HC Radonski CA - Ciudad CCS

6 sept. 2017 - porque en Washington, París,. Madrid, Bogotá, Brasilia y Buenos. Aires ... niña rica al aeropuerto). La inmensa mayoría de los venezolanos ...
2MB Größe 4 Downloads 108 vistas
6 de septiembre 2017

— “Yo no felicito a los empleados públicos en su día, porque yo no soy empleado, yo soy EMPLEADOR”. H. C. Radonski C.A — “Antes de recibir ese trigo ruso, sería bueno separar la PAJA del trigo”. Manuel Rosales

Año 6 - Nº 348

Miércoles 6 de septiembre de 2017 / Ciudad CCS • No 348 • Año 6

Cieloroto Clemente Boia

AVISO: solicito 8 para inscribirm mil dólares candidato de lae como en las eleccioneMUD del 10 de septie s mbre.

@tasporai

Ramón Guerra disertó con mucha soltura y propiedad sobre los 200 millones de bolívares en efectivo de la Tintori. Pidió comprensión sobre el hecho y aseguró que, en el caso de ella, era ese el sencillo que cargaba. La discusión se desató y parecía que no iba a haber manera de pararla. En Il lupo di mare, la taguara predilecta de mis panas vecinos de Naiguatá, a mis contertulios les gusta desgranar cualquier tema hasta que no quede más nada de qué reírse. Un codazo del Tajalí y sus señalmiento con la boca hacia Barboza, el eterno candidato a concejal por cualquier partido antichavista que lo postule, me hizo caer en cuenta de que el hombre no decía nada, cuando era este uno de esos rubros en los que normalmente defiende, ataca y hiere con maestría. Como se le veía muy disminuido, la discusión perdió sentido. Todos estaban de acuerdo y competían en ser crueles con un tema que nadie podía defender, a menos que fuera Barboza, pero el solo parecía una estampa triste en el borde de la mesa. De hecho no pidió su habitual cena, tomó tres tragos y se despidió casi en silencio. El improvisado grupo de debate

se dispersó a jugar dominó. Nos quedamos en la mesa solo Ramón Guerra, conocido como “Moncho Guerrita”, el Tajalí y yo. Pedimos unos tragos y un especialmente diligente y respetuoso Joaquín, el hijo de Robertina y de un marinero supuestamente danés, se acercó a la mesa a proveernos de guarapitas. “Pórtate bien”, le dijo Ramón en un tono casi de regaño, a lo que el barman respondió con evidentes muestras de susto asegurando que él no había hecho nada, para luego partir rápido a meterse tras la barra del bar. -¿Viste que Barboza parecía tener metidos en los ojos un cielo roto?, me preguntó Ramón. -¿Sí, que le pasó? -Es que vino el jueves con un grupo y Joaquín se empeñó en una de las mujeres y efectivamente se la llevó esa noche. El problema es que ella era la novia predilecta de Barboza desde hacía tres años. Me conmovió el cuento. Miré a Joaquín y se le veía culposo mirándonos. Entendí por qué Barboza no tenía el temple para defenderse. Señalé a Joaquín desde la mesa y él, desde el horizonte de botellas, respondió con el gesto de pedir perdón.

Los 200 millones de Bs que llevaba el carro de Lilian Tintori, eran para el padre de Henrique Capriles, que se la pasa pidiendo efectivo.

Usos terapéuticos de las groserías Armando Carías

Tras ser publicados en este semanario los escritos de mi autoría titulados “Elogio de la mentada de madre”, “Variaciones sobre un mismo culo” y “Nuevo Manual de Groserías”, y dados los elogiosos comentarios recibidos sobre su lectura, he llegado a la conclusión de que las y los lectores de “El Especulador Precoz” son tan boca sucia como yo. Razón tiene El Tano (mi asesor personal en materia de lenguaje políticamente incorrecto), cuando afirma que no hay nada mejor que una buena grosería para expresar lo que nos sale del alma y que las palabras “decentes” son incapaces de significar. Quien no haya soltado un sonoro ¡Coño e’ la madre! al momento de tropezarse con la pata de una silla el dedo chiquito del pie, que lance la primera mentada. Está científicamente comprobado que las personas que dicen groserías son más felices y viven más. La longevidad, aseguran los estudiosos de la “Groseroterapia”, está directamente relacionada con el uso frecuente de las injustamente llamadas “malas palabras”. Por el contrario, se ha podido determinar que quienes reprimen

