El juez Gallardo, con nuevo cargo pese a estar procesado

12 oct. 2011 - No hubo oposición a la suba del ABL. Legisladores no oficialistas sólo pidieron detalles sobre cómo se aplicará la medida. PABLO TOMINO.
1MB Größe 6 Downloads 70 vistas
16

INFORMACION GENERAL

I

SIGUE LA POLEMICA s LA MAGISTRATURA PORTEÑA LO RESPALDO COMO DEFENSOR

Miércoles 12 de octubre de 2011

PRESENTACION DEL PRESUPUESTO 2012

El juez Gallardo, con nuevo cargo pese a estar procesado Continuación de la Pág. 1, Col. 2 ciudad, Mario Kestelboim, consideró que Gallardo asumirá “con adecuada dinámica y experiencia la tarea de comprender e intentar neutralizar los progresivos esfuerzos del Poder Ejecutivo de esta ciudad de criminalizar la protesta social y la pobreza”. Anoche, los consejeros decidieron dejarle expedito el camino hacia la defensoría adjunta en lo penal al controvertido juez, pese a los reparos que esa decisión habían despertado entre especialistas en derecho que consideraron que Kestelboim politiza la justicia y que Gallardo no puede asumir un nuevo cargo. Sucede que el artículo 57 de la Constitución local prohíbe a las personas procesadas “por un delito doloso en perjuicio de la administración pública” asumir como agente estatal. No obstante, los consejeros Horacio Corti y Patricia López Vergara (representantes de los jueces en el Consejo de la Magistratura) y Javier Concepción (representante de los abogados) consintieron el nombramiento de Gallardo. En cambio, se abstuvo de votar la consejera Gisela Candarle (representante de los abogados) al argumentar que desconocía si Gallardo cumplía con el requisito del artículo 57. El también representante de los abogados Daniel Fábregas expresó su posición en favor de la designación de Gallardo, pero “ad referendum” del cumplimiento del artículo 57.

Ratificación de la Cámara El rumor de la existencia de un procesamiento firme en contra del juez Gallardo circula por los pasillos judiciales desde que, la semana pasada, Kestelboim eligió a Gallardo como su defensor adjunto, en una resolución que también generó controversia tanto por su forma como por su fondo. Ayer, la información fue confirmada a LA NACION por fuentes del juzgado federal que lidera Julián Ercolini. Gallardo fue procesado en primera instancia por el juez federal Norberto Oyarbide, procesamiento que fue ratificado por la Sala I de la Cámara Federal. En el expediente,

IGNACIO COLO

Los consejeros, durante el plenario de ayer en la Magistratura

Paso a paso al igual que ➽ ElsusjuezparesGallardo, del fuero contencioso administrativo, asumieron en sus funciones a principios de la década de 2000. Gallardo fue procesa➽ Endo 2006, por el juez federal Norberto Oyarbide por incumplimiento de los deberes de funcionario y abuso de autoridad, a raíz de un allanamiento al Casino Flotante de Puerto Madero, que se evaluó como una invasión de jurisdicción. que ahora cursa en el juzgado de Ercolini la etapa de ofrecimiento de prueba previa al juicio oral, se lo acusa de incumplimiento de los deberes de funcionario público y de abuso de autoridad. Oyarbide había decidido el procesamiento en 2006, luego de indagar a Gallardo a raíz de que el juez porteño ordenó la clausura del casino flotante que funciona en Puerto Madero, para lo que empleó a la Guardia Urbana como método de presión. Oyarbide entendió que Gallardo había violado

2007, el procesamiento de ➽ EnGallardo fue ratificado por la Sala I de la Cámara Penal y sigue en pie. artículo 57 de la Constitución ➽ Elporteña prevé que “nadie puede ser designado en la función pública cuando se encuentra procesado por un delito doloso en perjuicio de la administración pública”. el Consejo de la Magistra➽ Anoche, tura porteño designó a Gallardo como defensor general adjunto. la jurisdicción de la Justicia Federal, pese a que la Constitución porteña reconoce la competencia del Estado porteño sobre los juegos de azar. “El artículo 57 es terminante: una persona procesada no puede ser designada en la función pública con posterioridad al procesamiento. No importa que ya tenga un cargo. Es más, el artículo –incorporado para evitar toda situación en contra de la transparencia– admite una interpretación extensiva, y los funcionarios no deberían seguir en

