EL ARTE DE LA EDAD MEDIA

La Temprana Edad Media. Tras un largo proceso de conflictos políticos, sociales y económicos, el. Imperio Romano debió enfrentar la entrada en sus territorios ...
224KB Größe 6 Downloads 140 vistas
Apunte de cátedra realizado para la materia Elementos de Historia del Arte. UPSO Salliqueló. Profesora Ana Carolina Heredia

EL ARTE DE LA EDAD MEDIA ELEMENTOS DE HISTORIA DEL ARTE - PROF. ANA CAROLINA HEREDIA El arte medieval presenta una diversidad de estilos formales en función de las regiones y de los siglos en los que se va desarrollando. Sin embargo, pese a estas diversidades formales, podemos ver en todo el período una lógica de seguimiento de los principios religiosos y teológicos que hacen del arte medieval un arte de la glorificación a Dios.

EL ARTE DE LA EDAD MEDIA ELEMENTOS DE HISTORIA DEL ARTE PROF. ANA CAROLINA HEREDIA La Temprana Edad Media Tras un largo proceso de conflictos políticos, sociales y económicos, el Imperio Romano debió enfrentar la entrada en sus territorios de pueblos provenientes del oriente, vinculados a un mismo origen germánico. Estos pueblos portaban una tradición totalmente distinta a la de los romanos, en los aspectos sociales, políticos, económicos y culturales. En los primeros tiempo (siglo III a V), varios de estos pueblos participaron en actividades y empresas romanas, como guardianes militares en las fronteras del Imperio para evitar el ingreso de otros nuevos invasores. Sin embargo, a partir del siglo V d.C., la compleja situación política y económica del gran imperio romano se convirtió en una crisis de la que ya no podría evadirse. En el mundo mediterráneo se inició una época de profundas transformaciones. Lentamente, ese ámbito antes unido por las leyes, las instituciones y la cultura romanas se fue fracturando. En su lugar, sufrieron tres grandes espacios políticos y culturales diferenciados: Europa occidental, el imperio Romano de Oriente y el islam. De esta manera, Occidente parecía hundirse: los pueblos “bárbaros” invaden el mundo romano y Europa occidental pasa de una civilización eminentemente urbana a otra rural. Los centros de actividad económica y social pasaron a ser más importantes en el ámbito del campo. Por su parte, el Imperio Romano de Oriente, o Imperio Bizantino, tuvo en esta época un gran florecimiento de ciudades, y se mantuvo en las actividades comerciales de gran escala. El Islam, a partir del siglo VII, comenzó a establecerse como un inmenso imperio basado en una religión monoteísta novedosa que unifica a las tribus árabes bajo el signo de una fe. La cultura islámica propiciaba la vida en ciudades, y sus dominios se extendieron desde las regiones de Asia Menor y Medio Oriente, hasta todo el norte de África y la península ibérica. En los territorios europeos se formaron diversos reinos en los que la cultura de los antiguos romanos se integró en las ideas, costumbres, y formas de organización social de los pueblos germanos. Éstos poseían una tradición de monarquía electiva entre un grupo de guerreros

RENACIMIENTO PERIODIZACIÓN CAROLINGIO

Se denomina Edad Media al período comprendido entre los Entre los mayores siglos V d.C. y XVesfuerzos d.C. La de Carlomagno se tradicional encuentra periodización el interés y con recursos establece su inicio la el destinados a la mejora de la derrumbamiento del Imperio educacióndey Occidente, de la cultura Romano en en el su un añoreino. 476, Por y suello, fin instauró en la toma sistema de educación basado de Constantinopla (Caída del en dos etapas las Oriente) que se Imperio Romanoen de estudiaba en 1453. gramática, retórica, lógica, y luego geometría, aritmética, astronomía estay Como es frecuente, música. Esta última disciplina periodización es funcional en tuvo grandes avances en sus términos de estudio y análisis desarrollos teóricos para la disciplina histórica,y prácticos, sentándose en esta pero es importante reconocer época las bases de la teoría que estas fechas son términos musical actual.que enmarcan temporales procesos de cambios lentos y duraderos en el tiempo.

