GENERAL

El Presidente de la Republica de Tunez, Habib. Bourguiba, ya en 1965 preconizo negociaciones de ese tipo fundandose en esas bases, en un discurso celebre ...
3MB Größe 10 Downloads 91 vistas
741.

Naciones Unidas

SESION PLENARIA

ASAMBLEA

GENERAL

Lunes 22 de noviembre de 1976, a las 11 horas

TRlGESIMO PRIMER PERlODO DE SESIONES

Documento. Oficiale.

N U·E YA

SUMARIO Pdglt14 Tema 27 del programa: Cuestión de Palestina (continuación): a) Informe del Comité p~ra el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino; b) Informe del Secretario General . 1203

Pv'esidente: Sr. Hamilton Shirley AMERASINGHE (Sri Lanka). TEMA 27 DEL PROGRAMA

Cuestión de Palestina (continuación): a) Infonne ·del Comité para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino; b) Informe del Secretariu Generw 1. Sr. BOULOM (República Democrática Popular Lao) (interpretación del francés): Para honra de su propia Carta, que es el fundamento de su existencia, es alentador ver que las Naciones Unidas, pe~e a las maniobras y los intentos realizados desde hace un cuarto de siglo por el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el racismo y el sionismo expansionista para utilizar la tribuna de la Asamblea General y las de otras instancias de la Organización para deformar la verdad y ahogar la voz de la razón de los pueblos oprimidQs y la de los otros pueblos del tercer mundo, desacreditando a la vez a los movimientos de liberación nacional y las justas y legítimas reivindicaciones de la gran mayoría de la pohlación del mundo, estudian una vez más este año la suerte del valeroso pueblo palestino, concediendo a esta cuestión el carácter fundamental y prioritario que merece en la búsqueda de una solución justa y duradera del problema del Oriente Medio.

2. Las Naciones Unidas y el mundo, en general, reconocen sin equívocos y tienen más conciencia que nunca de que la cuestión de Palestina - o, para decirlo de otra manera, la cu~stión del ejercicio real y efectivo de los derechos sagrados e inalienables del pueblo palestino - es vital para la solución del problema del Oriente Medio. Pero, infortunadamente, para llegar a este punto tuvieron que estallar cuatro guerras crueles que acarrearon pérdidas inútiles de vidas humanas y de biene~ materiales y, sobre todo, tuvieron que transcurrir tres decenios de sufrimientos físicos y morales, de frustraciones, de humillación del pueblo palestino que, sin haber cometido ninguna faita, fue condenado crue:mente por las maniobras pérfidas del imperialismo, del colonialismo y del sionismo expansionista al destino más cruel que haya conocido ningún otro pueblo, es decir, a perder su propia patria en manos del agresor.

y O RK

la injusticia flagrante que aqueja a ese pueblo. Ha llegado la hora de que nuestra Organización repare el error cometido y restituya al pueblo palestino sus derechos nacionales básicos sin más demora. 4. El problema palestino es tan antiguo como las propias Naciones Unidas. Mi delegación no quisiera repetir la historia de ese problema, que ya fue explicada por muchos oradores que me han precedido en esta tribuna, así com.:> por otros oradores .que han hablado en otros foros de las Naciones Unidas. Los pueblos amantes de la justicia y la paz, en realidad todos los pueblos del mundo, conocen bien el origen de ese problema y las trágicas consecuencias que han derivado de él. Sería en vano tratar, recurriendo a maniobras de propaganda absurda y' desvergonzada, de engañar a la opinión pública, como se ha hecho durante los últimos 2S años, sosteniendo mentiras que no hacen más que complicar la solución del problema palestino y del Oriente Medio en su conjunto. La cuestión palestina siempre fue y sigue siendo la causa de la tirantez que existe en esa región del mundo y debe ser, por consiguiente, la clave de la solución del problema de establecer una paz justa y duradera entre Israel y sus vecinos. S. Ello no puede ser de otro modo, pues no debe haber ninguna consideración ni ninguna situación más importante que el ejercicio real y efectivo de los derechos a la autodeterminación, la independencia y la soberanía, y el derecho a tener una patria y un Estado propios. El pueblo palestino no surgió de las tinieblas ni es fruto de una invención; es una entidad política, jurídica e histórica, como lo son los demás pueblos del Oriente Medio. El pueblo palestino tiene una historia milenaria. Es un pueblo heroico que ha luchado y sigue luchando denodadamente para hacer triunfar su justa causa, que es la misma de todos los movimientos de liberación nacional y la de todos los pueblos amantes de la paz y de la justicia. 6. La lucha que libra el pueblo palestino bajo la dirección de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), su auténtica representación, recibió la ayuda y el apoyo poderoso de los países del tercer mundo, de los países no alineados, de los países socialistas y de los demás países amantes de la justicia. Esa ayuda y ese apoyo crecen y se amplían sin cesar, consolidando y reforzando a diario la posición de la OLP, tanto en el plano nacio'ilal como en el escenario político internacional. 7. En la actualidad la OLP cuenta con el reconocimiento de todos los países del movimiento de los no alineados, del cual es miembro de pleno derecho. Además, es uno de los miembros del Buró de Coordinación del movimiento de los países no alineados, y cumple una función activa en el seno de ese movimiento. En las Naciones Unidas, se han

