Dios santo, pueblo santo

2 mar. 2014 - confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10.32). 2. Bautismo .... En Mateo 13:24 Jesús habla de la Parábola del trigo y la cizaña. .... Efecto para su vida. Esta lección le ayudará a valorar la santidad en la vida diaria y a esforzarse por lograrla con el poder de Dios. Pregunta práctica.
5MB Größe 5 Downloads 76 vistas
G U Í A PA R A E L E S T U D I O P E R S O N A L

Estudios Bíblicos LifeWay® P A R A A D U LT O S

Dios santo, pueblo santo Preguntas que hizo Jesús Relaciones extraordinarias

GUÍA PARA EL ESTUDIO PERSONAL PRIMAVERA DE 2014

El camino de la salvación 1. El problema de todos: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3.23). 2. La paga: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6.23). 3. Dios provee: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5.8). 4. La promesa: “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación” (Romanos 10.9-10).

Oración pidiendo la salvación Esta oración es solo un ejemplo. No es para memorizar ni repetir. Ella en sí no tiene algún poder mágico, su intención es solamente ofrecerle una guía. “Señor Jesús, confieso que soy pecador. Creo que Tú moriste por mis pecados y que Dios te resucitó de entre los muertos. Te pido que me perdones y que me salves del pecado ahora mismo. Lo pido en tu nombre. Amén”.

Primeros pasos hacia la obediencia

1. Confesión pública “A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10.32). 2. Bautismo público “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. […] Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas” (Hechos 2.38, 41).

2  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

A partir de septiembre de 2014, Estudios Bíblicos LifeWay se convierte en Estudios Bíblicos para la Vida: Adultos. ¡Estamos seguros de que le encantarán los cambios que hicimos para ayudarle a conectar con la Palabra de Dios! Usted encontrará muchos cambios que ayudaran que le ayudarán a acercarse más a la Palabra de Dios. Además estas nuevas lecciones permitirán que nuevas personas se puedan unir a la clase más fácilmente. Como siempre usted podrá confiar en que cada estudio bíblico estable la Palabra de Dios como base de la vida. ¡No se pierda el nuevo diseño en septiembre de 2014!

OTOÑO 2014 | GUÍA DE ESTUDIO PERSONAL

LA PRESIÓN DE LAS PRUEBAS

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

3

Guía para el estudio personal

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

P R I M AV E R A : M A R Z O , A B R I L Y M AY O D E 2 0 1 4

TEMA 1

Dios santo, pueblo santo 8 2 de marzo

Llamados a la santidad Éxodo 19.1-6, 10-14, 16-19

16 9 de marzo

Honrar la santidad de Dios Levítico 5.1, 4-5, 14-16; 6.1-7

24 16 de marzo

Vivir en santidad Levítico 18.1-5, 20-26; 20.6-8

4  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

2 EL PLAN DE LA SALVACIÓN

3 ESTUDIOS BÍBLICOS PARA LA VIDA

6 EDITORIAL 7 LOS TEMAS DE ESTUDIO 112 PLAN DE LECTURA DE LA BIBLIA

114 EN EL PRÓXIMO TRIMESTRE

TEMA 2

Preguntas que hizo Jesús 32 23 de marzo

¿Tradiciones o la Palabra de Dios? Mateo 15.1-11, 17-20

40 30 de marzo

TEMA 3

Relaciones extraordinarias 80 4 de mayo

¿Interés a medias o compromiso total?

Acertar con mi relación más importante

Lucas 9.20-26, 57-62

Proverbios 3.5-8, 13-18, 31-35

48 6 de abril

¿Indiferencia o acción compasiva? Lucas 10.25-37

56 13 de abril

¿Ser servido o servir? Lucas 22.19-30

64 20 de abril

¿Ver o reconocer? Juan 20.1-18 (Lección de evangelismo)

72 27 de abril

Las bendiciones de la santidad Levítico 26.3-13, 40-42, 45

88 11 de mayo

Construir el hogar que necesito Proverbios 31.10-12, 15-20, 25-31

96 18 de mayo

Llegar a ser la persona que los demás necesitan Proverbios 6.6-11, 16-19, 23-27

104 25 de mayo

Darles a los demás lo que realmente necesitan Proverbios 11.12-14; 17.17; 18.24; 27.5-6, 9-10, 17; 28.23; 29.10

