábado Contrarreloj -A/M/13- 19.40, 22.50. Trasn. 1.00 Jack el cazagigantes 3D -ATP c/Ley- 17.10 en castellano. 22.10 subtitulada. Trasn. 0.40 subtitulada Los Croods 3D -ATP- 16.05, 18.20, 20.35 en castellano ■ CINES DEL PASEO

Diagonal Pueyrredón 3058

zonas de

499-9200

¿Y dónde está el fantasma? -

A/M/16- 20.50

Bienvenido a los 40 -A/M/13-

17.10, 19.50, 22.30

Efectos colaterales -A/M/16-

15.50, 18.10, 22.50

La reconstrucción -A/M/13- 15.30,

17.50, 20.10, 22.10

Oz, el poderoso -ATP c/Ley- 18.30 en castellano

Una pistola en cada mano A/M/13- 21.10, 23.10

■ AMBASSADOR

Córdoba 1673 Trasnoche Viernes y Sábado

■ IVO CAFE

486-3160

Güemes y la Costa ■ ANAMORA

Dársena B (Puerto)

489-0310

Descubrí Mar del Plata desde el

mar. Crucero de 3 cubiertas. Paseo de 70’. Capacidad 300 personas. Diariamente 11.30, 14 y 16 hs. ■ AQUARIUM MAR DEL PLATA 467-0700/1

Av. Martínez de Hoz 5600 (Faro) Viví un día inolvidable: los nuevos shows del Oceanario más moderno de Latinoamérica. Delfines, lobos marinos, shows de ski, Cine del Mar, playa, flamencos, pingüinos, acuario. Entrenador por un día, sumergite con tiburones y buceo. De 10 a 18 hs. Bolet cierra 16 hs. ■ CONFITERIA ORION

491-5450 int 2003

Av. Luro y La Costa Ciclo de Jazz. Vier. 23.30 hs. Entrada $ 50. Res. telef.

499-9200

Noches especiales de Taberna

Griega. Comidas típicas. Danzas griegas. Odalisca. Rotura de platos. Mar., Vier. y Sáb. 21.30 hs. Marisa Holman. Tangos. Miér. y Dgo. 22 hs. Der. a espect. $ 35. Res. telef. (15)5791889 ■ PISTA DE HIELO BAJO CERO

Peatonal San Martín 2245 Pista de Patinaje sobre Hielo. Unica en Mar del Plata. Diariamente de 10 a 20 hs. Loc. $ 35. Pista de hielo y fast food.

■ ZOOLOGICO EL PARAISO 463-0347

Ruta 226 km 16 Acceso Sierra de los Padres Parque Botánico y Zoológico: de 10 a 18 hs. Guías, animales exóticos, serpentario con más de 50 especies. $ 70. Jub. $ 50. Niños de 5 a 12 años $ 45. Men. de 5 años gratis. Omnibus 717.

■ CONFITERIA ORION

491-5450 int 2003

Av. Luro y La Costa

G.I. Joe: El contraataque 3D -

A/M/13 c/Res- 20.05 en castellano. 22.30 subtitulada. Trasn. 0.55 subtitulada Jack el cazagigantes -ATP c/Ley16, 18.30, 21.20 en castellano. Trasn. 23.50 Los Croods -ATP- 16.40, 18.50 en castellano Los Croods 3D -ATP- 17.50 en castellano Mamá -A/M/13 c/Res- 21, 23.10. Trasn. 1.20 Posesión infernal -A/M/18- 17.30, 19.45, 22.10. Trasn. 0.15

Una buena previa Con el cartelito brillante de banda revelación, Alabama Shakes salió bien temprano a demostrar que su fórmula de folk, blues y soul se sostiene y se propaga gracias a ese diamante que es Brittany Howard. Su caudal vocal, la facilidad con la que maneja los climas, las tensiones y el recorrido que va del drama blusero a la épica gospel, convirtieron su set en un debut impecable. Más tarde y aún cuando los suecos The Hives no habían cerrado su set en el escenario Este, Hot Chip salió a hacer lo suyo en el otro escenario con cierto fastidio. Su cantante, Alexis Taylor, se refirió al cruce de sonidos con rabiosa ironía: “Gracias a los Stooges del otro escenario”. Pero eso no iba a manchar la tercera –y mejor– presentación de Hot Chip en el país. Los ingleses, en su mejor momento y con una formación de siete músicos capaces de desdoblarse para sonar como si fueran varios más, se apoyaron en sus teclados, en sus beats irresistibles, en los hits de su discografía y en In Our Heads, su –excelente– álbum más reciente. Como contraposición, The Black Keys quiso demostrar luego que menos es más. La dupla de Dan Auerbach (voz, guitarras) y Patrick Carney (batería) lució pirotécnica pero tuvo su mejor cara cuando sumó a dos sesionistas, un bajo y una segunda guitarra o teclado, según la ocasión.ß

XXV Festival Jazz. Vier. 23.30 hs: ■ COLON

H. Yrigoyen 1665

499-6555

XXV Festival Jazz. Vier. 21 hs: Big Band Mar del Plata Jazz Club. Doctors Jazz Band. Ricardo Pellican Cuarteto. ■ COLON

H. Yrigoyen 1665

499-6555

XXV Festival Jazz en Abril 2013.