3. Las Naciones Unidas, abanderadas el. tos grandes ideales de justicia y de equidad, ya no pueden cerrar los ojos ante 1203

A/31/PV.74

I 1204

andonaran el pais; todo 10 contrario,"

-,-

-.-

....

1214

1213 1920 :e~cia

nporyo el moce 'oica:r las ) era rania or la , de lesar e la a de una mos 'nal. jusde ldo ~sta

a la el ion nas )or l1as

mlad

de ;us

a os as

de

10

d, m la 'a ~s

J-

a· )S ~s

,a o a

5

Asamblea General - Trigesimo primer p0rlodo de sesiones - Sesioraes Plenarias

112. El pueblo palestino, en 10 que a el rcspeeta, nunea se sino que extrajo igualmente conclusiones que han de deelar6 vencido. Con perscverancia y detarminaei6n opuso permitir arribar a una soluei6n justa y duradera. Hacemos una resistencia infatigable a todas las fuerzas del mal. llegar igualmente nuestras mas vivas felidtaeiones a todCIS Convencido de la justicia de su causa, supo resistir alIos miembros del Comite por la imparcialidad y objetividad lenguaje de la fuerza y ha mantenido su existencia gracias a que se desprende de ese informe, que viene asi a completar una fe inquebrantable en la justicia de su causa. De esta los esfuerzos emprendidos por las Naciones Unidas con forma~ han transcUl'rido decenas de afios desde que este miras a reafirmar los derechds del pueblo palestino. pueblo fue sometido a presiones para abdicar de su 119. La delegacion de Marruecos ha estudiado con la existencia y renunciar a su entidad naeional. No obstante, mayor atencion este informe, que hemos encmltrado pleno burlando las esperanzas de sus enemigos, ha afirmado de discernimiento y moderacion, Aprobamos, en conseconstantemente ~u derecho a la vida, con 10 que ha dado UII cuencia. sus lineas principales y su programa de acci6n. ejemplo que le ha valido el interes de la eomunidad interflaeional ademas de su respeto y admiracion. 120. Observamos con satisfacci6n las conclusiones que afirman que la justa solucion del problema palestino 113. Sin . . 11,da, his resoluciones aprobadas por la Asamblea constituye condicion sine qua non para todo arreglo del General partir de 1974 constituyen un cambio historico problema del Oriente Medio. El informe no ha dejado de en la apreciacio~ del problema palestino. A nuestro modo sef'ialar la gravedad de las eonsecuencias de la politica de ver, tales resoluciories significan una consagraci6n de las anexionista de Israel, que se traduce en la instalaci6n de victorias Jogradas por el pueblo palestino en todos los campos. Ademas, reflejan fielmente las nuevas condiciones centenares de asentamientos en los territorios arabes ocu, del desarrollo de la situacion en el Oriente Medio. Por otra pados, Conseiente del hecho de que esta pol(tiea no puede parte, ripresentan un primer paso franeo hacia la reparacion sino contribuir a haeer mas compleja la situaci6n en la de las injusticias sufridas por el pueblo palestino desde que region, el Comite ha solicitado a Israel, a justo titulo, que ia Asamblea General aprob6 su resolueion famosa del 29 de ponga fin de inmediato a la implantacion de tales asentalJoviembre de 1947. mientos.

a

114. El heeho de conferir un canicter internacionallegal a la entidad palestina no significa, en absoluto, que esta entidad no existiera hasta despues de la adopci6n de esas resoluciones, puesto que se trata de una entidad hist6rica, que cxiste desde hace miJenios y que ha conservado su propia identidad, aunque la invasion sionista haya tratado de borrar SUI) contornos y de hacerla desapareccr.