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

5

Estudios Bíblicos LifeWay® Volumen 13, Número 3 Marzo, abril y mayo de 2014

Ángel Ortiz

Multi-Language Publishing Manager

Elizabeth Works Production Editor

Bill Craig

Publishing Director

Envíe sus comentarios a Editorial Project Leader, Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos One LifeWay Plaza Nashville, TN 37234-0135 O un mensaje a [email protected] lifeway.com Printed in the United States of America

Editorial La primavera es una de mis temporadas favoritas. Tiempo de

renacer, de volver a empezar, de producir nuevos frutos, de fijarse nuevas metas. Recuerdo con claridad la primavera pasada cuando mis esposa me pidió que le ayudara a sembrar flores en una sección de terreno en la parte de atrás de nuestra casa. Las condiciones para cosechar son óptimas en esta área. Con mucho ánimo y esfuerzo preparamos el terreno y sembramos varias semillas de flores. Después de una hora de trabajo finalmente terminamos. Orgullosos, observamos la obra. En unas pocas semanas veríamos el fruto de nuestro esfuerzo. Unas semanas más tarde notamos que no solo las semillas estaban germinando, sino que también el terreno estaba siendo cubierto por hierba silvestre y otras plantas que no habíamos sembrado. Con incredulidad en nuestros rostros, nos hicimos la misma pregunta: ¿quién sembró esa hierba mala? ¿De dónde salió? En Mateo 13:24 Jesús habla de la Parábola del trigo y la cizaña. Nos dice que existen dos clases de semillas: la semilla del trigo que produce buenos frutos y la semilla de la cizaña que produce malos frutos. Más adelante, comenzando en el versículo 37, el Señor Jesús explica el significado de esta parábola. Cada uno de nosotros, creyentes y no creyentes, estamos produciendo frutos diariamente. Los hijos de Dios debemos producir frutos que honren y alaben el nombre de Jesús. Es imposible producir estos frutos si no estamos viviendo una vida en comunión con el Espíritu de Dios. Gálatas 5:22 dice “En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio.” Mi oración al levantarme cada mañana es que Dios use mi testimonio, mis palabras, mis acciones, mis pensamientos y todo mi ser para que su presencia se haga sentir en medio de aquellos que me rodean. No porque yo sea bueno, sino por el sacrificio que Cristo Jesús hizo por mí y por todos aquellos que hemos creído en Él. Jesús es el que hace posible que produzcamos frutos dignos de su nombre. Para el cristiano todos los días es primavera. No hay que esperar a un tiempo determinado para volver a empezar, para establecer nuevas metas ni para producir el fruto que Dios quiere que produzcamos. ¿Qué estamos esperando?

Ángel Ortiz

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos, Guía para el Estudio Personal (ISSN 2167-8731; Item 005075116) is published quarterly by LifeWay Christian Resources, One LifeWay Plaza, Nashville, TN 37234, Thom S. Rainer, President. © 2013 LifeWay Christian Resources. ¿Tiene algún problema con el pedido de la literatura? Visit www.lifeway.com/espanol o escriba a LifeWay Church Resources Customer Service, One LifeWay Plaza, Nashville, TN 37234-0113. Para subscripciones envíe un FAX al (615) 251-5818 ó un mensaje a la dirección de correo electrónico [email protected] Para múltiples copias que se envían a una misma dirección cada trimestre, envíe un FAX al (615) 251-5933 ó un mensaje a la dirección de correo electrónico [email protected] También puede hacer su pedido mediante nuestra página Web: www.lifeway.com/espanol y en los Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá puede llamar gratis al teléfono 1-800257-7744 de 8:00 am a 4:00 pm Hora del Centro. Creemos que la Biblia tiene a Dios como su autor; la salvación como su finalidad, y la verdad, sin ninguna mezcla de error, como su tema. Para ver los principios doctrinales que sustentamos, visite www.lifeway.com/doctrinalguideline. A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas se han tomado de la Santa Biblia, Versión Reina-Valera 1960, © Copyright Sociedades Bíblicas en América Latina, publicada por Broadman & Holman Publishers, Nashville, TN. Usada con permiso.

