Dios declara lo que es bueno - ObreroFiel

Dios demanda saber si él ha fallado (6.1-5). El Señor llama a montes, collados y cimientos de la tierra para que presencien y sean testigos de esta contienda (1- 2). El Señor podría haber juzgado y sentenciado a Israel por su pecado de idolatría y rebeldía. Sin embargo, acepta escuchar al pueblo si es que tienen alguna ...
236KB Größe 5 Downloads 115 vistas
Año 1

Semana 51

Día 1

Dios declara lo que es bueno Lee Dios mantiene una controversia con Israel. Miqueas 6.1-16

Medita 1. Dios demanda saber si él ha fallado (6.1-5). El Señor llama a montes, collados y cimientos de la tierra para que presencien y sean testigos de esta contienda (1- 2). El Señor podría haber juzgado y sentenciado a Israel por su pecado de idolatría y rebeldía. Sin embargo, acepta escuchar al pueblo si es que tienen alguna queja contra él (3). Pero sólo hay silencio. 2. Israel responde (6.6-7). ¡Israel no sabe cómo presentarse delante de Dios! ¿Le agradarían ofrendas o mejor ofrecerle un intercambio: los primogénitos a cambio del perdón de pecados? Durante siglos Israel practicó una religión de manifestaciones exteriores, pero interiormente no hubo cambios, ni amor por Dios. Dios desprecia las ceremonias de personas malignas y corruptas. (Sal 50.7-23) 3. La demanda moral de Dios (6.8). Estas tres actitudes que Dios demanda no son nuevas para Israel; son parte de la Ley que recibieron de Moisés (Dt. 10.12-21). Pero se olvidaron de practicar el amor. Circuncidaban el prepucio, pero Dios los acusa de no circuncidar el corazón (Dt. 10:16). Cumplir con estas demandas es imposible para el hombre natural; sólo es posible por medio del nuevo nacimiento. 4. Dios juzga y condena la maldad (6.9-16). El Señor habla nuevamente y los acusa de perversión y degeneración moral. Vacíos de misericordia y llenos de violencia. El pecado trae sus consecuencias. (14-16)

Aplica Analiza las motivaciones que te llevan a servir al Señor. Comprométete con Dios a servirle por amor y no por obligación legal.

Ora Señor, sé que prefieres mi amor a cualquier cosa que pueda hacer. Nadie puede competir en mi corazón por tu amor. 1

1Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 2

Más yo a Jehová miraré Lee El profeta se queja de las actitudes del pueblo y habla de la esperanza que viene por el Mesías. Miqueas 7.1-20

Medita En el final del tercer discurso el profeta eleva la voz de queja al ver la condición del corazón del pueblo de Israel (1), contra los príncipes, los jueces, los ricos y poderosos (3). Nadie practica la misericordia ni la honestidad, todos se corrompieron por dinero. (2) ¡Qué difícil es vivir los principios del reino de Dios en medio de un pueblo con estas características espirituales! Jesús cita la descripción de Miqueas de la inmoralidad y desamor del pueblo (4-6) en Mateo 10.21 para describir nuestros tiempos actuales. ¿Cómo concluye el profeta? Se refugió en la oración seguro que Dios le oiría. (7) Se dirige a su enemigo, por entonces el invasor asirio, para declarar que es justo el castigo que soporta Israel por su pecado, pero que llegará el tiempo de la restauración (10-13). Se levantará el Gran Rey en Jerusalén (14) y hará maravillas como cuando los sacó de Egipto (15); las naciones del mundo lo contemplarán y quedarán asombradas (16). Los últimos tres versículos de Miqueas son de los más importantes del Antiguo Testamento. Hemos leído la más grande declaración teológica acerca de nuestro Padre y Dios: "¿Qué Dios como tú?" y describe la inmensidad de la bondad y amor de Dios. Anualmente judíos ortodoxos acuden a corrientes de agua para arrojar en ellas pedacitos de papel, simbolizando sus pecados, mientras repiten estos tres versículos. Aunque es un acto exterior, representa la fe del pueblo que espera su liberación. ¡Qué glorioso será ver ese día en que Dios perdonará sus pecados y nunca más los recordará!

Aplica Identifica tus enemigos espirituales. Mira en tu corazón. Otros se parecerán a los asirios de Miqueas. Memoriza el v.7 y refúgiate en el poder de la oración. Allí serán derrotados. Serán avergonzados mientras el Señor hace brillar su luz sobre ti.