121. Desear(a igualmentc, en nombre de la delegacion de Marruecos, expresar al Secretario General nuestro mas ealuroso agradecimiento por sus esfucrzos constantes y sostenidos tendientes a la aplieaci6n de la resoluci6n por la que se invita a la OLP a participar en las deliberaeiones del Consejo de Seguridad, en un pie de igualdad con todos los otros miembros.

115. Durante la Conferencia en la 0umbre celebrada en Rabat del 26 al 29 de octubre de 1974, y a iniciativa de Su Majestad el Rey Hassan 11, los jefes de Estado arabes pusieron en evidencia el papel de vanguardia asumido por la OLP, reconociendo que este movimiento de liberaci6n es el unico reprcsentante legal del pucblo palestino. Desd~ entonces, la OLP :le ha convertido en un interlocutor indiscutible en todas las instancias internacionales.

~ 22.

116. El reconocimiento internacional cada vez mayor que Re concede a la OLP, su admision en numerosas instancias internacionales y su eleccion como miembro del Bur6 de Coordinaci6n del movimiento de los paises no alineados viene a ponel de relieve el papel que desempena esta Org&nizacion en el concierto de las naciones. 117. Asimismo, me es muy agradable poner de relieve la satisfaccion de la delegacion de Marruecos al ver participar en este debate al Sr. Kaduoumi, jefe del Dep'lrtamento Politico de la OLP, as! como a los demas miembros de su delegaci6n, que participan en nuestras deliberaciones en forma constructiva y positiva. 118. La delegaci6n marroqui desearia ahora rendir homenaje a la acciOn desarrollada por el ComiteS para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino y, en particular, a su Presidente, .ni amigo el Embajador M6doune Fall, del Senegal, que ha trabajado incansablemente para proclamar 10s derechos inalienables del pueblo pale.tino y que, en una brillante intervencion, no solamente expuso ante la Asamblea el problema palestino desde sus origenes,

Asimismo, expresamos la esperanza de que el Consejo de Seguridad y la Asamblea General habran de tener en cuenta las reeomendaciones expresadas, cuyo fin es dar forma en la pnictica a los medios para que el pueblo palestino pueda ejercer sus dereehos inalienables. 123. Lamentablemente, no podemos sino deplorar la intransigencia y la soberbia con que Israel sigue tratando ese problema. Denunciamos con firmeza esta politica tendient,~ a haeer que el pueblo palestino se doblegue bajo el peso de la injusticia y a mentenerlo en un estado de [lerpetuo exilio. 124. Hay que recordar que, despues de haber ocupado

toda la Palestina, Israel prosigue hasta estos dias ho&tigando a los palestinos cada vez que se le presenta la oportunidad; nada se ha escatimado: incursiones, ataques, expulsioa de dirigentes, asesinatos, secuestros, torturas. 125. Marruecos considera que esta tragedia que persiste en el Oriente Medio, mientras el eolonialismo ag~niza en sus ultimos bastiones, constituye un desafio lanzado a todos 108 pueblos amantes de la libertad. 126. Asimismo, resulta intolerable comprobar que este hecho colonial se manifiesta mediante una politica deliberada de ocupaci6n, anexion y expansi6n, que lleva a cabo Israel. 127. En una tierra pacifica y sagrada, conocida a 10 largo de lU historia secular por lU tolerancia religiosa y I, coexistencia entre SUI distintas comunidadel, resulta para-

l'

••

74a. sesi6n - 22 de noviembre de 1976

I

de nos dC/s dad ,tar con

I

dojico asistir a una inversion de los valores, caracterizada por el egoismo mas retrogrado y la intolcrancia religiosa.

~.

128. Sin embargo, observamos con cierta satisfaccion que en su 1969a. sesion el 11 de noviembre de 1976, el Consejo de Seguridad lIego a un consensc en el cual, manifestando su viva inquietud y su profunda preocupacion por la situacion prevalecien~e en los territorios arabcs ocupados, deplora la accion emprendida por las autoridades israelies en desprecio de todas las rtsoluciones aprobadas por nuestra Organizacion.

I ~

i

Ii

ii iII

la

I

i!

l'

enD

~

\\ !

Ilse·

'11

I; \!

que :ino del I de tica de »cu· ede I la que Ilta· de mas S Y lr la del los

I:,

'.

