el Mundo

Hoy, Omán es una nación esta- ble e incomparablemente mejor que la vecina yemen, donde a las chicas se las sigue casando muy jóvenes y, por lo general ...
1MB Größe 5 Downloads 9 vistas
2

|

el mundo

| Martes 13 de Mayo de 2014

el rostro detrás del sufrimieNto de miles

“Ustedes se preocupan tanto de estas chicas…, pero sepan que ahora son libres porque se convirtieron en musulmanas” “Juro por el todopoderoso Alá que no las verán nunca liberadas mientras mantengan detenidos a nuestros hermanos”

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, planteó ayer en un video subido a YouTube las demandas de su grupo para liberar a las estudiantes

el Mundo Edición de hoy a cargo de Juan Landaburu | www.lanacion.com/mundo

@LNmundo

Facebook.com/lanacion

[email protected]

horror en áfrica | conmoción mundial

Crece el drama de las rehenes en Nigeria: las exhiben en un video

Nigeria, entre el petróleo y la pobreza El país de África occidental, una economía emergente

El grupo terrorista Boko Haram mostró por primera vez a las estudiantes, con velo y leyendo el Corán; según los captores, las convirtieron al Islam; proponen intercambiarlas por milicianos presos ABUJA.– Vestidas con velo islámico y recitando pasajes del Corán, 100 de las más de 200 chicas cristianas secuestradas en Nigeria aparecieron ayer por primera vez en un escalofriante video subido a Internet por el grupo terrorista Boko Haram, que advirtió que sólo liberará a las jóvenes a cambio de la excarcelación de todos sus militantes presos. El video provocó el inmediato rechazo de la comunidad internacional, que lleva adelante una campaña por la liberación de las jóvenes y que volvió a condenar en duros términos el horroroso secuestro. Las autoridades nigerianas, por su parte, rechazaron en un primer momento la posibilidad de una excarcelación, pero luego indicaron que estaban considerando “todas las opciones” para rescatar a las jóvenes. “El gobierno evalúa todas las alternativas para liberar a las chicas y reunirlas con sus padres”, dijo, en una

conferencia de prensa, Mike Omeri, director de la Agencia Nacional de Orientación, dependiente del Ministerio de Información. Los militantes de Boko Haram, que luchan por un Estado islámico autónomo, irrumpieron el 14 de abril en una escuela secundaria en la localidad de Chibok, en el noreste nigeriano, y capturaron a 276 alumnas. Algunas lograron escapar, pero cerca de 200 continúan desaparecidas. En el video divulgado ayer, de 27 minutos de duración, el líder del grupo armado, Abubakar Shekau, reivindica nuevamente el secuestro de Chibok, tal como había hecho en un video publicado una semana atrás, y sostiene que convirtió a las cautivas al islam. “Si quieren que liberemos a sus chicas, tienen que liberar a nuestros hermanos que están encarcelados por todo el país”, dice, con una Kalashnikov en la espalda, Shekau, que en un momento del video llega a

mostrar una sonrisa desafiante. “Juro por el todopoderoso Alá que no las verán de nuevo hasta que liberen a nuestra gente”, insiste luego el líder, que en el video anterior amenazó con vender a las rehenes como esclavas. En otras imágenes, dos secuestradas, con rostros de resignación y mirada inexpresiva, cuentan que se convirtieron del cristianismo al islam, mientras que una tercera dice que ya era musulmana y que no fue maltratada. No hay nada que permita descubrir dónde fue filmado el video, cuya calidad es mucho mejor que los publicados anteriormente por el grupo. En Chibok, el video encendió una llama de esperanza entre los familiares de las jóvenes raptadas, al verlas aún con vida después de tanto tiempo, dijo el líder civil Pogu Bitrus. La comunidad internacional, por el contrario, volvió a repudiar el secuestro masivo de Boko Haram, que

desde 2009 causó la muerte de miles de personas en sangrientos ataques y desestabilizó parte del noreste de Nigeria, el país más poblado de África y la mayor economía del continente. Mientras la Unión Europea pidió la “inmediata liberación” de las chicas y expresó su apoyo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para evaluar “medidas apropiadas” contra los secuestradores, Gran Bretaña reaccionó al video subrayando “el horror y la barbarie” del delito cometido por Boko Haram e insistió en la necesidad de “trabajar y ayudar a las autoridades nigerianas para conseguir la liberación de las chicas”. La semana pasada, tras fuertes críticas por su pasividad, el gobierno de Nigeria finalmente aceptó la ayuda de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países para encontrar y rescatar a las jóvenes. En ese sentido, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo ayer que el

Pentágono proveerá al país africano de ayuda de espionaje e inteligencia, pero no detalló si eso incluye drones (aviones no tripulados), como trascendió en medios locales. El Pentágono tiene a su disposición satélites, que pueden rastrear la zona del noreste de Nigeria y otros lugares remotos de Chad y Camerún, donde se cree que las más de 200 chicas podrían estar ocultas. No obstante, esta tecnología provee información de manera intermitente y no es tan útil como la vigilancia ininterrumpida de los drones, que deben obtener autorización de esos gobiernos para operar en su espacio aéreo. Expertos militares, en tanto, advirtieron que uno de los principales obstáculos en el desarrollo de esta operación conjunta podría ser la colaboración entre los insurgentes y las comunidades locales.ß

NIGER CHAD

NIGERIA

BENÍN

Abuja Lagos

200 km

Golfo de Guinea

CAMERÚN

Nigeria, una potencia petrolera en África Es el país más poblado y una de las mayores economías del continente. Está conformado por cristianos y musulmanes casi al 50%. Boko Haram, la milicia antioccidental La guerrilla fue fundada en 2002 y su nombre significa: “Está prohibida la enseñanza occidental”.