el ejercicio de sus funciones ante un procesamiento”, dijo a LA NACION el constitucionalista Daniel Sabsay. Su colega José Onaindia coincidió: “Hay un principio general de acreditación de buena conducta; nadie tiene posibilidad de acceder a un cargo público, ni como empleado ni como funcionario, si está procesado. Incluso, si ya está en la carrera judicial, la persona queda inhibida de un nuevo cargo hasta no ser absuelta”. En cambio, el constitucionalista Andrés Gil Domínguez consideró que el nombramiento es viable. “Rige el principio de inocencia. Además, si el procesamiento no lo inhibió para ejercer la magistratura hasta la fecha –dirimiendo conflictos con la fuerza de la ley– tampoco puede ser inhibitorio para un nuevo cargo, en el que defenderá los derechos de aquellos que no pueden tener asistencia letrada. El artículo 57 se aplica a otros tipos de cargo, no dentro de la estructura del Poder Judicial”, respondió a LA NACION. Ayer, en el plenario del Consejo de la Magistratura, la abogada Gisela Candarle fue la más combativa en contra del nombramiento, por entender que viola la Constitución porteña. La secundó, más precavido, el consejero Fábregas. Como se dijo, el nombramiento de Gallardo como defensor general adjunto ya había generado polémica la semana pasada. En su resolución, Kestelboim designó interinamente al juez hasta que el cargo sea ocupado por un funcionario elegido por concurso; lo hizo, según trascendió, más allá de su potestad. Así lo entendió ayer el Consejo de la Magistratura, que admitió que Kestelboim sólo podía realizar nombramientos interinos por 90 días y decidió “reencauzar” la designación mediante una resolución propia del Consejo, que sí tiene la facultad de nombrar funcionarios judiciales. Además, el plenario aceptó el pedido de licencia de Gallardo en el juzgado contencioso N° 2 y designó subrogantes a los jueces Elena Liberatori (para la secretaría ad hoc a cargo de la problemática de las villas porteñas) y Guillermo Schebler (para las secretarías ordinarias).

➾ El ABL debe reformularse; si no, lo que ocurrirá es que este impuesto tendrá la menor participación de los últimos 20 años ➵ Néstor Grindetti MINISTRO DE HACIENDA DE LA CIUDAD

No hubo oposición a la suba del ABL Legisladores no oficialistas sólo pidieron detalles sobre cómo se aplicará la medida PABLO TOMINO LA NACION La propuesta de aumento de la tasa de Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) en la Capital, previsto para 2012, parece haber alcanzado consenso. Ayer, mientras el jefe de gobierno, Mauricio Macri, defendía la suba, en promedio, del 66%, al argumentar que lo que se busca es “la equidad”, el ministro de Hacienda de la ciudad, Néstor Grindetti, exponía en la Legislatura los lineamientos presupuestarios para 2012. Curiosamente, los legisladores opositores no cuestionaron el aumento del ABL. Sólo ahondaron en el pedido de detalles técnicos sobre cómo se instrumentará. Cuatro horas más tarde, algunos diputados enviaron gacetillas a los medios criticando esa suba. En el salón Intersecretarías de la Legislatura, Grindetti afirmó que “el ABL debe reformularse; si no, lo que ocurrirá es que este impuesto tendrá la menor participación de los últimos 20 años”. La suba estimada para 2012 ronda el 66%, aunque en algunos casos llegará al 300%. Será el de los inmuebles que hoy tienen una valuación fiscal inferior al 5% del valor del mercado y que, por lo tanto, están tributando sobre una menor porción del precio real del bien. Para las propiedades con valuación fiscal de entre 5 y 10% del valor de mercado, el tope del incremento será de

200%, y de 100% para las valuadas por encima del 10% del precio real. “La corrección de la reforma está proyectada para varios años –agregó Grindetti–. El incremento del ABL se explica en que estamos introduciendo cambios para corregir las injusticias que tiene hoy.” Como es costumbre en la Legislatura, cuando los medios de prensa cubren determinadas reuniones, las chicanas y algunas discusiones signaron una presentación que se extendió por casi cuatro horas. Martín Hourest, diputado por GEN, tildó de engañosos algunos planteos presupuestarios presentados por el oficialismo. Al referirse a Grindetti, lo mencionó irónicamente con un “falso” furcio, llamándolo “Feletti” (por Roberto, viceministro de Economía de la Nación). Grindetti le contestó con otra ironía: “Voy a responderle al diputado Aníbal Fernández, perdón, Hourest”, y enumeró frases poco cordiales que le había dedicado el legislador. En tanto, el diputado Sergio Abrevaya, de la Coalición Cívica, destacó la importancia de hacer una “modificación tributaria”, aunque pidió detalles de su aplicación, al igual que el diputado opositor Gonzalo Ruanova (Nuevo Encuentro). Por último, Grindetti sostuvo que el presupuesto de 2012 (que será de $ 32.705.436.924) tendrá un incremento de 4439 millones de pesos con respecto a 2011, es decir 15,7 por ciento más.