1

destacados que formaban la nobleza. La vida a la que estaban acostumbrados era eminentemente rural, y por ello sus religiones politeístas vinculaban a los fenómenos naturales con fuerzas y manifestaciones divinas. Estos pueblos fueron adoptando el cristianismo, aunque algunos de ellos se plegaron a formas no aceptadas del mismo, denominadas herejías. Sin embargo, el poder de la Iglesia, heredera de la unidad del Imperio Romano, fue eliminando paulatinamente estas divergencias y se convirtió en el único poder hegemónico en la Alta Edad Media. Estos reinos romano-germánicos tuvieron diferentes características propias de acuerdo a cada lugar. De todas maneras, podemos encontrar en ellos algunas condiciones más o menos frecuentes, como la vida rural, la formación de aristocracias guerreras y rurales, una gran cantidad de conflictos internos a causa de la forma electiva del poder monárquico, y una tendencia a apropiarse de algunas de las pautas culturales romanas. Tal es el caso del derecho tradicional germano, que en muchos reinos fue recopilado por funcionarios letrados de acuerdo a la lógica seguida por el derecho romano, organizando códigos legales que regulaban la vida en estos reinos. El Imperio Carolingio Las graves luchas internas por la sucesión al trono, así como los enfrentamientos con otros reinos y con el Islam hicieron que, poco a poco, la autoridad de los reyes se fuese debilitando. En la península ibérica, como ya se ha mencionado, los musulmanes conquistaron la mayor parte de las tierras, quedando el montañoso norte como reducto cristiano. Más allá de los Pirineos, el poder de los reyes germánicos se consolidó gracias a gobernantes fuertes de las dinastías merovingia y carolingia. El más prestigioso de los reyes francos fue Carlomagno. Coronado en el año 800 por el Papa, y consolidando su autoridad política con la consagración divina, conquistó gran cantidad de territorios y nombró sus dominios como Sacro Imperio Romano Germánico, retomando la idea de la unidad liderada por Roma en la Antigüedad. Las convicciones religiosas de Carlomagno lo incentivaron a realizar campañas contra sus vecinos no cristianos: en España combatió a los musulmanes, y esta hazaña fue inmortalizada en una famosa obra literaria medieval llamada “La Canción de Rolando”. Carlomagno aseguró la seguridad de sus fronteras mediante la creación de marcas o zonas militares fortificadas. En las regiones interiores del imperio, creó cargos que servían para el control de territorios más pequeños: éstos eran los condes y duques. El sistema administrativo del reino estaba asegurado por el control real a través de funcionarios dependientes del emperador, llamados missi dominici.

RENACIMIENTO CAROLINGIO Entre los mayores esfuerzos de Carlomagno se encuentra el interés y recursos destinados a la mejora de la educación y de la cultura en su reino. Por ello, instauró un sistema de educación basado en dos etapas en las que se estudiaba gramática, retórica, lógica, y luego geometría, aritmética, astronomía y música. Esta última disciplina tuvo grandes avances en sus desarrollos teóricos y prácticos, sentándose en esta época las bases de la teoría musical actual.