1\



/: I[

r>

I

J

I

r,

"

129. Marruecos, que participo en los debates del COl.. )jo de Seguridad, se felicitR, naturalmente, de la decision unanime adoptada por el Consejo, que demuestra plena· mentc la gravedad de ia situacion y sefiala el canicter de los actos perpetrados por Israel. 130. Debemos comprobar que, durante estos ultimos 30 alios, el pueblo palestino no ha cesado de sufrir toda c1ase de males inflingidos por el ocupante iSff.. ·H. Esta situaclon se ha traducido en la creacion de un foco de tension permanente y peligroso para la paz y la seguridad mun· diales. Hasta ab ora, coma ya 10 he indicado, nuestra Orgardzacion se ha dedicado sobre todo a aliviar los sufrimientos de los palestinos, en tanto que deberia haber tornado medidas eficaces para atacar el mal en sus raices. Los palestinos no desean en 10 adehmte la caridad internacional, que no puede constituir de ninguna manera la solucion de su probJema. 131. Es hora ya de que se restablezcan los derechos inalienables del pueblo palestino. Esos derechos implican necesariamente el reconodmiento de la identidad nacional de los palestinos.

sejo , en dar 'blo

132. La identidad de un pueblo no puede ser objcto de negociaciones 0 compromisos. En consecuencia, estamos convencidos de que toda tentativa de considerar los derechos inalienables del pueblo palestino como materia de negociaciLn estara condenada al fracaso.

, la ese :nt" ) de ~io.

133. La (mica, soluci0n reside en el retomo incon,~,cional del pueblo palestine a su patria, donde debe gozar de la garantia de ejercer su soberania y su independencia.

ado Ildo lad; I de

134. Corresponde alas Naciones Unidas, que han reconocido los derechos inalienables del pueblo palestino, como· lidar ese reconocuniento mediante una vision sana y apropiada de una soluci6n que haga justicia a los palestinos.

len sus 108

~ste

ibe· abo Irgo , I,

ara-

.

\

1215

La realizacion de esa solucion, ahora que las circunstancias son favorables, es la tarea mas urgente e imperiosa; si no, se corre el riesgo de ver surgir una situacion todavia mas explosiva, cuyo alcance y cuyas consecuencias humarJas y politicas no l'odrian preverse. 135. Es, pues, nrgente hacer res,~tar las pertinentes resoluciones de las Naciones Unidas y, a este respecto, se deben tomar en consideraci6n las conclusiones del informe del Comite para el ejercicio de los derechos inalienabJes del pueblo palestine y las medidas propuestas por la Organi· zaciGn de la Unidad Africana y el movimiento de los paises no aJineados, porque eUas reflejan nuestra yreocupacion cornun y legitima por saJir de la inmovilidad que caracteriza a la actitud de las Naciones Unidas en cuanto a esta grave cuesti6n. 136. El Reino de Marruecos considera que Israel no puede negar indefinidamente la existencia del pueblo palestino, porque no puede haber una paz verdadera y durable sin una solucj6n del problema palestino. 137. Es por eUo que la delegaci6n marroqui esta, conven· cid a de que la OLP debe estar presente en todas las reuniones y conferencias internacionales en las que se considere el problema del Oriente Medio. 138. Los esfuerzos de la comunidad internacional deben concentrarse ahora /'in el fondo del problema, a fin de lograr el restablecimiento de 108 derechos inalienables del }lueblo palestino. 139. Pe co, mientras se lIega a esa soluci6n ineluctable, estimamos que la comunidad internacional tiene el deber de ejercer presi6n sobre Israel y de impedirle, especialmente, proseguir su politica tendient~ a desnaturalizar el autentico legado nacional del pueblo palestine y a camb~.ar el caracter demografico y fisico de los territorios arabes ocupados. 140. No es necesario recordar que la OLP hu dado pruebas tangibles de !U madurez ~,oUtica al asumir plenarnente su responsabilidad hist6rica en la seria busqueda de un arreglo politico. La declaracion del Sr. Kaddoumi, jefe del departa. mento politico de la OLP, ante esta Asamblea {66a. sesionJ demuestra claramente que el pueblo palestino, aunque determinado a recuperar su derecho a la existencia nacional, piensa en el futuro, porque anhela vivir en un clima de paz, de justicia y de tolerancia. Se levanta la sesion a lo!S 13.05 horas.