La calma y la tormenta

9 feb. 2014 - live at the cellar door: Tell Me. Why, Only Love Can ... car este CD de un concierto que ... álbum que viene en CD más DVD o con el audio y el ...
4MB Größe 7 Downloads 128 vistas
espectáculos | 5

| Domingo 9 De febrero De 2014

Grabaciones

Pink Floyd, U2, Codplay y Queen. Las canciones más nuevas ya están a la altura de los clásicos de la banda y ésa es una prueba del excelente momento que atraviesan los ingleses. Bellamy abusa a la hora de mostrarse como un cantante emocionado, pero como frontman no tiene contraindicaciones. Excelentes son las versiones de temas de sus álbumes anteriores, como “Knights Of Cydonia” o “Supermassive Black Hole”, ambos de Black Holes and Revelations. Como extras del DVD se incluyen cuatro temas registrados en otras paradas de la gira, en Las Vegas y Dallas, y un documental sobre el tour.

Sebastián Espósito

Muse

efe

La calma y la tormenta

L

a potencia de Muse y la calma de Pedro Aznar; la intención de los ingleses en convertirse en la gran banda de shows de estadios de estos tiempos y la intimidad prevista y provista por el ex bajista de Serú Girán. Las intenciones de los muchachos liderados por Matthew Bellamy y de Aznar son bien distintas, pero tienen algo en común: ambos han sabido plasmar en sus discos en vivo las propuestas planteadas en escena. Para dejar un registro de la gira mundial de The 2nd Law, Bellamy (voz y guitarras), Chris Wolstenholme (bajos), Dominic Howard (batería) y Morgan Nicholls (teclados y guitarras) se inclinaron por el show en la capital italiana: Live At Rome Olympic Stadium es el nombre del álbum que viene en CD más DVD o con el audio y el video en formatos por separado. Aquí está presente la gran mayoría de los temas de esa suerte de obra integral cuyo disparador es algo tan intrincado como la segunda ley de la termodinámica. Desolación, crisis, fin de una época y nuevos interrogantes para la humanidad es lo que plantea

Pedro Aznar

h. zenteno

Muse tanto en su disco de estudio más reciente como en su show. Parados decididamente del lado de la grandilocuencia, no ahorran pirotecnia en ninguno de sus aspectos. Las guitarras de Bellamy y la base del trío ahora devenido cuarteto se mueven con comodidad en la desmesura. La puesta acompaña el viejo rito del rock de estadios y reconoce tics, vicios y trucos en

Solo bien se lame Son tiempos prolíficos para el Aznar compositor. Sin embargo, en Mil noches y un instante, el concierto que primero pasó por el teatro Gran Rex y que concibió para dejar registro en vivo, lo que prima es el Aznar intérprete, incluso el de su misma obra. Su voz, sus guitarras y bajos y los temas elegidos son suficientes para sostener su repertorio amplio, con paradas en la obra de Luis Alberto Spinetta como las que ya imprimió en Puentes Amarillos: Aznar celebra la música de Spinetta. Sin embargo, él planteó este concierto como un relato, como una historia que atraviesa diversos climas, como una película que, además de él como protagonista excluyente, hay una serie de invitados especiales. Algunos están en cuerpo y voz, como Teresa Parodi y Abel Pintos. Con Parodi interpreta “Laura la del Estero”, canción que compusieron juntos y “El otro país”, mientras que junto a Pintos le da forma a “Zamba para olvidar”, de Daniel Toro, y “A primera vista”, su versión en castellano del tema del brasileño Chico Cesar. Pero hay otros invitados que desfilan por el escenario a través de sus composiciones. La spinetteana “Barro tal vez” es una versión exquisita, insuperable, y la misma suerte corre “Lisa”, de Gustavo Cerati. Como una suerte de EP dentro del disco, Mil noches... incluye las seis canciones de los Beatles que Aznar interpretó en el Gran Rex. Con ellas (“Michelle”, “I Am The Walrus”, “Because” y “Good Night”, entre otras) se decide a finalizar su relato, sólo interrumpido por la propia “Quebrado” y por la mencionada “Lisa”. ß

laNzaMieNTos

Neil Young

Jorge Marziali

especial para coleccionistas: Siem-

de como soy, Fabulita sobre un bar-

Why, Only Love Can Break your

pre hay algo más, Secretos, Calleje-

co, Chimenteros, La pena, Milonga

Heart, After the Gold Rush, Expec-

ro, A partir de mañana, Cuando un

de Don Quijote, Canción de los ar-

ting to Fly, Old Man, Birds, Don’t Let

amigo se va, y otros. (alfiz/ sony).

bolitos, Coplas de la libertad y otros.