2

Los francos, y por consecuencia el Imperio Carolingio, tenían una concepción patrimonial del reino. Esta idea implicaba que cada rey podía dejar en herencia sus propiedades, entre las cuales se hallaba el territorio del reino. Por esto, cada sucesión implicaba repartos de tierras y fragmentaciones del reino entre los herederos. Esta fue una de las causa de la fragmentación de las enormes conquistas de Carlomagno, a lo cual debe sumarse sumado a una relativa debilidad de sus sucesores, a la guerras civiles surgidas durante años y a una nueva oleada de invasiones de pueblos (como los magiares, vikingos y sarracenos). Por todo ello, resultó cada vez más difícil conservar una autoridad unificada en los territorios europeos occidentales. Este es el inicio del proceso histórico que se conoce como feudalismo. El feudalismo Luego de la desaparición del Imperio Carolingio, aproximadamente a partir del siglo IX y hasta el siglo XIII, no se lograron unificar territorios ni dominar políticamente bajo un único poder político a la mayor parte de Europa occidental. Las segundas invasiones finalizaron alrededor del siglo X, cuando la situación condujo a la formación de un complejo sistema político, social y económico: el feudalismo. Bajo este sistema, los habitantes cristianos de Europa occidental obtuvieron protección de los ataques de los pueblos extranjeros y luego de las luchas entre nobles. Este sistema estaba basado en una complicada red de mutuas obligaciones, contraídas a través de juramentos sagrados e inquebrantables. La base del poder durante el feudalismo radicaba en la tierra, dado que en función de la entrega de la misma, un señor se aseguraba la lealtad, ayuda y tributos de otro señor de menor jerarquía, que se convertía en su vasallo. De esta manera, cada señor podía tener varios vasallos que le brindaran ayuda militar y consejo político o bélico a cambio de la entrega de un feudo (grandes parcelas de tierra). Estas tierras o feudos eran unidades productivas autosuficientes, en las que se elaboraba todo lo necesario para el sostenimiento del señor y de los campesinos que dependían de él. La condición de los sectores populares empeoró, y la mayoría de los campesinos fue perdiendo sus libertades personales para entregarse a los señores a cambio de la protección que éstos brindaban. Así, surgió la condición de siervo de la gleba, dado que las personas se sometían a una servidumbre en la que quedaban ligados permanentemente a la tierra del Señor. La estructura social y política estaba sustentada por el predominio ideológico de la Iglesia. Sobre una mayoría de población analfabeta y profundamente religiosa, el clero fue un sector de gran poder en la Edad Media. Pertenecientes al sector social privilegiado, los monjes y

EL CONCEPTO DE FEUDALISMO El vocablo feudalismo es una construcción historiográfica para designar las condiciones sociales, económicas y políticas en Europa occidental en la Alta Edad Media. Esta palabra comenzó a usarse mucho después, durante el siglo XVIII.

3

sacerdotes poseían grandes propiedades que les eran otorgadas mayormente por donaciones piadosas.

TEORÍA DE LOS TRES ÓRDENES

La sociedad feudal era profundamente religiosa, agraria y guerrera. Los cambios dentro de ella, como la movilidad social, no eran posibles dado que la organización en estamentos era fija y establecida por Dios. Estos estamentos eran grupos sociales cerrados, que tenían como justificación ideológica lo que se conoció como Teoría de los tres órdenes. Según esta idea, cada persona tenía un lugar dentro del mundo y la sociedad que le había sido asignado por Dios. Por lo tanto, las funciones de cada parte, de cada orden, eran sagradas e inmodificables. La otra condición de la sociedad de esta época es la belicosidad. La nobleza tenía como uno de sus principales valores la condición guerrera. Por ello, las guerras y batallas entre nobles era muy frecuente, generando un clima de permanente violencia e inseguridad. Una de las maneras de derivar esa belicosidad hacia un fin específico fueron las Cruzadas. Teniendo como objetivo la recuperación de Tierra Santa de las manos de los “infieles” musulmanes, en Francia en el año 1095 se lanza el llamado a la primera de las expediciones militares hacia Jerusalén. Los nobles aprovecharon estas circunstancia para cumplir con la misión cristiana, pero las Cruzadas tuvieron consecuencias no sólo religiosas, sino también económicas y culturales. Las rutas seguidas por los cruzados abrieron posibilidades comerciales, dado que las ciudades de esos caminos servían como puntos intermedios de reaprovisionamiento e intercambio. De esta manera, una actividad que había sido dejada casi totalmente de lado como el comercio, comienza a reactivarse lentamente gracias al tránsito de ejércitos y personas. Los monasterios En la Edad Media, el clero se dividía en dos sectores: seglares y regulares. Los últimos se vinculaban a una determinada congregación religiosa que pautaba formas específicas y estrictas de vida. Estaban dirigidos por un abad, que funcionaba como la máxima autoridad dentro del monasterio. Sus privilegios eran semejantes a los de un señor feudal. En los monasterios, especialmente después del siglo X, se propone una vida de oración y trabajo, donde las actividades están profundamente pautadas y regladas.Los monasterios, tienen autonomía económica gracias a las donaciones entregadas por fieles, especialmente por parte de la nobleza. Son económicamente autosuficientes debido al trabajo, realizado por los mismos monjes y hermanos.

