En busca de Wallander

26 abr. 2009 - mapa del turismo literario. La proe- za fue de Henning Mankell, sueco, pero residente en Maputo, creador de Kurt Wallander y de sus desvelos.
3MB Größe 6 Downloads 114 vistas
Turismo

Página 4/Sección 5/LA NACION

2

3

Domingo 26 de abril de 2009

[ RUTA LITERARIA ] Llanuras de Escania

En busca de Wallander

Ystad, Suecia, es la meca de los lectores de Henning Mankell, invitado de honor a la Feria del Libro Por Pierre Dumas

Para agendar

Para LA NACION

L Tour Tras las huellas de Wallander:

H

asta que llegó Wallander, el sur de Suecia no era muy conocido por razones literarias ni demasiado buscado por los turistas. Para el resto del mundo, las llanuras de Escania eran, sobre todo, el lugar de origen de los grandes camiones suecos que tomaron el antiguo nombre latino de la región, Scania. Pero a principios de los años 90, un policía casi siempre deprimido, solitario, con problemas familiares y no del todo amante de los procedimientos ortodoxos sacó a la región de su anonimato y puso a la más meridional de sus ciudades, Ystad, en el mapa del turismo literario. La proeza fue de Henning Mankell, sueco, pero residente en Maputo, creador de Kurt Wallander y de sus desvelos policiales. En pocos años, Mankell –en estos días esperado en Buenos Aires para la Feria del Libro– se convirtió en el escritor más conocido de Suecia en el exterior gracias a las novelas de su peculiar comisario, que también han tenido varias versiones televisivas (la última, de la BBC, con Kenneth Branagh en el papel de Wallander).

informes y reservas en la Oficina de Turismo de Ystad, + 46 411 57 76 81. La misma oficina brinda informaciones respecto de la visita sobre Asesinatos en Ystad. E-mail: [email protected] L En Internet: www.ystad.se www.inspector-wallander.org.

Centro de una ciudad con proyección literaria

SUECIA NORUEGA

Estocolmo M. del Norte

Ystad Mar Báltico

Turismo detectivesco Todo estaba dado para que Ystad fuera la nueva meca del turismo literario y la pequeña ciudad no tardó en ponerse a la altura de eso. Alguna vez formó parte de la Liga Hanseática, y fue territorio danés hasta el siglo XVII: de aquellas épocas, con-

FINLANDIA

DINAMARCA LA NACION

serva uno de los centros históricos más pintorescos del sur de Suecia. Pero a los acólitos de Wallander les preocupa más conocer la calle Ma-

riagatan 10, donde vive su héroe, y los demás escenarios de las novelas que lo tienen como protagonista: la comisaría de la calle Kristianstadsvägen; el Hotel Continental, donde suele cenar, a veces con su hija Linda; su cafetería favorita, la Fridolfs Konditori; la extensa playa arenosa de Mossbystrand, donde le gusta pasear y reflexionar. No es de extrañar que apenas se pone un pie en la Oficina de Turismo de Ystad, lo primero que se ve es el folleto Tras las huellas de Wallander, además de ediciones de Mankell en sueco, alemán e inglés, sin olvidar el mismo diario que lee el comisario en la ficción: el Ystad Allehanda, que cubre las noticias de interés de la ciudad y sus alrededores. Además

de hacer el recorrido por su cuenta, es posible sumarse a las visitas guiadas por el Ystad de Wallander en un antiguo camión de bomberos descubierto. En verano, claro. En invierno, los lectores ya saben que el termómetro de Ystad baja bruscamente hasta varios grados bajo cero, y un viento racheado suele azotar a los personajes en las calles de la ciudad. La visita empieza en Stortorget (la plaza principal) y recorre exhaustivamente los escenarios de las novelas y sus versiones fílmicas, que ya tienen popularidad propia y a veces difieren levemente entre sí. Si se quiere ir aún más allá, también es posible realizar un tour especial, que permite resolver un caso expresamente pensado para los que –solos o en grupo– quieran intentar la experiencia. Claro que las huellas de Mankell, no sólo las de Wallander, deberían llevar también muy lejos de Ystad: algunas de sus aventuras tienen como escenario Letonia (Los perros de Riga); Sudáfrica (La leona blanca), y hasta parte del centro de Buenos Aires, en El retorno del profesor de baile.

