Daniel Orsanic. “No somos favoritos; con Brasil será

6 | Tenis y handball. DOHA.– Prestigio ... Toronto y buscar en Brasil el diplo- ma olímpico. Una meta difícil ... Este es un torneo en el que hay mucha diferencia ...
168KB Größe 6 Downloads 169 vistas
6

|

Tenis y handball

M

ELBOURNE.— Mientras vive sus primeras semanas como capitán del equipo argentino de la Copa Davis, Daniel Orsanic desembarcó en el Abierto de Australia con varios temas en su agenda, rumbo al debut contra Brasil, previsto del 6 al 8 de marzo próximo, en Tecnópolis y sobre polvo de ladrillo. “Lo primero era ver cómo empezaron el año nuestros jugadores y los brasileños también. Aun sin ser la misma superficie sobre la que vamos a jugar, siempre sirve observar cómo están, y si bien los conozco a todos, aquí tenía la posibilidad de verlos a todos juntos, y también pude reunirme con jugadores y entrenadores”, explica el ex doblista y director del departamento de Desarrollo de la AAT, en el comienzo de la entrevista con la nacion en el Melbourne Park. —Como primera conclusión, ¿te preocuparon los resultados en Australia? Sólo Leo Mayer ganó un partido en singles. —Si bien los resultados no fueron tan positivos, vi cosas buenas de cada uno en momentos de sus partidos; noté buena actitud más allá del nivel, y eso lo rescato. Las condiciones de juego no eran las más propicias para nosotros. Este es un torneo en el que hay mucha diferencia de velocidad entre las canchas exteriores y los estadios, se hace difícil variar alturas y facilita a los que pegan más plano y por abajo. —Después de lo que viste acá, y con la gira sudamericana por delante, ¿cuánto influirán los resultados en esas semanas y la experiencia que tengan o no en la Davis para la convocatoria? —La decisión se basa en todo. Si tengo un jugador con experiencia que no está jugando bien, se dificulta llevarlo, y si viene con buenos resultados y tiene poco o nada de experiencia, puede estar. Yo tomo todo en cuenta. Pero los resultados de la gira sudamericana van a influir en la convocatoria. Salvo Mayer, el resto está muy parejo. Eso, por un lado, me dificulta una nominación temprana del equipo; hoy no lo puedo

| Martes 27 de enero de 2015

El capitán argentino de la Davis analiza el 1er desafío del año, del 6 al 8 de marzo

Daniel Orsanic. “No somos favoritos; con Brasil será una serie pareja” Enviado especial: José Luis Domínguez | Foto: Archivo

El capitán Orsanic hacer, así que me tendré que basar en algunos resultados, también con la mira puesta en singles y en dobles. Hay jugadores que los considero para ambos, y otros sólo para el dobles. A los jugadores y entrenadores les dije que me gustaría nominar el equipo lo más pronto posible, pero aquí lo vamos a dar cerca de la fecha. Salvo que se decante rápido, me tomaré el mayor tiempo posible; no es

lo ideal, pero lo hablé y entienden el momento parejo que hay entre ellos. A Bagnis, Zeballos y Machi González los tengo en cuenta para el dobles; los otros pueden estar en singles o dobles. También está instalado que nadie puede jugar los tres días, y no es así. Yo insisto en que todos tienen que estar preparados. —¿La Argentina es favorita? —No. No somos favoritos; la serie la veo muy pareja. Sí somos locales, y tenemos la oportunidad de hacer valer esa condición, pero arrancamos de cero a partir de acá, de Australia, hay que ver lo que pasa de aquí en más. Y para superar a Brasil tenemos que ganarle por lo menos a alguno de los puntos fuertes de ellos. Pero va a depender mucho de cómo se llegue a ese fin de semana. —¿Cómo lo ves a Mayer con la responsabilidad de ser el 1° del equipo jugando como local? —A lo que se apunta es a tener un buen grupo, que cada uno llegue en su mejor forma y juegue al máximo. Por un lado es una responsabilidad mayor jugar en casa, pero por otro lado es una motivación grande, sabiendo que vamos a tener todo el