Vier. 21 hs.

Félix Barone Cuarteto. Atlántica Jazz Band. Silver Big Band. Trío Clase Unica. Jam session con All Stars del Festival

■ COYOTE UGLY

479-7930

Av. Constitución 6690. Res. telef Cena Show. El auténtico sabor de la Cocina Tex Mex. Vier. (La Macha) y Sáb. (A Contramano), 22 hs. Con la cena acceso a baile en todo el Complejo. También te esperamos en Alem 3926.

■ MUNDO MARINO

Av. Décima 157

4325-2900

Un día completo de shows. Entre-

tenimientos y espectáculos, en el Oceanario más importante de Sudamérica. Delfines, orcas, lobos marinos y pingüinos. Safari terrestre. Consulte horarios.

Gustavo Dudamel, ovacionado por sus músicos y también por el público

clásica

Un concierto histórico sinfónica simón Bolívar de venezuela. ★★★★★ director:

excelente.

Gustavo Dudamel. programa: La consagración de la primavera

de Igor Stravinski y La noche de los mayas de Silvestre Revuelas. sala: Teatro Colón.

S

ólo dos obras en programa, una sala imponente con todas las localidades y espacios de pie ocupados en llamativo silencio. Se respira una atmósfera de místico recogimiento, acaso sea por el drama y el dolor que vive la República estos días de tragedia. En el escenario se observa la ordenada aparición de los músicos de la agrupación sinfónica venezolana fundada por el maestro José Antonio Abreu presente entre el público de la platea. No se escucha ningún anuncio previo; meditamos sobre la discreción del fundador del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles de Venezuela y sobre la significación de su maravillosa obra para bien de la salud de los pueblos. El programa impreso anuncia sólo dos composiciones. Ambas admirables, monumentales y complejas para cualquier orquesta. Se observa la caja acústica del escenario ocupada íntegramente por un número mayor de lo habitual de sillas y atriles. Aparecen los músicos. Se ubican en sus puestos en una actitud de respeto y amistad entre ellos. La afinación es sólo verificada con discreción. Cuando aparece el joven director Gustavo Dudamel el recibimiento es de manifiesta cordialidad y reconoci-

miento. No hay detalles de divismo, sí de sobriedad y distensión. Llega el tan ansiado silencio y comienza la delicada y sutil introducción de La consagración... El solo del fagotista en el registro agudo es un tema popular y las expresiones a cargo de los instrumentos a soplo que se encadenan, encantan y provocan placer por su justa afinación y atinado fraseo. La progresiva sonoridad de las maderas discurre en frases diversas de infinita originalidad. Es el talento del autor, sin duda creador y artífice de un lenguaje inconfundible, el que se va adueñando del protagonismo. ¡Qué lamentable resulta que en la programación musical de Buenos Aires, la obra de Stravinsky brille por su ausencia! Para bien la traducción de Dudamel es sobria y refinada. Las dos partes, “La adoración de la tierra” y “El sacrilegio”, en que se divide la composición se va desgranando en sus variados movimientos que, dicho sea de paso, conllevan un nombre que pretende y en cierto sentido condiciona una línea argumental. Sin embargo el protagonismo está en la originalidad del discurso musical y en el rendimiento maravilloso de la orquesta, así como en la claridad de una batuta precisa y expresiva.

teatro colón

De ahí el denso aplauso tributado. La segunda parte crea un contraste con La noche de los mayas del creador mexicano Silvestre Revueltas (1899-1940) cuya creación apunta en general a un naturalismo popular muy directo y casi onomatopéyico en razón de la utilización de ritmos y tonadas que están muy enraizados en casi los todos los vecindarios de aquella contradictoria población de América del Norte. Claro está que esa creación reclama un brillante conjunto de instrumentos de percusión en razón al predominio del ritmo en el discurso musical, y aquí está presente de modo incuestionable. La versión que se ofrece es acertada y por eso estalla un generoso aplauso, tan entusiasta como sostenido, y se logra con ello agregados de indudable refinamiento e inspiración como dos momentos orquestales de Lohengrin y Tristán e Isolda, de Richard Wagner, a los que el director venezolano considera al anunciarlos “la más bella música que existe”, y surge un momento mágico y conmovedor que se corona con una ovación y con casi la totalidad del publico de pie. Pero hay espacio para más y llega una nueva distensión con la popular Alma llanera, jerarquizada por la calidad del sonido y la apabullante unidad de las cuerdas en el famoso tema de la canción; y el júbilo vuelve a ser merecido, hasta que ya se vislumbra el final que muchos estamos suponiendo, y es así que se hace realidad el siempre impactante y tan descriptivo de nuestra idiosincrasia y paisaje, malambo de Estancia de Alberto Ginastera, que pone punto final a una jornada que debería servir para estrechar con mayor amor, lazos de eterna amistad, comprensión y paz.ßJuan carlos

Montero