Ora Gracias, Señor porque tú eres mi refugio seguro. Gracias porque mis pecados fueron perdonados. Me has hecho libre. 2

2Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 3

Confianza plena Lee El Señor conforta y alienta nuestra alma. Salmos 23.1-8

Medita Es maravilloso tener el privilegio de ser hijos de Dios; saber que a nuestro lado, cuidando de nosotros está nuestro amante Pastor, el Señor Jesús. En medio del fragor de la vida, él nos da descanso; ante la arremetida del dolor y la prueba, él nos conforta para que caminemos en sus pasos por el puro amor de su nombre. La muerte, con su aguijón amenazante, no podrá separarnos del amor de Dios, no podrá arrebatarnos nuestra esperanza, ni amilanarnos en el caminar diario. El apóstol Pablo lo expresó así: "Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte." (1 Co. 15.26) Ante la falta de ánimo, su vara y su cayado y su amorosa pero firme dirección, nos concederán el vigor para resistir y permanecer junto a él de modo que produzcamos frutos que permanezcan. Aún cuando el hambre y la escasez amenazaren nuestra existencia, nuestro amado Pastor, proveerá y sustentará nuestra vida cada día. "Jehová no dejará padecer de hambre al justo." (Pr. 10.3) La promesa de su fresca unción y presencia del Espíritu Santo, trae el fruto de gozo a nuestro corazón. "Porque la esperanza de los justos es alegría." (Pr. 10.28) La certeza plena de su presencia a través de la manifestación de su benignidad y su continua misericordia nos hará cada vez mejores sacerdotes ministrando la vida de nuestros hermanos en la fe, para edificación del cuerpo de Cristo y la gloria de su nombre.

Aplica ¿Eres consciente de la presencia de Cristo, en tu diario vivir? ¿Estas permitiendo que Cristo pastoree tu vida? ¿Disfrutas del pasto fresco de la Palabra que cada día te ofrece el Señor?

Ora Gracias Señor Jesús, por tu bendita presencia que guía y orienta mi vida cada día. 3

3Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 4

Preparando el regreso del Rey Lee Reconozcamos el poder creador de Dios y la manera correcta de presentarnos ante su presencia. Salmos 24.1-10

Medita El señorío de Cristo sobre toda la creación es evidente cuando el salmista exclama que de él es la tierra y sus habitantes, y "todas las cosas en él subsisten". Somos llamados a tener una permanente y santa comunión con Dios, un encuentro con el Dios vivo y Señor de nuestra vida. Él anhela que tú tengas una cita personal con él cada día, derramando tu corazón, con clamor y lágrimas. ¿Cómo nos presentaremos ante su presencia? Con limpieza de manos. Cada vez que ganamos un alma para Cristo, y amonestamos a los pecadores para que abandonen sus malos caminos, nuestras manos están limpias de la sangre de ellos. ¿Podemos levantar nuestras manos en santidad, sin ira ni contienda? Presentarnos ante Dios con corazón puro demanda confesión sincera del pecado y también renuncia absoluta a la perversa influencia de éste en nuestra vida. Un corazón que no ha confiado en cosas pueriles, vanagloriosas y sin propósito, sino que ha sido limpiado con la sangre de Cristo, recibirá bendición. Como pueblo escogido por Dios, debemos anhelar su pronta venida, preparando el camino al Rey de gloria, quitando todo el orgullo, toda vanidad, sacando a la luz todo lo oculto, enderezando lo torcido y allanando el camino. (Isaías 40.4)

Aplica ¿Te presentas cada día ante el Señor? ¿Están "limpias tus manos"? ¿Hasta qué punto eres capaz de resistir la perversa influencia del pecado? Decide utilizar tus manos en la obra del Señor y entrégale un corazón puro.

Ora Oh Señor Jesús, que en tu regreso glorioso me encuentres haciendo tu bendita y santa voluntad. 4

4Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 5

Protección y dirección Lee Tú eres el Dios de mi salvación. Salmos 25.1-11

Medita  Vivimos en tiempos sumamente peligrosos, rodeados de enemigos visibles e invisibles. La maldad aumenta descomunalmente y produce en la gente una terrible sensación de miedo e inseguridad. En su época, el salmista era consciente de esta realidad y por lo tanto le pidió a Dios que le revelara su voluntad - muéstrame, enséñame, encamíname (4-5). ¿En quién más podía refugiarse? Únicamente el Dios de su salvación podía socorrerle. Pero para el salmista, ser librado de la muerte, no era sólo una cuestión de mero escape, sino que en tales circunstancias, comprender el propósito de Dios y verlo obrando a su favor, era lo que realmente importaba. No debemos buscar únicamente la protección de Dios, sino sobretodo su dirección. ¿De qué valdría ser librado de la muerte y no saber cómo vivir? En tono triunfal, el salmista proclama que Dios lo va a guiar por el camino en el que debe andar (9-10). ¿Cómo es que está tan seguro? ¿Hay algo que debemos considerar? Sí, una condición: "para los que guardan su pacto y sus testimonios". Jesús dijo: "El que me ama mi palabra guardará, y mi Padre le amará y vendremos a él, y haremos morada con él" (Jn. 14.23) - doblemente protegidos, doblemente seguros. Aún en los momentos de soledad, aflicción y angustia, cuando enemigos gratuitos destilan su odio declaramos: "¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?" (Ro. 8.35)

Aplica ¿Tomas tiempo para meditar en lo que se propone el Señor contigo cuando te permite atravesar tiempos difíciles? ¿Le dices: muéstrame, enséñame...? ¿Buscas sólo su protección o también su dirección?

