Fiesta de Primavera - Casa Asia

comienzo de la primavera. Mis amigos españoles siempre me hacen preguntas: por qué la fecha de este día no es fija, qué hacemos los chinos para celebrarlo ...
342KB Größe 4 Downloads 61 vistas
La Fiesta de Primavera Por Liu Hongyi, estudiante

El Año Nuevo Chino, también conocido en China como la Fiesta de Primavera, es la fiesta más importante del país milenario y nos indica a los chinos tanto el inicio del año como el comienzo de la primavera.

Mis amigos españoles siempre me hacen preguntas: por qué la fecha de este día no es fija, qué hacemos los chinos para celebrarlo y qué comemos. Y a continuación voy a resolver una por una estas preguntas.

Ante todo, hay que aclarar la misteriosa fecha de las fiestas chinas. Aunque ahora en China vivimos conforme al calendario moderno y decoramos el árbol con motivo de la Navidad, todas las fiestas tradicionales las celebramos según el calendario lunar que regía las actividades agrícolas en la antigüedad. Fechas tan importantes como la del Año Nuevo no puede ser una excepción. Mostrándose de la manera occidental, la Fiesta de Primavera puede caer en cualquier día entre el 21 de enero y 21 de febrero. Y esta vez, el año de serpiente nos llegará el 10 de febrero.

Según un documento histórico, los chinos celebramos el Año Nuevo desde hace 4.000 años y, a diferencia del resto del mundo, a pesar de que sólo llamamos la Fiesta de Primavera a un día concreto, las celebraciones duran unos veinte días.

La alegría empieza el día del Año Nuevo Menor, que cae en el día 24 del duodécimo mes lunar, cuando todas las familias se ponen en acción a limpiar la casa completamente. Lo hacemos para echar a la calle la mala suerte y tristeza que se nos ha acumulado en el año pasado y poder recibir así el año nuevo con una nueva disposición y buen deseo. El mismo día en la zona rural, aparte de la limpieza, la gente hace ofrenda al dios de la cocina. Ya vemos lo importante que es la comida en la cultura china.

Una vez hecha la limpieza de casa, en la semana siguiente, hacemos todos los preparatorios para la celebración, incluidos la compra de alimentos, la elaboración de pastel, etc., entre los cuales, lo más trascendente es pegar las coplas (en chino lo llamamos Chun Lian) que consiste en caligrafiar dos frases de significado positivo en un papel rojo, que se pega a los dos lados de

la puerta. Junto con las coplas, también adherimos el carácter chino“福” (que significa dicha) en la ventana y en la puerta, pero lo solemos colocar al revés porque en chino, invertir este carácter tiene la pronunciación parecida a que la dicha ha llegado.

Pegar coplas

El Fu invertido

Además de ser una fiesta de felicidad, el Año Nuevo Chino también sirve para reunir a toda la familia. Los chinos, independientemente de donde estudien o trabajen, esperamos estas fechas para volver a casa y reunirnos con los padres y otros parientes. De modo que, durante los festejos, el transporte público chino se somete a un examen duro ya que casi la mitad de la población china se desplaza a la vez. Los inimaginables los obstáculos para obtener un billete de tren convierten en todo un logro conseguir uno.

¡Volvemos a casa!

El auge de la Fiesta de Primavera es en Noche Vieja cuando todos los familiares ya están en casa para servirse la cena más abundante y rica del año. Las madres preparan los platos según el gusto de cada uno, pero hay uno que nunca falta en la mesa: el pescado. En chino, la pronunciación de pescado se acerca mucho a “sobrante”, por eso lo comemos deseando que en el año que viene nos sobre mucho.

En el norte de China, se come Jiao Zi en la cena. Esta comida típica china con relleno de carne y verdura tiene una forma de media luna y se parece en aspecto a la moneda que se utilizaba en la antigüedad, así que también en él depositamos una buena esperanza. Mientras comemos y charlamos, vemos un programa retransmitido por la Televisión Central China. Aunque parezca raro, forma realmente parte de nuestra costumbre. Tan pronto como llegan las doce de la noche, toda la familia sale a la calle a lanzar fuegos artificiales y el país se sumerge en luminosidad y alegría.

En las familias más tradicionales, en esta noche nadie duerme y todos se sientan alrededor de la mesa esperando la llegada del amanecer. A esta tradición la denominamos Shou Sui, que quiere decir que vigilamos bien que todos hemos pasado el último día sanos y salvos.

La cena más abundante del año

Jiao Zi

Todo el país se sumerge en alegría

El primer día del año nuevo chino está envuelto de diferentes rituales. Al levantarse, nos ponemos ropa nueva, en este caso el color rojo es muy recomendable. Luego, los menores de la familia felicitan el año nuevo a los mayores. Este ritual, denominado Bai Nian, lo consideramos muy trascendental, si alguien pronuncia unas malas palabras o frívolas, seguro que recibirá una severa reprimenda. Suele ser el día favorito de los niños porque pueden recibir de sus padres, abuelos, e incluso tíos sobres rojos que contienen dinero. Este dinero se denomina Ya Sui Qian, en el cual está depositado el buen deseo de que los niños puedan tener felicidad y seguridad.

Niños felicitan a los abuelos y reciben el sobre rojo

El segundo día es especial porque las mujeres casadas vuelven a casa de sus padres con el marido y el hijo, mientras los padres preparan una gran cena para recibir a su hija. En la antigua China, las mujeres una vez casadas, solo tenían permitido volver a casa una vez al año. Aunque hace mucho que olvidamos esta norma estricta, ese día siempre está envuelto por la sensación de un cálido retorno al núcleo familiar.

El quinto día está dedicado al dios de riqueza. Aquí en España, la gente tiene la impresión de que los chinos trabajamos 365 días, pero eso no es cierto. En realidad, sean empresas o bolsas, todas cierran desde el primer día del año nuevo hasta este día de riqueza. Para dar la bienvenida al dios del comercio e iniciar otra vez el negocio, los comerciantes encienden pequeños petardos ante su domicilio. Los que quieren tener éxito en el trabajo también aprovechan para ir al templo a hacer voto.

Aparte de dichas actividades, los chinos aprovechan este periodo para visitar a los amigos, colegas de trabajo, profesores antiguos, etc. y llevarles algunos detalles y buen deseo. Es la oportunidad óptima para fortalecer las relaciones sociales y estrechar la amistad.

El final de la serie de celebraciones del Año Nuevo Chino es la Fiesta del Farol, que cae en el día quince del primer mes lunar. Un par de días antes, en las calles se disponen varias ferias de farolillos y miles linternas tradicionales iluminan la noche de la ciudad. Cada farol lleva consigo una adivinanza interesante. Al anochecer, todo el mundo sale de casa y pasea por las calles para contemplar las luces coloridas. Si alguien acierta la solución del acertijo, puede quedarse con la linterna.

Feria del Farol

Y así concluye el resumen de los festejos de la Fiesta de Primavera. Para nosotros, celebrarla no sólo nos ofrece una oportunidad para rememorar el pasado y la amistad, sino también incluimos en la celebración nuestras buenas expectativas sobre la vida y el futuro. Actualmente las celebraciones del Año Nuevo Chino se están expandiendo y se celebran en muchos rincones del planeta, en mi opinión esto se debe por un lado a la migración de chinos al exterior como a la importancia que todos damos al amor y a la familiar, ya que no tiene fronteras.

¡Feliz Año Nuevo Chino!