La interpretación de la sociedad cristiana conocida como Teoría de los Tres Órdenes, fue desarrollada por el clero y su aparición data del siglo XI. De acuerdo a ésta, la sociedad estaba conformada por tres órdenes sociales con obligaciones específicas y complementarias: los oradores, los guerreros y los labradores. Los primeros eran los encargados de rezar por la salvación de los hombres; los segundos debían velar por la protección y seguridad del resto; y a los terceros Dios les había otorgado la función de trabajar para mantener al resto de la sociedad – los oradores y los guerreros.

4

• Conformación del feudalismo • Consolidación del poder de la Iglesia • Arte gótico

Baja Edad Media

• Imperio Carolingio • consolidación de la cristiandad bajo el dominio del Papa • Segunda oleada de invasiones • Arte románico

Plena Edad Media

Alta Edad Mdia

Temprana Edad Media

• Formación de los reinos germánicos • Inicio del monacato • Esplendor del Imperio Bizantino • Expansión del Islam

• Resurgimiento de las ciudades • Reactivación del comercio • desarrolllo de universidades • fortalecimiento de reyes

El imperio bizantino Frente a la fragmentación del mundo occidental se encuentra en oposición la parte oriental del imperio romano. Teniendo como centro político, económico y cultural a la antigua provincia romana de Bizancio, esta parte del mundo mediterráneo sobrevivió a los embistes de las invasiones germánicas y logró consolidarse como un poder estable y floreciente. Los intercambios comerciales hicieron de las ciudades orientales un mundo lleno de novedades y en constante movimiento. Esto favoreció el desarrollo de gran cantidad de manifestaciones artísticas de un elevado nivel estético, tanto en las artes plásticas como en el teatro, la literatura y la música. Bajo el recuerdo de la antigua grandeza y unidad del Imperio Romano, el emperador Justiniano condujo al Imperio Bizantino a uno de sus momentos más gloriosos, reconquistando territorios europeos y promoviendo una estabilidad política, así como una prosperidad económica y cultural. Pese a que los sueños imperiales de Justiniano terminaron fracasando poco después de su muerte, el Imperio Bizantino siguió conservando el prestigio de aquella antigua unidad romana, teniendo como fuerte respaldo del poder político a la Iglesia de Oriente. El oriente bizantino constituyó durante toda la Edad Media una unidad cultural extremadamente rica, recuperando e integrando distintas tradiciones culturales tales como la romana, la griega y la oriental. La literatura, la poesía, el teatro vivieron grandes realizaciones en este ámbito. Pero fueron especialmente la arquitectura y las artes decorativas las que se desarrollaron esplendorosamente en relación con el poder y la influencia de la Iglesia. El arte bizantino fue sobre todo religioso, y es en función de la liturgia y de los rituales cristianos que se construyeron magníficos edificios y se realizaron espléndidas esculturas, pinturas y mosaicos. La arquitectura bizantina recuperó algunas ideas de la tradición romana. La base de los edificios fue la basílica (proveniente de la parte occidental del Imperio), pero se le introdujeron algunas modificaciones en función de la disponibilidad de materiales en Bizancio. Por ello, en lugar de piedras para los muros y madera para los techos, se introdujeron nuevas técnicas como la utilización de ladrillos, mucho más

5

livianos y fáciles de conseguir, y la incorporación de bóvedas de cañón y de arquería, para edificios longitudinales y centralizados respectivamente.

A lo

largo de la Edad Media, los territorios y el poder de Bizancio fueron en descenso a causa de los avances territoriales del Islam por Oriente y Asia Menor. Sin embargo, la influencia cultural de Bizancio no desapareció con la estructura política del Imperio. Muchas de las ideas y tradiciones vigentes en Oriente fueron recuperadas posteriormente por artistas de ciudades italianas en contacto con dichas tradiciones, retomando su influencia en el arte del Renacimiento.

6