El habla del cuerpo

11 abr. 2009 - en la Universidad de Utrecht. Cuando regresó a la Argentina logró insertarse lentamente en el mundo intelectual y se atrevió a publicar.
172KB Größe 8 Downloads 269 vistas
SUMARIO | EDITORIAL "ÛPt/ñNFSP Sábado 11 de abril de 2009 Buenos Aires, Argentina

POR JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ

El habla del cuerpo Anticipo de Escuchar el cuerpo, el nuevo ensayo de Ivonne Bordelois en el que analiza la crisis del diálogo entre los pacientes y los médicos. Además, Guillermo Jaim Etcheverry reflexiona sobre el libro y reivindica, a la vez, el carácter de ciencia y de arte de la medicina

páginas 4 a 9

10

HARUKI MURAKAMI El autor de Tokio Blues habla de su nueva novela, What I talk when I talk about running

22

POR JESÚS RUIZ MANTILLA

12

POR MARTÍN LOJO

THIBAULT DE MONTAIGU El escritor francés habla de sus novelas, en las que retrata las costumbres de la generación nappy, la de los jóvenes ricos, sofisticados y tristes de París POR JUANA LIBEDINSKY

14

CRÍTICA DE LIBROS Joyce Carol Oates, Werner Herzog, Arto Paasilinna, Andrés Rivera y David Baldacci

20

LA FAMILIA POSINDUSTRIAL En el fragmento que anticipamos de La mercantilización de la vida íntima (Katz), su autora, reconocida socióloga estadounidense, explora los nuevos vínculos sociales

24

EDWARD ALBEE El dramaturgo norteamericano repasa su carrera en una charla POR EDUARDO MIRANDA

25

LÍMITES Y FANTASMAS Varias puestas actuales muestran cómo se tiende a convertir al otro en lo que no es y a transformar los vínculos personales en relaciones de amo y esclavo POR OSVALDO QUIROGA

POR ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD

21

LUCÍA PUENZO La directora y escritora argentina habla de El niño pez, su nueva película, basada en su primera novela

LOS SHAKERS Se reeditaron tres discos históricos de un grupo clave de la década de 1960 POR PABLO S. ALONSO

26

10ª BIENAL DE LA HABANA Los artistas que representarán a la Argentina en Cuba exponen ahora en el Museo de Arte Tigre POR JAVIER VILLA

28

MIRADAS PEREGRINAS La obra de ocho argentinos se exhibe en Buenos Aires tras haber recorrido Francia POR ELBA PÉREZ

30

AGENDA

STAFF Director: #BSUPMPNÆ.JUSFtSubdirector: 'FSO¹O4BHVJFSt Secretario general de Redacción: Héctor %"NJDPtProsecretarios generales de Redacción: Ana D’Onofrio y Carlos Reymundo Roberts t Director de adncultura: +PSHF'FSO¹OEF[%ÌB[tDirector de Arte: $BSMPT(VZPUtJefe de Redacción: )VHP#FDDBDFDFtEditora: 7FSÛOJDB$IJBSBWBMMJtSubeditores: Pedro B. Rey, Héctor M. Guyot y Leonardo 5BSJGFÚPtEditora de Artes Visuales: "MJDJBEF"SUFBHBtEditora de arte: 4JMWBOB4FHðt Editor fotográfico: 3BGBFM$BMWJÚPtRedacción: Raquel Loiza, Pablo Gianera, Natalia Blanc, Celina Chatruc y .BSUÌO-PKPtCorresponsales: -VJTB$PSSBEJOJ 'SBODJB

&MJTBCFUUB1JRVÆ *UBMJB Z4JMWJB1JTBOJ &&66 t adncultura.com: -VJT.PSFJSP %BOJFM"NJBOPtDiseño gráfico:)FSO¹OEFMB'VFOUFt Corrección: 4VTBOB("SUBMZ%BOJFM(JHFOBtGerente comercial: (FSWBTJP.BSRVFT1FÚBt Propietario: S.A. La Nación - Bouchard 557 (C1106ABG) CABA