Alma de valija Por Horacio de Dios [email protected]

Tiempo de comprar Con las ofertas actuales, algunos sueños dejaron de ser inalcanzables Antes, todos los pasos llevaban a invertir ya en viajes. Especialmente para realizar Roma, luego a Miami, ahora a cualproyectos largamente postergados. ¿Cuántas veces quier parte porque la tarjeta de créprometimos visitar a parientes cercanos o lejanos dito es una alfombra voladora. Los en pueblitos de nuestra sangre? pasajes a Europa ya sabemos que baDicho sea de paso, lo que ellos hicieron cuando jaron. Y desde Ezeiza todos los días vinieron con euros y aquí todo les parecía tirado. salen diez vuelos sin escala hasta las Si bien nada es barato, vivir en una casa de famiprincipales ciudades del Viejo Mundo y otros tanlia es affordable o accesible. Incluso, hasta les puetos para las del Nuevo, más frecuencias que las de de convenir porque donde comen tres pueden hacabotaje en nuestro propio país. cerlo muchos más. En otras épocas, tan recientes como las del año También se puede tener sueños que han dejado último, se creía que uno hacía turismo para desde ser locos. Una de ellos es recorrer la ruta 66 en enchufarse, mientras que en estos días de recesión Estados Unidos, alquilando o tomando un bus con global hay que estar más atento alojamientos económicos en el a los títulos de los diarios que las camino. O alojarnos en sus parrecomendaciones de una guía. El El lujo oriental puede estar a ques nacionales que son fascicosto del petróleo pasó de 150 dónantes. De la misma manera en nuestro alcance, porque hay Europa usando los pasajes flexilares por barril a tres veces menos, alrededor de 50 en el sube y bles de los trenes para navegar hoteles de muy alta gama baja, más baja que suba. No siema nuestro antojo sobre tierra. O por menos de 200 dólares pre esa reducción se vuelca sobre tomando un crucero donde hay el consumidor, porque en 2008 vapromociones para una semana rias aerolíneas, para asegurarse en el Mediterráneo por 665 euros, el combustible, compraron caro a futuro y todavía reservando con anticipación. no lo gastaron. Pero el precio lo fija, en última insY por último, pero no menos importante, el lujo tancia, el cliente, que siempre tiene razón. Otro oriental hoy puede estar a nuestro alcance porque ejemplo es la reducción de millas para ganar prehay hoteles cinco estrellas, en la gama más alta mios entre los pasajeros frecuentes. con todos los refinamientos inimaginables, que no Es un momento de decisión. Si rompo el chanllegan a 200 dólares la noche en Pekín, Kuala Lumchito, ¿qué hago con la plata? Si me paro, pierdo el pur, Hanoi, Ho Chi Minh (ex Saigón) Bangkok, etcompás, porque la inflación es un riesgo. ¿Acaso el cétera. La cereza del postre es llegar a Lhasa, la cavalor adquisitivo real del dólar en el mundo fue en pital del Tíbet, en el ultramoderno tren chino que 2008 el mismo que en 1998? ¿Cuánto valdrá de aquí en 48 horas, con una velocidad crucero de 120 a 160 a cinco años, cuando nos pasen la cuenta por los kilómetros por hora, atraviesa los 1142 km de la salvavidas estatales de bancos o fábricas de autos? meseta helada. La idea fuerte del consumo era gaste ahora y paLos precios son igualmente fantásticos: en asiento gue después: disfrute el presente y sufra el futuro. duro, 40 euros; en una litera blanda, 100, para luego Ahora es al revés: sobreviva a la tormenta y espere alojarse en un hotel tres estrellas por 30 la noche. El al arco iris. O hacerlo cada uno a su manera. A tratrámite no es simple y debe hacerse a través de una vés de los e-mails de lectores advierto que las paagencia china. Y aunque la visita tiene aristas polérejas de adultos mayores son las más propensas a micas será inolvidable.