INTRODUCCIÓN: * Leer Lucas 6:1-11 * Orar * Bosquejo - ObreroFiel

Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley. Nehemías 9:13-14. En ese tiempo el día de reposo era el sábado, el séptimo día de la ...
33KB Größe 251 Downloads 306 vistas
JESÚS – EL SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO Lucas 6:1-11 Por Bryan Smith

INTRODUCCIÓN: ¿Cuántos usaron un jabón antibacterial esta mañana? ¿Sabían que por años el mundo médico se reía cuando escuchaban la teoría de los gérmenes y la idea que las enfermedades son causadas por unos organismos tan pequeños que no se pueden ver con el ojo? Ellos no pensaban que era válida la idea de tener precauciones y limpieza especiales en los hospitales, y se burlaban de Pasteur y otros que empezaban a creer en y promover esta teoría. Era difícil para ellos cambiar sus ideas y su estilo de vida. Más tarde fue difícil para ellos también admitir que se habían equivocado, y que Pasteur tenía razón. Me imagino que así fue en tiempos de Jesús también. Vimos la semana pasada como los fariseos y escribas de la ley empezaban a cuestionar a Cristo y a sus discípulos por sus acciones y creencias. ¿Cómo podía ser que este hombre quería cambiar sus leyes, y su estilo de vida? Pero sabemos que no era cualquier hombre. Jesús había venido para revolucionar la manera de pensar y vivir. Estaba entrando la época de la gracia de Dios. Como veremos hoy, él es el Señor del día de reposo. ¡Él lo creó! Los fariseos ahora enfocarían su atención en lo que Cristo y sus discípulos hacían en el día de reposo. Estaban buscando cualquier cosa para desacreditar las enseñanzas de Jesús, el cual les estaba “quitando” tanta gente y revolucionando la manera de vivir y relacionarse con Dios. El día de reposo fue establecido por Dios después de la creación como un día de descanso del trabajo, y luego fue dada como parte importante de la ley de Moisés, como vemos en Nehemías: 13

Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, 14y les ordenaste el día de reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley. Nehemías 9:13-14 En ese tiempo el día de reposo era el sábado, el séptimo día de la semana. Pero vemos en el comienzo de la iglesia en Hechos, que se reunían el primer día de la semana, o sea el domingo. Esto podría haber sido porque fue el día que Cristo resucitó. Lo seguro es que el día sábado como día de descanso fue reemplazado con el día domingo, el día en que nos reunimos ahora. Es el día del Señor. En tiempos de Jesús los fariseos y otros maestros de la ley habían añadido muchas tradiciones humanas a la ley, y tenían una interpretación muy estricta en cuanto a lo que no se podía hacer en el día de reposo. Veremos cómo Cristo les responde cuando él y sus discípulos son criticados, y cómo reaccionan los fariseos y escribas.

* Leer Lucas 6:1-11 * Orar * Bosquejo: I. Introducción (1:1-4) II. Historias de nacimiento y niñez (1:5-2:52) III. Preparación para el ministerio de Jesús (3:1-4:13) IV. El ministerio galileo de Jesús (4:14-9:50) A. La primera fase (4:14-6:16) B. El gran sermón de Jesús (6:17-49) C. Su ministerio hacia varias necesidades humanas (7:1-9:17) D. El punto culminante del ministerio galileo (9:18-50) I. LAS ESPIGAS RECOGIDAS EN EL DÍA DE REPOSO (Vv. 1-5) A. La acción de los discípulos (v. 1)

1. Mientras Jesús y sus seguidores caminaban por un sembrado un sábado, los discípulos tenían hambre y comían de los granos. (Podría ser cualquier tipo de grano – maíz, trigo, etc.) 2. Esta actividad era permitido bajo la ley como vemos en Deuteronomio: 24

Cuando entres en la viña de tu prójimo, podrás comer uvas hasta saciarte; mas no pondrás en tu cesto. Cuando entres en la mies de tu prójimo, podrás arrancar espigas con tu mano; mas no aplicarás hoz a la mies de tu prójimo. Deuteronomio 23:24-25 25

3. Lucas es muy claro en su comentario que las desgranaban con las manos para comérselas, y como veremos, los fariseos consideraban que esto era trabajo que no se podía hacer en el día de reposo. B. La crítica de los fariseos (v. 2) 1. Los fariseos siempre estaban listos para juzgar y criticar 2. Bajo su tradición, si los alumnos de un maestro estaban mal en algo, el maestro era culpable y por lo tanto realmente estaban criticando a Jesús. 3. ¿Qué tal nosotros? ¿Siempre estamos listos para criticar y juzgar a la gente que nos rodea, especialmente en cosas que no son blancos y negros en la palabra de Dios? Esto no nos corresponde a nosotros. Dios es el juez justo y él se encarga de cada uno de sus hijos. C. La respuesta de Jesús (vv. 3-5) 1. Responde con la palabra de Dios – un ejemplo del Antiguo Testamento (vv. 3-4) a. ¿Ni aun esto habéis leído…- Jesús les recordaba de que aunque sabían mucho de la ley, no sabían todo, ni se acordaban de todo en el Antiguo Testamento b. David y sus hombres comieron los panes de la proposición del templo, algo que solo podían comer los sacerdotes. Encontramos esta historia en 1 Samuel 21:1-6. c. Estos panes eran sagrados porque así lo demandaba la ley, pero cuando hubo una necesidad por hambre, se habían dado a hombres que no eran sacerdotes. d. Jesús estaba diciendo que estaban pasándose en su interpretación de la ley. e. En un pasaje paralelo en Marcos vemos esto también: 27