2 | adn | Sábado 11 de abril de 2009

Director de adnCULTURA [email protected]

Les presento a Ivonne C

onocí a Ivonne Bordelois semanas después de que ella hubiera ganado nuestro premio de ensayo por un pequeño gran libro: El país que nos habla. Yo estaba a cargo de todo el operativo de la fiesta de entrega del premio, que se hace siempre en el Hotel Alvear, y ella iba a ser la protagonista de la gran noche. De manera que hablamos varias veces para ajustar los detalles, y por un momento confieso ahora que me sentí abrumado. Ivonne se metía en todo: la ceremonia, la música, la cobertura periodística, las invitaciones y hasta el buffet. Tampoco le gustaba la portada del libro, y daba vueltas sobre ella como un perro con un hueso. Hubo un momento en que pensé que el éxito la había mareado y que me estaba convirtiendo en su mayordomo. Luego un amigo de ella me contó la verdad: Ivonne no es una creída ni una mandona, es una perfeccionista. Una profesional que no deja nada librado al azar. Lo comprobé durante la fiesta en el Alvear, cuando luego de las fanfarrias del caso, subió a recibir el premio y extrajo de su cartera un discurso que tenía dos atributos largamente meditados: era corto y a la vez electrizante. Los invitados, siempre ruidosos, tuvieron que dejar los saludos y los canapés y escucharla embobados porque la dama tiraba una idea por línea y lo hacía con tal precisión y brillantez que recibía ovaciones. Le perdoné entonces tanto detallismo y la abracé al final. Ella me daba las gracias, y yo se las daba a ella. Egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, Ivonne es poeta y lingüista. Fue muy amiga del legendario editor Enrique Pezzoni y compinche de la gran Alejandra Pizarnik, integró el último grupo literario de la revista Sur y luego se fue a estudiar a los Estados Unidos. Vivió treinta años en el exterior. Se doctoró en el Massachussets Institute of Technology (MIT) y tuvo como profesor a Noam Chomsky. Combativa e inconformista, Ivonne cruzó varias veces espadas con el famoso filósofo y lingüista norteamericano. Tanto la enseñanza como el trato le parecían machistas, y el carácter elitista de esa institución le resultaba muy pesado. Bordelois no tuvo empacho en enfrentarse con Chomsky y en residir, a contramano de los demás alumnos y de los profesores, en los barrios negros de Boston. Ella era prácticamente la única blanca en esas zonas, a pesar de que el MIT está dominado por una cultura biempensante. Después estuvo enseñando en Holanda, donde ocupó una cátedra en la Universidad de Utrecht. Cuando regresó a la Argentina logró insertarse lentamente en el mundo intelectual y se atrevió a publicar sus poemas. También varios libros como Correspondencia Pizarnik, Un triángulo crucial: Borges, Lugones y Güiraldes, La palabra amenazada y Etimología de las pasiones. En un siglo dominado por la comunicación, hizo de la degradación del lenguaje y de su uso como forma de poder y como síntoma un leitmotiv de sus últimas investigaciones académicas. Y por ese camino llega ahora hasta el ensayo que anticipamos en esta edición y que analiza el cuerpo y la enfermedad, y donde la etimología no falta a su cita. Bordelois pone esta vez bajo la lupa el trato de los médicos con los pacientes, los discursos científicos, los lenguajes de los remedios que se compran y se venden, la sustitución de la conversación por la tecnología, los diálogos de consultorio y los aterrorizadores eufemismos de la medicina. Lúcida e incisiva, ilumina esos microcosmos y esos idiomas especializados para hablar de la sociedad entera. Me la imagino escribiendo ese texto con la sonrisa que le conozco. Ivonne sonríe como sólo lo hacen las personas que no aceptan otra religión que la inteligencia.