Me Bring You Down, Cinnamon Girl

(independiente).

y otros. (warner).

trova lunfarda. Entre la dosis justa de acidez de un George Brassens y la intuición que tuvo Joan Manuel Serrat para musicalizar a los poetas que alumbraron a su generación, el mendocino Jorge Marziali se reinventa en este nuevo disco como un juglar sin tiempo. El creador de piezas como “Cebollita y huevo” encuentra en ese registro criollo y lunfardo de Daniel Giribaldi (1930-1984) el traje perfecto para su música. Marziali apela a la austeridad musical, al recitado y al encuentro a media voz con los versos de Giribaldi (como lo hiciera Cedrón con Tuñón) para crear un diálogo fluído y potente entre canción y poema. En temas como “La pena” o “Milonga de Don quijote”, Marziali redescubre momentos de luminosidad en la medula poética de Giribaldi y ofrece uno de esos discos clásicos, que no tienen fecha de vencimiento.ß Gabriel Plaza

rescate. Neil Young no solo tiene pasión por tocar música; también es un gran escucha. Por eso, su interés y su búsqueda en nuevos formatos (el DVD solo para música, por ejemplo) y por ello también la periódica y constante reedición de su obra. Ahora, entre sus tesoros, ha desenterrado este show, realizado en 1970 en el pub de la ciudad de Washington ya conocido por las grabaciones, de ese mismo año, de Miles Davis. En la intimidad que brinda un lugar pequeño, solo y alternando entre la guitarra y el piano, el músico entrega conmovedoras versiones de un repertorio que incluye temas por entonces inéditos pero que con los años se convertirían en los más bellos dentro de su extensa obra. Lejos de la electricidad de sus caballos locos, su voz es un tesoro que se agradece.ß

testimonio de época. No podrían haber elegido otro título mejor que éste, Especial para coleccionistas, al momento de publicar este CD de un concierto que Alberto Cortez dio en el Teatro Esperanza Iris de México, en 1991. Con arreglos de Fernando Otero, el cantautor repasó buena parte de su extenso repertorio. Son 19 temas, entre los que no faltan algunos de sus mayores clásicos (“Cuando un amigo se va”, “Callejero”). Por eso se puede decir que este registro en vivo es testimonio de un auténtico Alberto Cortez. Al mismo tiempo, el hecho de que haya sido considerado para “coleccionistas” refiere plenamente a una época. La sonoridad de toda su banda ubica a Cortez en un momento, principios de los noventa, con toda la estética musical de finales de la década anterior. Por encima de eso está su voz, que es un clásico, más allá de la época. ß

Adriana Franco

Mauro Apicella

Milonga

live at the cellar door :

alberto cortez Tell Me

en la brasa del presente:

Tracks Lo nuevo de Drexler El cantautor uruguayo Jorge Drexler terminó la grabación de su próximo álbum, Bailar en la cueva, que fue grabado entre Bogotá y Madrid, y que será presentado en una gira por España y América latina. El disco se editará el 25 de marzo y contará con la participación especial de Caetano Veloso, en la canción “Bolivia”.

Una semana antes se conocerá el primer corte de difusión de la placa. La primera etapa de la producción se registró en Bogotá, con músicos colombianos, como Mario Galeano (Frente Cumbiero) y después volvió a Madrid, donde reside, para terminar de darle forma al disco, junto a los músicos que habitualmente lo acompañan.

Iglesias Junior El próximo disco de Enrique Iglesias se llamará Sex+love y saldrá a la venta el 18 de marzo. Mientras tanto, Enrique sigue disfrutando de los buenos resultados de sus alianzas estratégicas. Con Pitbull, para “I’m a Freak”; con Romeo Santos, para “Loco”, y más recientemente con Marco Antonio Solís, en “El perdedor”.