internet


256KB Größe 3 Downloads 104 vistas
72 internet DENTALP-1

2006/09/28

10:48

Página 72

internet MARCIAL GARCÍA ROJO

Centros sanitarios on line os ciudadanos de los países desarrollados disponen de un amplio abanico de servicios gubernamentales o de comercio a través de Internet (banca on line, pago de impuestos, gestión de información laboral, etc.) y en casi todos estos países, el desarrollo de prestaciones relacionadas con la salud a través de Internet se encuentra menos avanzada que el resto de servicios. Sentadas ya ciertas bases legales que protegen al ciudadano de posibles abusos y existiendo, asimismo, un amplio consenso en tecnologías de comunicaciones y de seguridad, que es necesario aplicar a los servicios de salud a través de Internet, es factible que los avances en este campo, a corto plazo, sean mucho más significativos que los vividos hasta ahora. Ante un problema de salud, ¿el primer contacto con el sistema sanitario también puede ser a través de Internet? De los diversos estudios existentes, nos centraremos en analizar el trabajo de Umefjord y cols.,publicado en el número de abril de 2006, de la revista Family Practice (Fam Pract. 2006 Apr; 23(2):159-66). En resumen,los autores analizaron la utilidad de los servicios web tipo “Pregunte al médico”, dirigidos por médicos de Atención Primaria. Casi la mitad (45 por ciento) de las preguntas que se recibieron a través de este sitio web, se referían a aspectos que no habían sido consultados antes a ningún otro médico.Conviene destacar que el 43 por ciento de los usuarios de estos servicios web de salud se consideran satisfechos con las respuestas obtenidas a través de Internet

L

Marcial García Rojo, especialista de Anatomía Patológica del Hospital General de Ciudad Real y vocal de Castilla-La Mancha de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Informática de la Salud. Para contactar: [email protected]

72

DENTAL PRACTICE REPORT

« OCTUBRE 2006

y no estiman necesario acudir posteriormente a su médico. Parece razonable pensar que, una vez que la tecnología disponga de las medidas de seguridad y confidencialidad adecuadas,los servicios webde salud tipo “Pregunte a su médico” podrán servir de complemento a la atención sanitaria convencional. En este estudio, fueron principalmente las mujeres las que solicitaron consejos médicos (71 por ciento) y las que participaron (74 por ciento) en el mismo. Si los ciudadanos demandan poder usar Internet para acceder a los servicios de salud, será necesario que los sistemas de información de nuestros centros sanitarios sean capaces de asumir esa demanda de acceso a la información en ambos sentidos;por un lado, tendremos pacientes accediendo a sus datos y servicios clínicos de los centros sanitarios, y por otro lado, tendremos información y datos clínicos externos, generados físicamente fuera de las instituciones sanitarias, que han de ser enviados a los sistemas de historia clínica electrónica.

Fármacos en Internet A finales del año pasado,a propósito del proyecto de Ley del Medicamento, leíamos en la prensa nacional que “la patronal de las oficinas de farmacia,ha expresado su rechazo total a la posibilidad de que los ciudadanos adquieran fármacos sin receta a través de Internet o por correo,ya que la medida pone en peligro la salud de los ciudadanos”. Desde entonces, el proyecto de Ley ha sufrido cambios significativos en su tramitación en el

Congreso, hasta llegar al Senado, donde en estos momentos se está estudiando. Como médico, me resulta curioso observar que la mayoría de las enmiendas presentadas a este proyecto de ley, plantean aspectos económicos (costes, genéricos, devoluciones, etc.) y cuestiones competenciales. Sin ser aspectos totalmente equiparables,la atención médica y la prestación farmacéutica son demandadas por los usuarios para que estén también disponibles,en la medida de lo posible, desde Internet, como servicios seguros y fiables. Por ello, la puesta en marcha de estos servicios on line debe contar, por parte de las autoridades sanitarias, con el mismo respaldo que la puesta en marcha de un nuevo centro de salud o una nueva oficina de farmacia. Pero así como nuestros servicios de salud tienen experiencia en hospitales y centros de salud y ya existe abundante legislación sobre funcionamiento de los mismos, la normativa sobre aspectos prácticos para la creación de un servicio web de venta de medicamentos,de atención médica o de cuidados de enfermería, es prácticamente inexistente. ¿Somos incapaces de prever qué es lo mejor para la salud de los ciudadanos en cuanto a servicios prestados a través de Internet? Quizá estudios realizados por los propios profesionales de la salud, como el mencionado anteriormente,puedan servir para diseñar correctamente los servicios médicos y de farmacia a través de la Red, atendiendo a las necesidades reales de los ciudadanos y las posibilidades de los profesionales sanitarios. I