6  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Temas de estudio Tema 1 Tema 2 Dios santo, pueblo santo Preguntas que hizo Jesús ste estudio le ayudará a esús solía utilizar comprender lo que es preguntas para enseñar la santidad, por qué Dios las verdades espirituales y espera que seamos santos desafiar las suposiciones y cómo podemos llegar a religiosas. Este estudio de serlo. El relativismo moral seis semanas explorará de nuestra sociedad suele preguntas que hizo Jesús y mezclarse con nuestro por qué es esencial obtener enfoque de la vida cristiana las respuestas correctas para basado en la gracia, lo crecer en el discipulado. Las cual provoca un deterioro personas crecen formulando de la santidad en la vida. y respondiendo preguntas. Este estudio recuerda a los A veces ni siquiera sabemos creyentes que Dios espera qué debiéramos preguntar, verdadera santidad de Sus hijos. Debemos recordar que pero Jesús sí lo sabía. errar, acentuando demasiado Formular estas preguntas y hallar las respuestas correctas la gracia, seguirá siendo un nos ayudará a vivir en la error. práctica nuestra relación con Dios.

E

J

Tema 3 Relaciones extraordinarias

E

l libro de Proverbios es rico en sabiduría y nos permite construir relaciones fuertes y agradables a Dios. En estas cuatro semanas que pasaremos estudiando Proverbios comenzaremos por descubrir lo que Proverbios nos enseña acerca de la relación que influye en todas las demás: nuestra relación con Dios. Después, pasaremos a reflexionar en nuestros roles y relaciones dentro de la familia. La tercera lección va más allá de la familia y estudia diversas características que debemos mostrar en todas nuestras relaciones. La última lección trata sobre nuestra influencia y nos indica cómo podemos ayudar a los demás a ser las personas que Dios quiere que sean.

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos  | 

7

2 de marzo de 2014

Llamados a la santidad

Monte Sinaí

Pasaje bíblico Éxodo 19.1-6, 10-14, 16-19

la santidad como algo que es causa de ridículo, no algo De qué trata deseable de obtener. esta lección Los adultos, aun dentro Esta lección contempla de la iglesia, por lo nuestra responsabilidad general no consideran de ser santos como la santidad como algo pueblo del pacto de que se aplique a ellos, Dios. sino a los cristianos “profesionales” o a la ¿Por qué es élite espiritual. Pero importante la Biblia enseña con esta lección? toda claridad que Dios Nuestra irreverente espera que todos Sus sociedad suele ver hijos sean santos.

8  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Efecto para su vida Esta lección le ayudará a valorar la santidad en la vida diaria y a esforzarse por lograrla con el poder de Dios. Pregunta práctica ¿Qué espera Dios de Sus hijos?

L

a búsqueda de la santidad no es el camino para llegar a Dios, pero Dios es el camino para llegar a la santidad. En nuestra sociedad permisiva se cometen dos pecados con relación a la santidad. Algunos creen que la santidad es el camino hacia Dios, por lo que tratan desesperadamente de establecer una relación con Él esforzándose por vivir de manera santa algo que es tan imposible como atrapar el viento. Cuando pensamos que hemos llegado a ser santos en un determinado aspecto, hay otro que se sale de control. El segundo error que cometen otros es pensar que pueden llegar a Dios por Su gracia y luego vivir de una manera no santa. La persona que ha tenido un encuentro genuino con Dios, se esforzará por vivir en santidad.