Agencias AFP, ANSA, AP, EFE y Reuters

Captura del video publicado ayer por Boko Haram, en el que se ve a un centenar de las rehenes con velo islámico

afp

La peor pesadilla de los fanáticos: las chicas instruidas opinión Nicholas Kristof tHE NEw yOrK tIMES

C

NUEVA yOrK

uando los terroristas nigerianos organizaron su ataque secreto, el mes pasado, no se pusieron como objetivo un destacamento militar, un cuartel de policía o una base de despegue de drones. No, los milicianos de Boko Haram atacaron lo que más atemoriza a un fanático: una escuela para chicas. Eso hacen los extremistas. Su blanco son las chicas instruidas, su peor pesadilla. ¿Por qué los aterroriza de esa manera la educación de las mujeres? Porque no hay fuerza más poderosa de transformación social. La mayor amenaza para el extremismo

no son los drones que disparan misiles, sino las chicas que leen libros. En ese sentido, la actitud de Boko Haram fue perfectamente lógica –aunque barbárica– cuando secuestró a algunas de las más brillantes y ambiciosas chicas de la región. Para sumir a una nación en el atraso, basta con encadenar a sus jóvenes hijas. Obama da luz verde para hacer volar por los aires a los terroristas con drones, pero se desentiende de su promesa de campaña de 2008 de establecer un fondo mundial de 2000 millones de dólares para educación. ¿Por qué es tan importante, entonces, la educación de las jóvenes? En primer lugar, porque transforma la demografía. Uno de los factores más fuertemente relacionados con la inestabilidad es una gran masa de población joven. Cuantos más jóvenes

desempleados de entre 15 y 24 años, más agitación social. Eso significa que un descenso de la natalidad conduce a la estabilidad, y en ese punto es donde entra a jugar la educación de las jóvenes. Cuando se educa a un chico, luego tendrá menos hijos, pero el efecto es ínfimo. Cuando se educa a una chica, al llegar a mujer tendrá, en promedio, mucha menos familia. Un importante estudio realizado en Nigeria logró extraer está correlación causal y descubrió que, por cada año de educación primaria, una chica luego tiene 0,26 hijos menos. En un sentido más amplio, la educación de las jóvenes casi logra duplicar, de hecho, la fuerza laboral de una sociedad. Da impulso a la economía, eleva los estándares de vida y fomenta el círculo virtuoso del desarrollo. El boom económico asiático

se construyó educando a las chicas y alentando su desplazamiento de las aldeas hacia empleos más productivos en los centros urbanos. Un ejemplo del poder que tiene la educación femenina es Bangladesh, que hasta 1971 era la parte, aparentemente desahuciada, de Paquistán. tras ganar su independencia, Bangladesh apostó a la educación, incluida la de las chicas. Esas mujeres instruidas se convirtieron en la espina dorsal del Banco Grameen, de organizaciones de desarrollo como BrAC y de la industria de la indumentaria. De igual modo, en la década de 1960, Omán era uno de los países más atrasados del planeta, donde no había televisión ni cuerpo diplomático, y donde la radio estaba prohibida. En Omán ni una sola chica asistía a la escuela. Entonces se produjo un golpe de Estado,

y el nuevo gobierno educó a todos por igual. Hoy, Omán es una nación estable e incomparablemente mejor que la vecina yemen, donde a las chicas se las sigue casando muy jóvenes y, por lo general, sin educación alguna. Estados Unidos está combatiendo con drones a las filiales de Al-Qaeda en yemen y Paquistán. tal vez debería invertir en escuelas para chicas, como lo hicieron Bangladesh y Omán. Educar a las chicas y dar poder a las mujeres son tareas relativamente factibles en términos internacionales. Gastamos miles de millones de dólares en antiterrorismo y campañas militares. En comparación, la educación femenina es una causa con escaso financiamiento. Cada uno de nosotros puede hacérselas pagar a Boko Haram colaborando para que una joven reciba

educación. Un aporte de 40 dólares a Camfed.org alcanza para comprar un uniforme escolar. Boko Haram tiene su bastión en el nordeste de Nigeria porque es una zona donde la educación es endeble y las mujeres son marginadas. Alrededor de dos tercios de las mujeres de la región no han recibido educación formal. Sólo una de cada 20 ha completado la secundaria. La situación en Estados Unidos es incomparablemente mejor. Pero tenemos nuestros propios problemas. Se estima que 100.000 chicas menores de 18 años son víctimas de comercio sexual cada año. Así que a pelear por #BringBackOurGirls en Nigeria, pero también en Estados Unidos y el resto del mundo.ß Traducción de Jaime Arrambide