embrando el amor AWS

Santa Cecilia en Englewood,. Nueva Jersey, el Padre Thomas Jordan no puede pasar desapercibido. No sólo por su buen sentido del humor y su contagiosa sonrisa, sino también por su espíritu juvenil que alienta a la ju- ventud de su parroquia. Los integran- tes del grupo parroquial Sembradores de Amor lo conocen ...
6MB Größe 8 Downloads 116 vistas
EMBRANDO EL AMOR de Jesús en los jóvenes

Sacerdote en Nueva Jersey alienta a jóvenes hispanos a descubrir sus dones; ellos inician ministerios parroquiales Texto y fotos por Giovana Soria

Sembradores de Amor de Englewood, Nueva Jersey, acompañados de su coordinador José Miguel Peña (con camisa blanca al centro) y el Padre Jordan (con lentes a la izq.)

C

uando está en medio de los jóvenes hispanos de la Parroquia Santa Cecilia en Englewood, Nueva Jersey, el Padre Thomas Jordan no puede pasar desapercibido. No sólo por su buen sentido del humor y su 56

contagiosa sonrisa, sino también por su espíritu juvenil que alienta a la juventud de su parroquia. Los integrantes del grupo parroquial Sembradores de Amor lo conocen como el ángel de los jóvenes inmigrantes hispanos.

NOVIEMBRE/DICIEMBRE 2016 U REVISTA MARYKNOLL

“Mi función es cultivar su fe y esperanza para que sean personas íntegras. Gracias a Dios, ellos han aprendido a soñar y a descubrir sus dones y talentos”, dice el Padre Jordan, quien es el guía espiritual de Sembradores de

Amor. Para el sacerdote de 74 años, de Indianápolis, Indiana, acompañar y caminar con los jóvenes es un regalo maravilloso de Dios. “El único límite que tienen es seguir creciendo”, dice. Desde que fue asignado a Santa Cerevistamaryknoll.org

57

1 1. Sembradores de Amor le dan la bienvenida al Grupo Juvenil Amigos de Jesús de la Parroquia San Nicolás de Jersey City, Nueva Jersey. 2. El Padre Jordan (Izq.) y el Padre Estermino Chicas, de Newark, celebran el aniversario del grupo con una misa.

cilia hace más de tres años, el Padre Jordan—sacerdote de la orden de Los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, más conocida como la orden de los Carmelitas— tiene como misión abrir su corazón y las puertas de la Iglesia a cientos de jóvenes, en su mayoría indocumentados que emigran de Colombia y Centroamérica, para darles la bienvenida. Gracias al apoyo del Padre Jordan, dice el joven José Miguel Peña, coordinador del grupo, los jóvenes también dan la bienvenida a nuevos integrantes a Sembradores de Amor. El grupo juvenil celebró su cuarto aniversario el pasado mayo con una vigilia en Santa Cecilia, en la que invitaron grupos juveniles de 58

parroquias cercanas. Sembradores de Amor surgió cuando Luz Osorio, una feligresa adulta de Santa Cecilia, que vio que en su parroquia no había grupos juveniles hispanos, le pidió permiso al párroco Padre Hilary Milton, para invitar a unos jóvenes a la parroquia para orar ante la Virgen María para que le concediera un grupo de música que animara las misas. Los jóvenes empezaron con un órgano electrónico y luego descubrieron sus talentos para el canto o para tocar instrumentos musicales. Poco a poco el grupo fue creciendo. Así se formó el ministerio de música de jóvenes, quienes también participan en deportes en verano y ofrecen servicio social a la comunidad. Ellos visitan a los