➲➲ ¿Por qué ambas actitudes en cuanto a la santidad son erradas? Los hijos de Dios deben obedecerle Éxodo 19.1-6

En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo día llegaron al desierto de Sinaí. 2 Habían salido de Refidim, y llegaron al desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto; y acampó allí Israel delante del monte. 3 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: 4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. 1

Tres meses después que Moisés saliera con los israelitas de Egipto, se detuvieron al pie del monte Sinaí, un lugar al que Dios iba a llamar a Moisés para darle instrucciones sobre cómo su pueblo podría vivir vidas santas. Dado que Dios es santo y los israelitas lo representaban ante el mundo, ellos también debían vivir vidas dedicadas a Él. Lección para el domingo, 2 de marzo de 2014  | 

9

La gracia de Dios no nos excusa de una obediencia santa. Cuando Dios llamó a Moisés a presentarse ante Él en el monte, ya había escogido a Israel como Su pueblo. Habían pasado tres meses de la salida de la tierra de Egipto y tenían libertad en el desierto. Hicieron el trayecto de un día, de Refidim […] al desierto de Sinaí para armar su campamento. Dios planeaba usar este tiempo para definir los términos de la relación que tendría con ellos en el futuro. Tendrían status como pueblo escogido de Dios, pero también tendrían la misión de representarlo a Él frente a las demás naciones del mundo. Desde la cima del monte Dios le recordó a Moisés cómo Él había obrado a favor de Israel. Afligió a los egipcios con plagas hasta que ellos dejaron ir a los israelitas. Le recordó a Moisés cómo los llevó sobre alas de águilas y los guió a Él. Dios los protegió al cruzar el Mar Rojo y durante el viaje hasta Sinaí. Israel podía mirar atrás y ver cómo Dios había provisto, y confiar en que en el futuro Él también los mantendría a salvo.

qué momentos de su vida sintió usted que Dios lo llevaba ➲➲ ¿En sobre Sus hombros? ¿Cómo ese recuerdo lo ayuda en los momentos difíciles que pueda pasar ahora? Dios desafió a Moisés y a los hijos de Israel a cumplir el pacto que Él iba a hacer con ellos. Dios se estaba preparando para dar Sus leyes al pueblo; Diez Mandamientos que les enseñarían cómo quería que vivieran (Éxodo 20.1-17). No lo hacía solo para beneficio de ellos, aunque cumplir los Mandamientos sin duda beneficia a quienes lo hacen. Él afirmó que Israel era su especial tesoro; el salmista también escribió que Dios había hecho de Israel Su “posesión” (Salmos 135.4). Los escogió entre todas las demás naciones del mundo. Pero no los escogió solo para que fueran exclusivos, sino que lo hizo para que lo representaran a Él ante las demás naciones. Ellos debían ser un reino de sacerdotes, y gente santa. Israel representaría a Dios como sacerdotes, por lo menos, de cuatro formas: 1. Servirían como ejemplo para todos los que vieran su santidad. Si el pueblo de Dios no vive vidas santas, ¿quién verá a Dios en ellos?

10  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

Explicación adicional Un reino de sacerdotes

Dios le indicó a Moisés que expresara al pueblo de Israel que Él los iba a convertir en Su reino de sacerdotes (Éxodo 19.6) si ellos cumplían Su palabra y vivían en pacto con Él. Más tarde el apóstol Pedro se refirió a los creyentes como “real sacerdocio” (1 Pedro 2.9). Por tanto, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento comunican la expectativa de Dios: que Su pueblo sirva como nación de sacerdotes. ¿Qué significa que todos los hijos de Dios funcionen como una nación o un reino de sacerdotes? En resumen, significa: 1) Que cada creyente o “sacerdote” tiene acceso a Dios; 2) que los “sacerdotes”, individual y colectivamente, actúan como representantes de Dios ante las personas que necesitan escuchar de Él; y 3) que los “sacerdotes” facilitan que las personas se acerquen a Dios con arrepentimiento para tener comunión y recibir instrucciones de Él.

