Erradicar la pobreza extrema y el hambre

20 sept. 2010 - ha sido escaso en el África subsahariana, donde en el periodo. 1990-2005 la tasa de pobreza sólo disminuyó ligeramente, del. 58 al 51 por ...
129KB Größe 7 Downloads 207 vistas
CUMBRE DE LAS NACIONES UNIDAS

20-22 septiembre 2010, Nueva York Reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General



OBJETIVO 1

1. 2. 3.

METAS Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas con ingresos inferiores a 1 dólar por día. Lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, incluidos las mujeres y los jóvenes. Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el porcentaje de personas que padecen hambre.

HOJA DE DATOS

Erradicar la pobreza extrema y el hambre

Datos rápidos * La cantidad de personas que viven por debajo del umbral internacional de pobreza (US$1,25 al día) descendió de 1.800 a 1.400 millones entre 1990 y 2005. * La proporción de personas que vive en la pobreza extrema en las regiones en desarrollo cayó del 46 al 27 por ciento, en línea con la meta fijada a nivel mundial. * Está previsto que la crisis económica empuje a 64 millones de personas más a la pobreza extrema en 2010. * Aproximadamente uno de cada cuatro niños menores de cinco años sufre insuficiencia ponderal; en 1990 la proporción era de casi uno de cada tres. ¿EN QUÉ PUNTO NOS ENCONTRAMOS?

de reducción de la pobreza establecida en los ODM.

El mundo está en camino de cumplir la meta de reducir a la mitad la proporción de personas que viven con ingresos inferiores a 1 dólar por día entre 1990 y 2015. La tasa de pobreza general en las regiones en desarrollo cayó del 46 al 27 por ciento en el periodo que va desde 1990 a 2005. Además, en muchos países en desarrollo los avances han sido sostenidos a pesar de los reveses causados por la recesión económica de 20082009 y las repercusiones de las crisis alimentaria y energética. Sin embargo, incluso si continuase la tendencia positiva, en 2015 habría aproximadamente 920 millones de personas viviendo por debajo del umbral internacional de pobreza de US$1,25 por día, ajustado por el Banco Mundial en 2008.

El Banco Mundial prevé que en 2010 el impacto de la crisis económica llevará a 64 millones de personas más a la pobreza extrema y que las tasas de pobreza serán ligeramente más altas en 2015 y en los años sucesivos de lo que hubieran sido sin la crisis, especialmente en el África subsahariana y en el sureste asiático.

Los logros, de momento, son producto principalmente del extraordinario avance conseguido en Asia, especialmente en Asia oriental. A lo largo de un periodo de 25 años, la tasa de pobreza en Asia oriental cayó de cerca del 60 por ciento a menos del 20 por ciento. Se espera que en el tiempo que resta hasta 2015 las tasas de pobreza bajen hasta el 5 por ciento, aproximadamente, en China y el 24 por ciento en India. Por el contrario, el progreso en la reducción de la pobreza extrema ha sido escaso en el África subsahariana, donde en el periodo 1990-2005 la tasa de pobreza sólo disminuyó ligeramente, del 58 al 51 por ciento. El África subsahariana, Asia occidental y partes de Europa oriental y Asia central son las pocas regiones del mundo donde no está previsto que se vaya a alcanzar la meta

La proporción de personas que padecen hambre está en descenso pero a un ritmo insatisfactorio. Si bien desde comienzos de la década de 1990 se ha reducido el porcentaje de la población mundial que padece malnutrición y hambre, el avance se ha estancado desde 2000-2002. Según los últimos datos disponibles*, en el periodo 2005-2007 había aproximadamente 830 millones de personas subnutridas en todo el mundo, lo que representa un aumento de 13 millones de personas respecto al periodo 1990-1992. Entre 1990 y 2008, la proporción de niños menores de cinco años con insuficiencia ponderal bajó del 31 al 26 por ciento en las regiones en desarrollo, con avances particularmente significativos en Asia oriental, particularmente en China. Sin embargo, a pesar del progreso obtenido, el ritmo no es lo suficientemente rápido como para lograr la meta prevista en los ODM. Además, el sur de Asia exige una atención especial; sólo en esta región se encuentran casi la mitad de los niños subnutridos del mundo. En todas las regiones en desarrollo los niños que habitan en zonas rurales tienen casi el doble de probabilidades de sufrir insuficiencia de peso que los niños de entornos urbanos.

