Gran inicio en el Gran Rex

8 mar. 2007 - Solista: Fernando Hasaj. Programa: Concierto para violín y orquesta, A la memoria de un ángel, de Alban Berg y. Sinfonía Nº 9, en Re menor, ...
236KB Größe 7 Downloads 107 vistas
Espectáculos

Jueves 8 de marzo de 2007

LA NACION/Sección 4/Página 3

Pentagramas AUDICIONES

de la ciudad. Muy aplaudido fue también el director de orquesta, Giuliano Carella, mientras la puesta de Walter Pagliaro aprovechó la belleza de la escenografía y vestuario de Alberto Verso para esta producción, realizada en colaboración con el otro gran teatro siciliano, el Máximo de Palermo. Nélida Palacios reparte su carrera europea, comenzada en 1992 tras ganar varios concursos, sobre todo entre Alemania e Italia. Ha integrado el elenco estable de importantes teatros de provincia como Munich, Nuremberg, Stuttgart, Dresde, Colonia y Mannheim, Trapani y Catania, donde este año cantará también el rol de Doña Elvira en el Don Giovanni de Mozart.

Buscan pianistas acompañantes de ballet ■ El jueves 29 del corriente, a las 10.30, se realizarán las pruebas para las audiciones para pianistas acompañantes del Ballet Estable del Teatro Argentino de La Plata. Para más informes, comunicarse por el (0221) 429-1714, de martes a viernes, de 12 a 18. ITALIA

Gran inicio en el Gran Rex SOLEDAD AZNAREZ

Muy bueno

✩✩✩✩ Concierto de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Director: Stefan Lano. Solista: Fernando Hasaj. Programa: Concierto para violín y orquesta, A la memoria de un ángel, de Alban Berg y Sinfonía Nº 9, en Re menor, de Anton Bruckner. Organizado por el Teatro Colón en el Gran Rex.

Fue alentador observar una nutrida concurrencia en la sala del teatro Gran Rex, así como a los músicos elegantemente vestidos con el tradicional frac con pechera y moñito blancos para asumir el difícil programa propuesto por el maestro Stefan Lano, quien contó con el valioso aporte de Julio Palacio, que, además de ser uno de los musicógrafos del Colón, asumió la responsabilidad de asesorar en el armado de los programas. Y así como fue feliz la conjunción de un programa Berg-Bruckner, el análisis global de la temporada musical anunciada, que se aparta de la habitual rutina y es en sí misma –más allá de los resultados interpretativos– de indudable interés para el público melómano tradicional y, en especial, para los jóvenes, porque como ocurrió en las épocas de Juan José Castro se escucharán obras sinfónicas en primera audición y otras largamente olvidadas. A este valor del programa se sumó la solvencia profesional de Stefan Lano, el habitual virtuosismo de Fernando Hasaj –fue un detalle poco feliz, pese a que no incide en la audición musical, verlo de traje y corbata roja en contraste marcado con la orquesta– con ese sonido cristalino, admirable manejo del arco y refinado fraseo musical, y el más que aceptable rendimiento del organismo sinfónico, a pesar de ciertos pasajes poco claros y leves desajustes.

El concierto de Alban Berg puede ya incluirse entre las grandes partituras para violín con orquesta por la riqueza de su lenguaje, que, además, por ser la última creación del compositor austríaco y estar dedicada a Manon Gropius, hija de Alma Mahler, A la memoria de un ángel, adquiere un significado adicional no exento de emotividad. Desde el punto de vista estrictamente musical es una partitura distintiva del joven alumno de Arnol Schoenberg, pero rebelde y poco ajustado a procedimientos que rompieran totalmente con la tonalidad, ya que en su estilo vislumbró y logró la posibilidad de aplicar los nuevos conceptos sin apartarse totalmente del pasado y de la tradición sinfónica germana y aun con Bach, a quien recurre con el tema de un coral. De ahí que su música sea una de las más gratas del lenguaje derivado del dodecafonismo.

Contrastes Berg, en su concierto en dos movimientos, logra plasmar una música sugerente donde es posible captar ritmos de danza, algún sabor a canto tirolés y hasta un tema popular. Y cuando en el segundo tiempo pretende una pintura de la enfermedad de Manon Gropius es ríspido y bien disonante en contraste con el momento en que recuerda su muerte en plena juventud, utilizando un coral de Bach para concluir la obra de un modo plácido, pero muy emotivo porque las notas que se elevan en el registro nos hablan de la vida en el más allá. Admirable fue la ejecución de Hasaj y excelente el trabajo de Lano, ambos en perfecta sintonía para transmitir el clima de una atmósfera sonora distendida, con los matices, las intensidades y transparencias que seguramente estuvieron en el

pensamiento del autor. Por eso fue natural que la ejecución provocara un lógico y cálido aplauso, nada frecuente cuando se trata de obras de lenguaje poco habitual. En la segunda parte se escuchó la conocida versión de Stefan Lano de la Novena Sinfonía de Bruckner que ofreció el año pasado con la Estable del Teatro Colón. En esta oportunidad, al frente de la Filarmónica, se reiteró el conocimiento que posee el director del lenguaje del sinfonismo germano, con una ejecución acaso menos robusta en las sonoridades graves, pero igualmente acertada en las intensidades y en el logro de la claridad y de cierta diafanidad que suele quedar olvidada. Si bien el adagio, el tercer y último movimiento de la obra, y también el adiós del creador antes de su inminente muerte (otra “inconclusa” significativa), es acaso el momento de la mayor originalidad de la composición. La ausencia de una coda o de algunas anotaciones para el final han hecho imposible todo intento de reconstrucción. Aquí no sería justo hacer comparaciones entre las dos versiones del excelente músico que es Stefan Lano, llevadas a cabo en dos salas diferentes, una de las cuales fue en la del mágico Colón, pero es justo dejar constancia de que la audición en el Gran Rex fue muy buena y en este sentido no nos cabe duda de que hubo un sutil aporte electrónico para el logro de un mejor volumen y un empaste que no es habitual en ese escenario. Por lo tanto, felicitaciones para quien haya logrado este resultado que hace presumir una solución ideal para que la entrañable sala intensifique su ya larga y valiosa contribución como auditorio de conciertos.

Juan Carlos Montero

Ovacionan a cantantes latinoamericanos ■ CATANIA (ANSA).– Los cantantes Carlo Ventre, de Uruguay, y Nidia Palacios, de la Argentina, fueron ovacionados por su desempeño en la ópera Norma, de Bellini, tercer título de la temporada 2007 del teatro Bellini de Catania, Sicilia. Nueve minutos de aplausos compartidos con la soprano griega Dimitra Theodossiou en el rol central, mientras crítica y público apreciaron la voz potente del tenor Ventre, como Pollione, y la inten-

Nidia Palacios ARCHIVO

sidad de la Adalgisa de la mezzo Palacios. Se trataba del mismo trío que presentó la ópera belliniana en la gira que hizo el teatro catanés en Tokio, en julio del año pasado, y que se presentaba ante el público local con el comprensible temor que inspira cantar una música compuesta por el más célebre compositor

PRUEBAS

Voces para Coro Exaudi ■ El Coro Polifónico de la Camerata Exaudi busca sopranos, contraltos, tenores y bajos para la presente temporada. Las audiciones se llevarán a cabo el martes 20 del actual, a las 18.30, en Humberto I 330. Informes, 4201-9340.