También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Marcos 2:27 f. Dios instituyó el día de reposo para nuestro bien, no para perjudicarnos. Él sabía que nuestros cuerpos necesitan un día de reposo después de seis días de trabajo. Esto sigue siendo importante, porque Dios lo instituyó desde la creación del mundo. 2. Responde con su autoridad (v. 5) a. Les recuerda que él tiene autoridad sobre el día de reposo, porque él lo creó e instituyó 16

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Colosenses 1:16 b. Él es el Señor del día de reposo c. Los fariseos sabían muy bien que con esto él decía que era Dios, y con más ganas buscaban atraparlo en supuesto error en cuanto a la ley, como veremos en lo que sigue. II. MANO SANADA EN EL DÍA DE REPOSO (Vv. 6-11) A. La actividad de Jesús (v. 6) 1. Como era su costumbre, Jesús estaba en la sinagoga en el día de reposo, y enseñaba a la gente, algo que de seguro molestaba muchísimo a los escribas y fariseos. 2. Estaba allí un hombre con la mano derecha seca – no le funcionaba su mano, estaba paralizada 3. No nos dice el texto, pero podría haber sido plantado allí por los escribas y fariseos para atrapar a Jesús. Lo que sí es claro es el enfoque de ellos:

B. La actividad de los escribas y fariseos (v. 7) 7 así que los maestros de la ley y los fariseos, buscando un motivo para acusar a Jesús, no le quitaban la vista de encima para ver si sanaría en sábado. Lucas 6:7 (NVI) 1. Ellos no estaban allí para escuchar y aprender, sino para atrapar y acusar a Jesús en algo 2. ¿Con cuáles motivos venimos nosotros aquí a la iglesia los domingos? C. La acción de Jesús (vv. 8-10) 1. Jesús sabía exactamente lo que estaban pensando y lo que trataban de hacer contra él (v. 8) a. No permitió que la amenaza de los escribas y fariseos le afectará b. En vez de esperar para otro tiempo cuando no estaba bajo su lupa, él le dijo al hombre que se pusiera de pie en medio de todos, y el hombre lo hizo. 2. Jesús les hizo unas preguntas de reflexión (v. 9) a. ¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? b. Mateo nos da más de lo que les dijo: 11

El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? 12Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo. Mateo 12:11-12 c. Vemos otra vez el valor que Cristo puso sobre el hombre y sus necesidades d. En contraste a lo que los escribas y fariseos hacían ese día, Cristo estaba haciendo el bien. Cristo les estaba recordando exactamente lo que ellos hacían. Buscaban quitarle la vida, y lo harían eventualmente. e. En vez de tener compasión y misericordia hacia el hombre con la mano seca, lo estaban queriendo usar para sus artimañas. Jesús luego les criticaría así: 23

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. Mateo 23:23 f. ¿Tenemos compasión para la gente que nos rodea, o simplemente la usamos para nuestra conveniencia? 3. Jesús lo sanó (v. 10) a. Antes de sanarlo, vio a todos, y aseguró que todos estaban viendo b. Dio el mandato al hombre que estirara su mano, y lo hizo. ¡Otro milagro! D. La reacción de los escribas y fariseos (v. 11) 1. En vez de creer, los fariseos y escribas se enfurecieron. Habían sido humillados y callados enfrente de toda la gente 2. Empezaron a buscar una manera de hacer algo contra Jesús 3. En Marcos nos dice que: 6

Y salidos los fariseos, tomaron consejo con los herodianos contra él para destruirle. Marcos 3:6

*Los herodianos eran simpatizantes del rey Herodes, y querían ser fieles a los gobernantes romanos en todo. Los fariseos vieron la oportunidad de ver cómo les podían ayudar a deshacerse de Jesús. Sabemos que al final su lógica era que él se proclamaba como rey de los judíos, y decían que no tenían rey más que César. 4. Hoy recordamos la muerte de Cristo con agradecimiento por medio de la cena del Señor. Él no sólo sufrió rechazo al final de su vida, sino que durante todo su ministerio también. 5. ¿Estamos dispuestos a sentir el rechazo por causa de Jesús y nuestra fe en él? Como Jesús, ¿tenemos valentía al enfrentar los que nos critican por nuestra fe, o nos escondemos en vez de enfrentarlos?

CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN: Sí, Jesús vino, y revolucionó todo en este mundo. Cada persona tiene que decidir lo que va a hacer con él - ¿Lo aceptas o lo rechazas? ¿Lo proclamas o lo escondes? Puede ser que les parece locura a la gente que nos rodea, como la teoría de los gérmenes, pero es la verdad, y debemos proclamarlo. 16

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Romanos 1:16 Otras preguntas: 1. ¿Tomamos en serio el día de reposo que Dios creó para nuestro bien? 2. ¿Juzgamos y criticamos a los que nos rodean, o los recibimos con amor y compasión? El legalismo de hoy en día es similar a lo que los fariseos practicaban. ¡Cuidemos de no caer en esto! 3. ¿Con qué actitud y motivo venimos a reunirnos? Usado con permiso

ObreroFiel.com - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.