Estrategias TIC

papel, notas adhesivas, lápices de colores, pegamento y una cámara de fotos. Serán nuestras herramientas para promover la comunicación visual, que es fundamental en la metodología. Una imagen vale más que mil palabras; y lo que es más impor- tante, una imagen puede evocar un sinfín de ideas, ya que da pie a la ...
2MB Größe 8 Downloads 71 vistas
Estrategias TIC Innova en tus ideas y transforma tu realidad

1

¿Qué es el Design Thinking? Es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Proviene de una forma en la que trabajan los diseñadores de producto, de ahí su nombre, que en español se traduce de forma literal como “Pensamiento de Diseño”. Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible, y si además se le agrega una estrategia viable de negocios puede convertirse en valor para el cliente.

2

¿Quiénes utilizan el Design Thinking? Empresas como Apple, Google y Zara lo utilizan. Al ser un gran generador de innovación, se puede aplicar en cualquier campo, desde el desarrollo de productos o servicios hasta la mejora de procesos y definición de modelos de negocio.

3

¿Cómo funciona el Design Thinking? El Design Thinking se desarrolla siguiendo un proceso con 5 características diferenciales.

1. Generación de empatía Hay que entender los problemas, necesidades y deseos de los usuarios implicados en la solución que estamos buscando. Independientemente de qué estemos desarrollando, siempre conllevará la interacción con personas. Satisfacerlas es la clave de un resultado exitoso. 2. Trabajo en equipo Pone en valor la capacidad de los individuos de aportar singularidad. 3. Generación de prototipos Ya que defiende que toda idea debe ser validada antes de asumirse como correcta, el Design Thinking propicia la identificación de fallos, para que cuando demos con la solución deseada éstos ya se hayan solventado. 4

4. Promover lo lúdico Se trata de disfrutar durante el proceso, y gracias a ello, llegar a un estado mental en el que podamos dar rienda suelta a nuestro potencial. 5. Gran contenido visual Esto hace que pongamos a trabajar tanto nuestra mente creativa como la analítica, dando como resultado soluciones innovadores y a la vez factibles.

5

Para comenzar a utilizarla…

es muy importante preparar estos cuatro puntos:

Los materiales

Los materiales usados en las técnicas de Design Thinking están al alcance de cualquiera. Hazte con rotuladores, hojas de papel, notas adhesivas, lápices de colores, pegamento y una cámara de fotos. Serán nuestras herramientas para promover la comunicación visual, que es fundamental en la metodología. Una imagen vale más que mil palabras; y lo que es más importante, una imagen puede evocar un sinfín de ideas, ya que da pie a la interpretación.

6

El equipo En el Design Thinking es imprescindible trabajar en equipo. Cuanto más diverso sea, mejor, así podréis sumar puntos de vista, conocimientos y experiencia. Es imprescindible que haya al menos una persona con conocimientos sobre la metodología que sepa guiar el proceso, y aunque debe tener un núcleo estable de personas que participen hasta el final, se podrían sumar otras dependiendo de la fase en la que nos encontremos. Por ejemplo, en la generación de ideas o en la prueba de prototipos. 7

El espacio Durante el proceso necesitarás un espacio de trabajo, aunque también desarrollarás técnicas fuera de él. Busca un sitio lo suficientemente amplio para trabajar en torno a una mesa con paredes libres para pegar la información que vayas generando. Piensa en un lugar luminoso e inspirador que propicie el trabajo distendido y te haga sentir cómodo y con un buen estado anímico. ¿Has oído hablar de las famosas oficinas de Google? Un espacio inspirador motiva la innovación.

8

La actitud En el Design Thinking es imprescindible la actitud. Debemos adoptar la que se denomina “Actitud del Diseñador“, ser curiosos y observadores. En cualquier detalle podemos encontrar información trascendente. Debemos ser empáticos, tanto con las personas como con sus circunstancias; ser capaces de ponernos en la piel del otro; cuestionarnos el status quo y no cargar con prejuicios; ser optimistas y positivos; perder el miedo a equivocarnos, y ver los errores como oportunidades.

9

¿En qué consiste el proceso? El proceso de Design Thinking se compone de cinco etapas, pero no es lineal. En cualquier momento podrás ir hacia atrás o hacia delante si lo ves oportuno, saltando incluso a etapas no consecutivas. Comenzarás recolectando mucha información, generando una gran cantidad de contenido, que crecerá o disminuirá dependiendo de la fase en la que te encuentres.