¿QUÉ HA FUNCIONADO? • Programas de subsidios en Malawi y Ghana: Desde 2005, el programa de bonos para semillas y fertilizantes de Malawi ha contribuido a impulsar la productividad agrícola del país, transformándolo en un país exportador neto después de décadas de hambruna y de depender permanentemente de las importaciones de alimentos. Malawi necesita 2,2 millones de toneladas de maíz al año para ser autosuficiente. En 2005 la cosecha cayó hasta un nivel mínimo de 1,2 millones de toneladas. La puesta en práctica del Programa Nacional de Subsidios a los Insumos resultó en un aumento espectacular de la producción, llegando hasta las 3,2 millones de toneladas de maíz en 2007. Mediante un programa similar de subsidios para fertilizantes aplicado a escala nacional, Ghana logró aumentar la producción de alimentos un 40 por ciento, contribuyendo así a una reducción media del 9 por ciento en la prevalencia de hambre entre 2003 y 2005. • Inversiones en investigación agrícola en Vietnam: Las inversiones en investigación y desarrollo agrícola en Vietnam contribuyeron a reducir en más del 50 por ciento la prevalencia de hambre, pasando del 28 por ciento en 1991 al 13 por ciento en 2004-2006. La prevalencia de niños con insuficiencia ponderal también cayó más del 50 por ciento, del 45 al 20 por ciento en 2006. • Mecanismos financieros innovadores en Nigeria y Bangladesh: En Nigeria, el Programa Nacional Especial para la Seguridad Alimentaria contribuyó casi a doblar la producción y los ingresos de los agricultores. El Programa permitió a estos últimos comprar los insumos necesarios mediante créditos sin intereses y pagarlos una vez finalizadas las cosechas. En Bangladesh, se van a distribuir entre las familias pobres US$107 millones a través de Tarjetas de Asistencia para los Insumos Agrícolas. Aproximadamente la mitad de los 18,2 millones de campesinos del país son elegibles para el subsidio en efectivo. • Programas de empleo en Argentina: En Argentina, el programa Jefes y Jefas de Hogar dio empleo a dos millones de trabajadores a los pocos meses de su puesta en acción, en 2002. Esto contribuyó a la rápida reducción de la pobreza en el país, la cual bajó del 9,9 por ciento en dicho año al 4,5 por ciento en 2005.

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO LA ONU? • En India, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) apoya el Mecanismo Nacional de Garantía del Empleo Rural Mahatma Gandhi, el cual otorga derecho a un mínimo de 100 días de trabajo pagado al año para los campesinos sin tierra y agricultores marginales. En total, el programa beneficia a 46 millones de hogares y casi la mitad de los beneficiarios son mujeres.

• El PNUD aportó asesoría técnica para crear el Mercado de Productos Básicos de Etiopía que ofrece un punto de encuentro a agricultores, cooperativas de labranza, intermediarios domésticos, empresas de procesamiento agroindustrial, exportadores de productos básicos y compradores institucionales para realizar transacciones a través de una plataforma segura y de bajo coste. Se estima que 850.000 pequeños agricultores (principalmente productores de café, sésamo y otros cultivos comerciales) participan actualmente en el Mercado, el cual facilita una media de 14.527 transacciones al día, equivalentes a entre 5 y 10 millones de dólares. • El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ofrece asistencia alimentaria, incluida la entrega de dinero en efectivo y de bonos a las personas hambrientas, especialmente después de los desastres naturales. Las herramientas que utiliza el PMA para localizar y evaluar la ubicación de las poblaciones que pasan hambre ayudan a garantizar que la asistencia alimentaria se entrega allá donde es más necesaria. • La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) proporciona asesoría y apoyo técnico a muchos países, como Nepal e Liberia, para integrar los derechos humanos en una planificación del desarrollo basada en los objetivos de desarrollo del Milenio. • En Malí, el PNUD trabaja con una cooperativa de mujeres dedicada a ofrecer a las agricultoras que cultivan mangos las capacidades necesarias para poder cultivar y tratar a su producto de cara a la exportación. Gracias a este proyecto, las exportaciones de este fruto han subido enormemente, pasando de las 2.915 toneladas en 2005 a las 12.676 de 2008. El precio medio que se paga a las productoras de mango aumentó aproximadamente en US$70 por tonelada. • El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) llevaron a cabo en 2008-2009 el primer estudio comparado sobre pobreza infantil en la región, con objeto de promover políticas públicas inclusivas, universales y eficientes para los niños y los adolescentes. Fuentes: Informe sobre los objetivos de desarrollo del Milenio 2010, Naciones Unidas; Base de Datos de las Naciones Unidas sobre los ODM (mdgs.un.org); Sitio web para el seguimiento de los ODM (www.mdgmonitor.org); ¿Qué se necesita para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio? – Evaluación internacional 2010, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH); Programa Mundial de Alimentos (PMA); Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Comisiones Regionales de la ONU, Oficina de Nueva York. Para más información, por favor ponerse en contacto con [email protected] o visitar www.un.org/millenniumgoals. * En septiembre de 2010 la ONU dará a conocer nuevas estadísticas sobre el hambre. Se publicará una ficha informativa actualizada en www.un.org/ millenniumgoals.

Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas – DPI/2650 A – Septiembre de 2010