2. Proclamarían la verdad de Dios a las naciones y las invitaría a unirse a Él. Vivir vidas impuras arruinaría la eficacia del mensaje que debían proclamar. 3. Señalarían a Dios ofreciendo sacrificios (tanto de animales como de comportamiento recto) que atraería a la humanidad pecaminosa hacia el Dios santo. 4. Preservarían la Palabra de Dios para que las futuras generaciones conocieran Sus caminos. Los verdaderos creyentes hoy aceptan sus roles como parte del sacerdocio de Dios. Nosotros también debemos recordar que la gracia de Dios no nos excusa de obedecer en santidad, por el contrario, deja el camino preparado para que le obedezcamos.

qué es crucial la obediencia a Dios para quienes lo siguen? ➲➲ ¿Por ¿Cómo las palabras de Pedro en 1 Pedro 2.9-10 amplían estos versículos aplicándolos a los cristianos y no solo a los israelitas de la época de Moisés? Lección para el domingo, 2 de marzo de 2014  | 

11

Los hijos de Dios deben prepararse para encontrarse con Él Éxodo 19.10-14

Y Jehová dijo a Moisés: Ve al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos, 11 y estén preparados para el día tercero, porque al tercer día Jehová descenderá a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinaí. 12 Y señalarás término al pueblo en derredor, diciendo: Guardaos, no subáis al monte, ni toquéis sus límites; cualquiera que tocare el monte, de seguro morirá. 13 No lo tocará mano, porque será apedreado o asaeteado; sea animal o sea hombre, no vivirá. Cuando suene largamente la bocina, subirán al monte. 14 Y descendió Moisés del monte al pueblo, y santificó al pueblo; y lavaron sus vestidos. 10

En el versículo anterior a este pasaje de estudio, Dios le dijo a Moisés: “He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te crean para siempre” (Éxodo 19.9). Sin embargo, antes que el pueblo pudiera encontrarse con Dios, debía prepararse. Los preparativos incluían tres acciones básicas. Primero, debían lavar sus vestidos y santificarse para el Señor. La palabra “santificarse” significaba apartarse del mundo. A Dios no le preocupaba que la gente tuviera la ropa sucia, pero no debían tratar su encuentro con Dios como algo común y ordinario.

debemos prepararnos hoy para reunirnos con el Señor ➲➲ ¿Cómo en la adoración, mediante un estudio bíblico o en oración? Respetar los límites que Dios había establecido era la segunda forma en que el pueblo debía prepararse para la reunión. Dios le dijo a Moisés que fijara término alrededor del monte, de manera que nadie tocara la montaña ni tampoco a alguien que hubiera tocado la montaña. Solo podrían subir al monte cuando sonara largamente la bocina. También en nuestro tiempo Dios ha establecido límites en cuanto a lo que está bien y lo que está mal; Él espera que Sus hijos eviten lo que no es santo y adopten lo que es santo. Quien no respetara los límites

12  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

establecidos por Dios sería apedreado o asaeteado (atacado con flechas); dos formas de ejercer la pena capital en ese tiempo. Finalmente, en el v. 15, el pueblo debía prepararse para reunirse con Dios absteniéndose de tener relaciones sexuales mientras se preparaba. Dios no reprendía que su ropa estuviera sucia, como tampoco reprendía las relaciones sexuales dentro del marco adecuado. Pero sí quería que Sus hijos supieran que entrar en la presencia de Él era algo realmente serio. Antes de acercarnos a adorar al Señor, nosotros también debemos practicar la disciplina del arrepentimiento y la confesión. Debemos reconocer que Dios es santo y admitir que nosotros no lo somos. Debemos arrepentirnos, es decir, cambiar de dirección y avanzar hacia Cristo. Si tratamos nuestro encuentro con Dios tan informalmente que no le mostramos el respeto que corresponde, estamos deshonrando Su presencia.

Los hijos de Dios experimentan Su presencia Éxodo 19.16-19

Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. 17 Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte. 18 Todo el monte Sinaí humeaba, porque Jehová había descendido sobre él en fuego; y el humo subía como el humo de un horno, y todo el monte se estremecía en gran manera. 19 El sonido de la bocina iba aumentando en extremo; Moisés hablaba, y Dios le respondía con voz tronante. 16

Dado que Dios había llamado al pueblo a una reunión y ellos se habían preparado para esa reunión, el Señor se les apareció con poder. Primero, encontraron Su presencia en los truenos y relámpagos que resonaban en el cielo mientras Dios descendía para morar con Su pueblo. La presencia divina causó una espesa nube de humo que cubrió toda la montaña. Israel comenzó a experimentar la presencia de Dios en el monte que humeaba, porque Jehová había descendido sobre él en fuego; […] y todo el monte se estremecía en gran Lección para el domingo, 2 de marzo de 2014  | 

13

manera. Nada en este día sería normal para el pueblo de Dios, pero ellos se habían preparado para esto.