el impulso de mandar “para el carajo” o “a lavarse ese culo” a quien le joda o le caiga mal, suelen ser seres tristes, amargados, con promedio de vida más corto y que se la pasan todo el tiempo arrechos. La grosería, como la risa y el llanto, es liberadora. Estudios llevados a cabo en la Universidad de la Felicidad sobre los usos terapéuticos de las groserías, con personas que se mostraban ansiosas e inseguras,

demostraron que al aplicárseles dosis controladas de vulgaridades de mediana intensidad ( güevón, nojoda y otras inofensivas), éstas mejoraron sensiblemente y comenzaron a dar rienda suelta a la necesidad que todo ser humano tiene de expresarse libremente, sin las ataduras de los convencionalismos sociales y sin preocuparse por el qué dirán. ¡Qué vaina más buena!

DUDA: ¿Por qué se panaderos están m rá que los ás contentos con la llegada del t que la gente que co rigo ruso, nsume pan?

Miércoles 6 de septiembre de 2017 / Ciudad CCS • No 348 • Año 6

COMPROBADO: El m ejor trigo del país es el que sem Capriles Radonski en bró los llanos venezolanos.

LaMUDnotendráPatria, perotieneTrump

Clodovaldo Hernández

Es cierto que acá nadie le hace caso ya a la Asamblea Nacional. El pueblo, incluyendo la parte escuálida, “ni la ignora”, como diría Cantinflas. Pero a la dirigencia mudista eso le tiene sin cuidado porque en Washington, París, Madrid, Bogotá, Brasilia y Buenos Aires, reciben a Julio Borges como si fuera jefe del Estado (con alfombra roja, ¡huy!). Es cierto que acá la mayoría respalda a la Asamblea Nacional Constituyente, ya sea porque votó por ella o porque acepta la decisión de 41% del padrón electoral. Pero a la MUD eso no le importa porque en Estados Unidos, España, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Colombia, Brasil, México y muchas otras capitales del mundo

Ya está en Venezuela el NUEVO AUTO-CAJERO AUTOMÁTICO. El que siempre tiene dinero en efectivo y se lo lleva hasta su casa.

no reconocen a la ANC. Luego, es ilegítima. Es cierto que desde que se eligió la ANC ha habido paz y estabilidad, pero a la oposición eso le resbala porque sus medios de “información” de los países democráticos del mundo no han dicho nada de eso. O sea, que esa paz no ha ocurrido. Es cierto que la población en general ya relegó a Luisa Ortega Díaz al lugar reservado para los saltadores de talanquera. Pero eso al antichavismo no le importa porque ella es la heroína en Colombia, Brasil, México y otros maravillosos países donde sí hay estado de derecho y se respeta la dignidad humana. ¡Sobre todo!

En Venezuela nadie, ni siquiera sus propios fanáticos, se traga el cuento de los 200 millones de Bs en efectivo para atender a la abuelita de Lilian Tintori. Pero eso al liderazgo contrarrevolucionario no le importa porque los gobiernos de los países “serios” sí le creen (y hasta mandaron a sus embajadores a escoltar a la pobre niña rica al aeropuerto). La inmensa mayoría de los venezolanos, incluyendo los antichavistas rabiosos, no apoyan las sanciones económicas de EEUU ni sus amenazas de invasión militar, pero a los líderes de la derecha que solicitaron ambas cosas eso no les importa. Dicen que si los chavistas tienen Patria, ellos tienen Trump.