Ora Señor, aún cuando el peligro amenace, pongo mis ojos en ti; me tomo de ti cada día y me dispongo a hacer tu voluntad. 5

5Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 6

Dulce Comunión Lee Tú eres el Dios de mi salvación. Salmos 25.12-22

Medita El salmista no busca respuesta a su aflicción, sino dirección para saber que paso dar a continuación. En esta búsqueda, él dirige su mirada al Señor (15) y pregunta: ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? (12a). Ahora para el salmista, lo más importante es crecer en la comunión íntima con Dios. En su corazón hay un inmenso anhelo por conocerle y entender sus planes. En lo más profundo de su ser hay un temor reverente que lo mueve a tener a Dios en el más alto honor. Como con el salmista, nuestra relación con Dios se enriquecerá en la medida que: Lo honremos por lo que él es. El es digno de confianza (2, 3, 5, 20, 21), podemos esperar lo mejor. ¿Realmente es bueno y recto (8)? ¡Claro que sí! Sabemos que es el Dios de nuestra salvación. Humillémonos delante de él. Debemos traer al trono de la gracia nuestras aflicciones y angustias, y decirle: "Mírame y ten misericordia de mí..." (16). Pero antes, debemos mirarnos a nosotros mismos y tomar conciencia de nuestra condición. (7, 11, 18) Valoremos lo que él nos ha concedido. El buen consejo (12), el bienestar (13), una descendencia bendecida (13), la libertad (15), pero sobre todo, el gozo de sufrir por Cristo (Fil. 1.29-30), son bendiciones que el Señor nos otorga mientras caminamos con él.

Aplica ¿Tienes al Señor en el más alto honor? ¿Qué evidencia puedes dar de ello? ¿Estás dispuesto a humillarte reconociendo tu necesidad de Dios? ¿Estás dispuesto a sufrir por causa de Cristo?

Ora Señor, grandes y maravillosas son tus obras. Justos y verdaderos son tus caminos. 6

6Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com

Año 1

Semana 51

Día 7

Jesús es Dios Lee Argumentos que confirman la deidad de Jesucristo. Juan 1.1-5

Medita El discípulo amado, el ya anciano Juan, cerca del año 90 escribe el evangelio que lleva su nombre. Los otros tres evangelios ya circulaban en la iglesia desde hacía muchos años. A diferencia de ellos, Juan aborda una perspectiva distinta. Nos introduce a Jesús desde su perfil divino. Atributos de Jesucristo: Es Eterno (1,2). La eternidad no tiene principio ni fin, pero si pudiésemos ir hasta el inicio de la eternidad, Jesús, el Verbo, estaba allí. Como parte de la Trinidad, ha estado siempre con Dios el Padre. Ese es el lugar que le corresponde porque es Dios. Aristóteles reconocía que no hay efecto sin causa y que sobre todas las causas, está el Ser Supremo que es La Causa de las causas. Es Creador (3). Jesús estaba en las órdenes: "¡Sea la luz!, ¡Hagamos al hombre!", etc. Aún las cosas más pequeñas de la Creación fueron hechas por Jesús. La clonación ha provocado grandes controversias. Pero por mucho que el hombre desee igualarse a Dios, no está creando, simplemente está criando o copiando lo que Dios ha hecho. Es Vida (4,5). En la naturaleza la vida depende de la luz, y en la humanidad la vida depende de Jesús. La vida (luz) que da Jesús es superior a la muerte (tinieblas) que produce el pecado, por muy horroroso que éste sea.

Aplica ¿Qué puedes decir a los que creen que Jesús no es Dios? ¿Es suficiente Cristo Jesús para darte la vida eterna o necesitas ayudarlo? ¿Hay algo que necesitas cambiar a la luz de esta meditación?

Ora Señor Jesús, te adoro y te bendigo por ser mi Dios. Ayúdame a dar este testimonio de ti. 7

7Se permite reproducir este material citando a Unión Bíblica como tenedores de los derechos, y siempre y cuando no se venda. Para contactar a Unión Bíblica por correo electrónico: [email protected] Para comprar devocional anual en forma impresa ó en forma electrónica: http://TiendaObreroFiel.com