➲➲ ¿De qué maneras se revela hoy Dios a sí mismo y a otros? Mientras el sonido de la bocina iba aumentando en extremo; Moisés hablaba, y Dios le respondía con voz tronante. La Biblia dice que el pueblo veía el estruendo, los relámpagos y el humo, y escuchaba la trompeta y la conversación tronante, aunque no sabemos exactamente si entendían lo que Dios le estaba diciendo a Moisés (Éxodo 20.18-21). De una forma muy dramática, Dios se reunió con Moisés, confirmó el liderazgo del profeta y permitió que el pueblo viera y oyera Su presencia. Les esperaban años de vagar por el desierto, así que necesitaban esta experiencia de reunirse con Dios y ser testigos de que Él confirmara a Moisés como líder del pueblo. A veces, cuando parece que nos desviamos, nosotros también necesitamos que Dios nos confirme que continúa guiando nuestra vida. ¿Qué sucedería si todos vinieran a la iglesia este domingo preparados para encontrarse con Dios y con la expectativa de encontrarse con Él? Si todos tomáramos en serio las oportunidades que tenemos de reunirnos con Dios, sentiríamos Su presencia con más fuerza. El carácter de Dios no ha cambiado. Él esperaba santidad de quienes deseaban reunirse con Él, y todavía la espera hoy. Tratar un encuentro con Dios informalmente o a la ligera es restarle valor a la santidad como norma de vida.

de estudiar esta lección, ¿qué debe hacer usted esta ➲➲ Después semana para llegar a ser más santo? ¿Qué actividades pueden ayudarle a crecer en este sentido?

14  | 

Estudios Bíblicos LifeWay® para Adultos

CONCLUSIÓN Ninguno de nosotros es santo, pero todos somos llamados a ser santos. Eso puede suceder solo en la medida que entreguemos nuestras vidas a Cristo y recibamos la justicia que Él ofrece. No obstante, cuando recibimos ese regalo, tenemos el deseo de andar en santidad porque anhelamos agradar a Aquel que nos salvó. Comportarnos con santidad no es la forma de comenzar una relación con Dios, ya que “todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3.23). El primer paso es recibir a Cristo como Salvador. Una vez que establecemos esa relación, confiando solo en Cristo (10.910), Dios espera que el pueblo de Su pacto camine en santidad.

¿Qué debemos llevarnos de este estudio bíblico? • Primero, debemos reconocer que es un privilegio entrar en la presencia de Dios. Nunca debemos desmerecer el precio del sacrificio de Jesús que nos permitió llegar delante de Dios en santidad. • Segundo, debemos desear obedecer a Dios, en vista de todo lo que Jesús ha hecho por nosotros. Antes de darle al pueblo los Diez Mandamientos, Dios le dio la razón para cumplirlos. Dios había escogido a Israel, lo había librado de la esclavitud y lo había llevado sobre alas de águilas. La ley de Dios nos muestra en qué fallamos, pero Su gracia nos da el ímpetu para andar en santidad. • Tercero, debemos entender que ninguno de nosotros es santo, pero todos somos llamados a ser santos. La santidad solo puede producirse luego de entregar nuestra vida a Cristo y recibir la justicia que Él ofrece. Hace unas semanas asistieron a nuestro culto de adoración un vagabundo y su novia, con la que convivía. Se habían mudado a nuestra ciudad en busca de empleo. Necesitados de esperanza, vieron nuestro templo y decidieron entrar. Al final del culto el hombre se arrepintió de sus pecados y acudió a Jesús. Al día siguiente pidió prestado un dinero para la licencia matrimonial, ya que no quería vivir en desobediencia a Jesús. Lección para el domingo, 2 de marzo de 2014  | 

15