El mundo en miniatura

26 feb. 2012 - ción– el libro Edificios souvenir/Mo- numentos en miniatura, que detalla la “experiencia gozosa que puede resultar la recolección, posesión o.
4MB Größe 15 Downloads 136 vistas
Turismo

Domingo 26 de febrero de 2012

LA NACION/Página 3

[ ESTADOS UNIDOS ] Recuerdos de viajes

[ CANADA ]

El mundo en miniatura Un arquitecto cuenta cómo empezó a juntar suvenires y hoy reúne la mayor colección de edificios y monumentos en pequeña escala MARTIN WAIN

La Torre de Pisa

LA NACION

David Weingarten recibió su primer suvenir –una miniatura fundida en bronce de la catedral románica de Speyer, Alemania– hace 35 años, como regalo de su tío Charles Moore, un reconocido arquitecto. David es también arquitecto, vive en Oakland, California, y al igual que su tío se convirtió en coleccionista de réplicas de edificios, monumentos y lugares del mundo hechos por el hombre. Aquella pequeña catedral se convirtió en la primera de 5000 piezas que conforman la colección más grande de este tipo en el mundo. Son suvenires de lugares famosos, pero también de sitios desconocidos. “Al principio, eran recuerdos simples de viajes –cuenta David a LA NACION, vía e-mail–. De una visita a Nueva York traía o recibía de regalo el Empire State o la Estatua de la Libertad, y de París, pequeñas torres Eiffel. Muy pronto, sin embargo, comencé a interesarme de otra manera y me sentí casi obligado a visitar los mercados de pulgas, tiendas de segunda mano y locales de antigüedades de todas partes, así como cada rincón oscuro de Internet. Afortunadamente he tenido cómplices que me han ayudado, empezando por mi tío.” –¿Cuántos lugares que tiene en miniatura ha logrado conocer en sus versiones reales? –He visitado las contrapartes reales de muchos de estos edificios. Sin embargo, entre mis suvenires hay muchos que ni sueño con ver en persona, por estar demasiado lejos o ser lugares que ya no existen. El último verano, pude visitar las iglesias de madera en Kizhi Island, Rusia. Fue para mí una experiencia única, por haber tenido desde hace años una réplica excelente de una de ellas, que es una de mis favoritas. En este caso, por supuesto, la miniatura no cumplió la función de atraer a la mente un recuerdo del viaje, sino al revés. –En general, ¿disfruta más de las piezas por su estructura o por el recuerdo de un viaje o de cómo llegaron a sus manos? –Este tipo de suvenires trabaja en nuestra mente de manera impredecible. Nos recuerda la visita a un lugar físico determinado, pero especialmente nos trae el recuerdo de compañeros de viaje, gente en el camino o, tal vez, un recorrido en subterráneo. La memoria estimulada por la arquitectura rara vez es estrictamente arquitectónica. Por eso, los efectos de una habitación llena de edificios pequeños puede ser desconcertante para los demás. Algu-

Estatua de la Libertad, con la fecha de la Revolución de Mayo y la gorra de Phrygian

David Weingarten tiene más de 5000 piezas en su estudio de Oakland, California

nos visitantes entran al estudio y, de inmediato, salen. Nosotros entendemos. Para la mayoría, sin embargo, la muestra resulta atractiva. –¿Cómo está organizada su colección? –Por lugar y tipo. Muchas de las grandes ciudades poseen un estante o dos, o en el caso de Nueva York, un armario. Hay secciones para los continentes y una variedad de vitrinas según fueron expuestas las figuras en ferias o exposiciones mundiales, o por un género particular, como edificios norteamericanos hechos en Japón. También hay secciones de objetos como saleros, pimenteros, lámparas, cajas de monedas y artículos para fumadores, entre otros. El Obelisco, también Entre sus piezas favoritas, David

La catedral de Speyer,

cuenta con una miniatura de fines del siglo XIX, en plata, del Banco de Inglaterra en Londres. “El edificio real fue diseñado a fines del siglo XVIII por el excéntrico arquitecto neoclasicista John Soane, uno de mis referentes. He visitado todas sus obras sobrevivientes, incluso su tumba, diseñada por supuesto por su habitante actual. La miniatura fue realizada por el mismo banco antes de las grandes reformas que iban a hacer en el edificio. Quisieron dejar constancia de esa maravilla arquitectónica que a mí, como arquitecto, me hubiera gustado construir.” Hace quince años, David escribió junto con Margaret Majua –socia en el estudio y también de la colección– el libro Edificios souvenir/Monumentos en miniatura, que detalla

Hoteles con descuento Los socios del Club LA NACION podrán aprovechar hasta el 31 de marzo el beneficio de un 20% de descuento sobre la tarifa mostrador en destacados hoteles como el Llao Llao Hotel & Resort, el clásico absoluto de Bariloche, y también el Delta Eco Spa (en la foto), una de las últimas y más interesantes propuestas de hotelería y relax en el río Carapachay del Tigre.