10

1. Empatiza El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando, así como de su entorno. Debemos ser capaces de ponernos en la piel de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades. 2. Define Durante la etapa de “Definición”, debemos seleccionar la información recopilada durante la fase de “Empatía” y quedarnos con lo que realmente aporta valor y nos lleva al alcance de nuevas perspectivas interesantes. Podremos identificar problemas cuyas soluciones serán clave para la obtención de un resultado innovador. 11

3. Idea La etapa de “Ideación” tiene como objetivo la generación de un sinfín de opciones; no debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra. En esta fase las actividades favorecen el pensamiento expansivo y debemos eliminar los juicios de valor. A veces, las ideas más estrambóticas son las que generan soluciones visionarias.

4. Prototipa En la etapa de “Prototipado” volvemos las ideas realidad. Construir prototipos hace las ideas palpables y nos ayuda a visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto elementos que debemos mejorar o refinar antes de llegar al resultado final.

12

5. Testea Durante la fase de “Testeo” probaremos nuestros prototipos con los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando. Esta fase es crucial, y nos ayudará a identificar mejoras significativas, fallos a resolver o posibles carencias. Durante esta fase evolucionaremos nuestra idea hasta convertirla en la solución que estábamos buscando.

13

Ideas para implementar en el aula Liderazgo con empatía. La empatía es el primer paso y la raíz del Design Thinking. Liderar con empatía se basa en la definición clásica de “caminar en los zapatos de otros” para sacarnos de nuestras propias cabezas y así entender las necesidades implícitas de los demás y las circunstancias en las que trabajamos. Liderazgo empático significa empujarse para acercarse a la gente, y hacerlo de forma consistente, pública y con convicción. La clave es escuchar más y hablar menos; entender cómo es la experiencia de los demás en el entorno donde nos encontramos; adoptar la mente de un principiante y usar todos los sentidos para percibir lo que está sucediendo a nuestro alrededor Definir problemáticas y desafiar las suposiciones tradicionales. CAl enfrentar un problema se debe aprovechar la oportunidad para hacerlo mejor y de una forma más eficiente de lo que se ha hecho antes desde un punto de vista analítico.

14

Ideas para implementar en el aula Frases útiles en esta fase del proceso son “¿Qué pasa si…?”, o “¿Cómo podríamos…?”. El simple acto de introducir el lenguaje de la posibilidad puede iniciar el cambio de cómo contemplamos una problemática. Este ejercicio de definición es fundamental para impulsar la innovación, pero también es una forma de pasar de un punto de vista de déficit a un enfoque de activos. La clave aquí es desarrollar la capacidad de discernir lo esencial del accesorio; ejecutar políticas y prácticas, individual y colectivamente, más efectivas por el hecho de estar dispuesto a ver las cosas de manera diferente. Idear experimentos con consecuencias reales. En esta fase empiezan los grandes retos. “Just do it” (“simplemente hazlo”) es más que un slogan comercial: significa intentar algo y aprender de ello. Podemos enredarnos en todo tipo de nudos sobre aceptación de un eventual fracaso, pero lo que realmente importa es intentarlo, hacerlo públicamente y así generar oportunidades de retroalimentación. Un fallo no es necesariamente un fracaso sino una oportunidad de aprendizaje.

15

Ideas para implementar en el aula Prototipo, el concretar las ideas planteadas. Definidas las problemáticas e ideadas posibles respuestas para solucionarlas, llega el momento de ponerlas en práctica. La fase de prototipo implica construir, probar e iterar. La expectación se centra en que los alumnos consigan así conjugar ejercicios de explosión y estrechamiento hacia modelos más complejos, basados en el feedback y la retroalimentación para dar respuesta a las necesidades de los usuarios. Sacar conclusiones y comprobar los resultados. Esta es la fase iterativa que permite a los alumnos analizar y reflexionar sobre los resultados obtenidos y así evaluar todo el proceso de aprendizaje. El trabajo de grupo es especialmente importante en este paso ya que es la crítica positiva de los compañeros que permite corregir errores y plantear soluciones alternativas. Animar a los estudiantes a que hagan presentaciones visuales de sus conclusiones es útil.

16

Esperamos que la Estrategia TIC de este mes sea de utilidad para tu labor, te invitamos a utilizarla en el aula y convertirte en un docente innovador.

¡Hasta pronto!

17

18