NOVIEMBRE/DICIEMBRE 2016 U REVISTA MARYKNOLL

2

ancianos y organizan eventos durante el año para fomentar la unión familiar, como la fiesta de Navidad para los niños y el día de película familiar. Durante el año, cientos de jóvenes entre 12 a 25 años de edad integran el grupo. “Esa semilla que Dios sembró se ha ido esparciendo por el esfuerzo de los jóvenes y sus familias”, dice Osorio, quien se siente como una madre de los jóvenes del grupo. “Los padres confían en nosotros y quieren impartir valores de amor y protección para sus hijos”. Gabriela Bobadilla, una colombiana de 15 años, llegó al grupo hace cuatro años por sugerencia de su mamá. Al principio le parecía aburrido, pero cuando conoció a otros jóvenes y le

dieron un órgano electrónico para tocar, quedó encantada. “Es increíble cómo he cambiado en este caminar del Señor. Cuando llegué al grupo, era una niña asustada en la esquina para que no me llamen al frente, no hablaba, parecía una muda”, dice Bobadilla. “Pero el Señor es muy poderoso y con su ayuda llegamos a lugares que nunca nos imaginamos. El Señor fue capaz de revelar mi talento por la música y moldearme y pulirme para ser una buena servidora”. Con la guía del Padre Jordan, ella ahora es parte del ministerio de música y líder de otros ministerios. Bobadilla dice que el Padre Jordan es como un ángel de la guarda para los jóvenes porque él los protege y nunca los abandona. revistamaryknoll.org

59

2

1

“El Padre Jordan es una dulzura, siempre nos anima a salir adelante y tiene mucha paciencia”, añade ella. “El Señor le ha bendecido con sabiduría, energía, entusiasmo y un espíritu joven”. La vida de Juan Juárez, guatemalteco de 21 años, también cambió cuando se unió al grupo. Llegó solo a Estados Unidos cuando tenía 17 años, y ante las dificultades de la vida en este país, se juntó con amistades que se dedicaban al vicio y malas costumbres. Una noche, después de una pelea, Juárez reconoció el gran vacío en su corazón, recordó a su madre, quien había quedado sola en su país, y pidió a Dios que lo ayudara. Un amigo lo llevó a Santa Cecilia, 60

hace dos años, para prepararse para la confirmación. “Cuando leía los pasajes de la biblia, me identifiqué con el sufrimiento de muchas personas que pasaron las mismas pruebas que yo pasé, como la falta de un padre. Le pedí a Dios que me guiara y luego supe del grupo Sembradores de Amor”, dice Juárez. “Cuando me integré, sentí el deseo de servir a Dios. Otros jóvenes como yo me han enseñado a conocer a Dios. He aprendido que siempre hay una salida para ser una persona de bien. Y esa salida es imitar el amor de Jesús porque en su palabra él nos muestra que él es el camino, la verdad y la vida”. La parroquia Santa Cecilia, que este

NOVIEMBRE/DICIEMBRE 2016 U REVISTA MARYKNOLL

1. En una conmovedora vigilia, jóvenes de grupos juveniles de parroquias de Nueva Jersey bendicen a Sembradores de Amor por su cuarto aniversario. 2. El grupo musical canta alabando a la Virgen María en la parroquia Santa Cecilia en Englewood, Nueva Jersey.

año celebra su 150 aniversario, siempre ha dado la bienvenida a los inmigrantes. Actualmente tiene una alta concurrencia de católicos hispanos. La ciudad donde se encuentra, Englewood, también tiene una alta población hispana. Según el censo 2010, el 21% de sus 27,147 habitantes son hispanos—la mayoría de ellos colombianos. El Padre Jordan, quien además fue párroco en la parroquia Santa Anastasia en Teaneck, Nueva Jersey, por siete años y sirvió como misionero en México y El Salvador por 18 años, entiende y comparte el espíritu misionero Maryknoll. Supo de Maryknoll desde muy joven cuando su hermano mayor, quien

llevó clases en el seminario Maryknoll, le prestaba la revista Maryknoll para leer. El Padre Jordan también conoció al Padre Maryknoll Jerry McCrane, quien solía visitar y celebrar misas en la parroquia Santa Anastasia. Acompañados por el consejo espiritual del Padre Jordan, los jóvenes de Sembradores de Amor tienen como misión sembrar el amor de Dios en otros jóvenes, como Bobadilla y Juárez. El Padre Jordan dice que se siente feliz porque su ministerio está generando alegría y mucha vida en su parroquia. “Somos bendecidos por contar con jóvenes latinos que brindan su amor y talento a la Iglesia católica”, dice. revistamaryknoll.org

61