[ MEXICO ]

Sobre rieles, por la Ruta del Tequila Degustar la bebida tradicional mexicana, en la misma tierra donde se gesta, es sólo una parte de la experiencia. Se completa a través de un camino que destila cultura e historia, y también aventura. Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco desde 2006, la Ruta del Tequila abarca ocho municipios que conforman un paisaje de azul agave y antiguas instalaciones industriales. La mejor parte es que se puede recorrer en auto, caballo, bicicleta... y tren. Ya hay dos experiencias sobre rieles: el Tequila Express y el recientemente inaugurado José Cuervo Express. Este último es un tren de pasajeros de primera clase, que parte de la estación de ferrocarril de la ciudad de Guadalajara. El destino final, el pueblo de Tequila y allí, la hacienda La Rojeña, propiedad de la marca. El paseo es mucho más que paisaje exótico que transporta a la época del Lejano Oeste. Salas lounge, comedor, tragos de todo tipo y una decoración bien típica, con trajes y accesorios de la época del porfiriato. Desde US$ 55 el viaje con barra libre, cata y tour en La Rojeña. www.josecuervoexpress.com

El Panteón romano, replicado en el siglo XIX la “experiencia gozosa que puede resultar la recolección, posesión o simple observación de estos objetos en miniatura. También entendemos –continúa David– que puede haber algo de locura leve unido al fenómeno de la recolección; alguna compulsión, digamos. “La mayoría de los arquitectos se interesa en la producción de una obra hermosa y sofisticada. El trabajo que caracteriza nuestra carrera es, por el contrario, un parque temático para niños llamado Fairyland, aquí en Oakland, un lugar ya tradicional basado en cuentos de hadas. Allí, durante los últimos 12 años hemos realizado nuevos teatros, la plaza del pueblo y un espacio maravilloso con lugares de todo el mundo”, detalla. Su estudio ha realizado también proyectos para Disneylandia y DisneyWorld. Si bien su colección es privada, suelen realizar exposiciones, como una reciente en el aeropuerto de San Francisco. Además, para los viajeros que llegan a Oakland y se contactan con ellos organizan visitas al estudio para compartir su mundo paralelo con gente que pueda estar interesada. David cuenta: “El fenómeno de las réplicas como recuerdos de viaje comenzó hace doscientos años, con el auge del turismo como un pasatiempo. Se hicieron, ya en la primera parte del siglo XIX, detalladas piezas en mármol de antiguos monumentos romanos y catedrales francesas de estilo gótico entre los objetos más importantes. Ahora la mayoría no es tan elaborada, pero se consiguen objetos modernos y al mismo tiempo únicos”. –¿Tiene miniaturas de la Argentina? –Tengo dos, o tal vez tres. Una réplica de los años 60, fundida en bronce, del Obelisco porteño, y otra del mismo ícono en vidrio fundido, que es a la vez una botella de licor. Y una curiosa que, según entiendo, es también de la Argentina, aunque no he podido ubicar dónde se encuentra. Es la Estatua de la Libertad, símbolo de la Gran Manzana, pero con la fecha de la Revolución de Mayo, y en la cabeza tiene la gorra de Phrygian, ícono de los trabajadores franceses, en lugar de la conocida tiara y los rayos. El modelo fue lanzado por la compañía Avoiron en París en el siglo XIX, en virtud de un acuerdo con el escultor de la estatua, Frédéric Bartholdi. Algunas piezas de memorabilia, en especial ésta, ofrecen un poco de misterio.

Trump, uno de los cinco hoteles de lujo que la ciudad estrena

Toronto brilla como nunca con 25 nuevas estrellas Algo pasa con el turismo en Toronto: en un período de menos de un año, la multicultural ciudad canadiense sumará cinco nuevos hoteles de lujo. En los últimos meses, Ritz Carlton Toronto y Thompson Hotel abrieron sus luminosos lobbies al público en esta ciudad. Mientras que, en breve, se esperan las inauguraciones de las primeras propiedades locales de las cadenas Shangri-La y Four Seasons. El 31 de enero último, por otra parte, recibió a sus primeros huéspedes el flamante Trump International Hotel & Tower, en la esquina

de Bay y Adelaida, en el corazón de Toronto. Se trata de una torre de 65 pisos, con 261 habitaciones y suites, un espectacular lobby, ascensores de alta velocidad, spa y un restaurante y bar que se perfila como highlight de la noche local: Stock. Las nuevas inversiones llegan precisamente cuando la ciudad más grande de Canadá acaba de marcar su récord histórico en ocupación hotelera: más de nueve millones de noches vendidas durante 2011. Los visitantes extranjeros, por otro lado, aumentaron en un 6,3 por ciento. www.trumptorontohotel.com

[ NEUQUEN ]

Villa La Angostura marca un récord para celebrar El pasado fin de semana largo marcó un antes y un después en la ocupación turística de la villa neuquina, tan vapuleada luego de la erupción del volcán Puyehue en 2011. Con un pico del 83% de ocupación hotelera y en el marco de múltiples festivales y celebraciones, se superaron las expectativas para el feriado de carnaval, y aumentan las esperanzas de una pronta recuperación para la industria turística de esta localidad. “Estamos muy contentos porque esta ocupación es fruto del trabajo de toda una ciudad. Aún nos resta consolidar estos niveles de ocupación para lograr una reactivación económica definitiva en la localidad”, expresó con entusiasmo Marcelo García Leyenda, secretario de Turismo de la villa.