apoyo de nuestra gente. Leonardo es el que ha tenido un año sólido, y le vi cosas que puede mejorar. Lo hablé con su entrenador [Leo Alonso], está más maduro y es quien marca una diferencia, es el que tuvo más continuidad. —Al no tener dos doblistas estables en el circuito, ¿cómo vas a armar el dobles? —No quiero improvisar una pareja que jueguen juntos por primera vez, me gustaría que por lo menos ya tengan un torneo previo. Machi ya jugó varias veces con Mónaco, Mayer con Berlocq, Zeballos y Schwartzman también. Tenemos variantes, pero quiero llegar a una que haga la diferencia. Brasil tiene un punto muy fuerte en el dobles, pero se lo quiero ganar, y para eso voy a armar la pareja que mejor considere para lograrlo. —¿Qué viste de los brasileños? —Vi a [Thomaz] Bellucci, que jugó un buen primer set contra David Ferrer, pero no lo pudo sostener. Tiene categoría, pero no le encontré cosas distintas de lo que yo he trabajado con él. Aunque lo imprevisible lo hace peligroso. Después de la Copa Davis contra España ganó muchos partidos, y este año perdió los dos que jugó, pero es relativo, esta gira no es la más propicia. Se va a tener una mejor idea en los torneos de Brasil, a ver cómo juega en su casa; a veces lo hizo bien, otras mal. Lo vi a Joao Souza, que puede ser el segundo singlista y lo tuvo en apuros a Dodig; no es constante, pero tira fuerte de derecha. Marcelo Melo y Bruno Soares son doblistas que ya han llegado al más alto nivel, pero si tenemos una chance de superarlos, será en Buenos Aires y en la cancha que pensamos poner. —Aquí también se fue la posibilidad de contar con Del Potro. —Es una pena por él. Yo le deseo una pronta recuperación para que vuelva al circuito. De mi parte, no puedo pensar en un jugador que estuvo inactivo mucho tiempo, intentó volver y convivir con la lesión. Cuando regrese, esperaré que recupere su forma, que juegue sin dolores, y recién ahí empezaré a considerarlo para el equipo. Desde que elegí la super-

ficie contra Brasil no lo podía tener en cuenta, porque había que esperar qué pasaba con su físico, su dolencia. Tiene una tremenda categoría. Pero hay gente que ve que Del Potro gana dos partidos, y dice: listo, ya volvió. Y no, recuperarse de una lesión que llevó tanto, tiene su tiempo de adaptación. El tenis mundial se puso contento porque Juan Martín volvía, pero se comprobó lo que decíamos, que había que esperar. Porque si ganó dos partidos, lo hizo por su categoría, fue increíble; ahora, hay que ver cómo evoluciona y encuentra su forma. Hay que transmitirle tranquilidad. Yo rescato su predisposición por estar cerca del equipo, por ayudar a las bases de nuestro tenis; hay acciones concretas que él hace para ayudar con el desarrollo, y eso es importante que se sepa, está cerca de las bases, queriendo ayudar, y ojalá contagie a otros jugadores, que se involucren en el resto de nuestro tenis.ß

nuevos asistentes en el equipo

Luis Pianelli (encordador), Javier Maquirriaín (médico) y Christiaan Swier (kinesiólogo) son los nuevos confirmados por Orsanic para integrar su cuerpo técnico. Los tres ya participaron en otras etapas de la Davis.

Venus, otra vez entre las mejores ^b^b^ MELBOURNE.– Venus Williams tiene 34 años y desde 2011 convive con el síndrome de Sjögren, una enfermedad crónica autoinmune que le genera cansancio. Tras más de cuatro años vuelve a las instancias decisivas de un Grand Slam. Eliminó a la polaca Agnieszka Radwanksa por 6-3, 2-6 y 6-1, y se encontrará en cuartos de final con su compatriota Madison Keys.

Un partido imposible de ganar y la mira puesta en Toronto La Argentina cayó 33-20 ante Francia e igualó su mejor posición en mundiales: 12° DOHA.– Prestigio, respeto y fuerte repercusión a nivel internacional. Tras caer por un abultado 33-20 ante Francia en los octavos de final, la Argentina se llevó del Mundial de handball de Qatar mucho más que un puñado de resultados. Levantó el listón, le apuntó a objetivos impensados en otros tiempos y logró jugar de igual a igual frente a equipos de primer orden. Además, alcanzó la

12° ubicación en la cita ecuménica e igualó la mejor posición histórica conseguida en Suecia 2011. En el Ali Bin Hamad Al-Attiyah Arena de Doha, los Gladiadores cayeron derrotados en un encuentro sin equivalencias. Fue un baño de realidad después de la ilusión que despertó la selección gracias a los golpes que dio en la primera rueda ante Dinamarca (empate en 24 en

el debut) y Rusia, en el último compromiso del Grupo D. Los galos consiguieron de manera rápida la ventaja en el primer tiempo (parcial 16-6) y sostuvieron el ritmo en la segunda mitad. A diferencia de los partidos de la zona, ante Dinamarca, Polonia, Alemania o Rusia, el equipo se vio por primera vez sobrepasado. Jamás encontró la llave para vulnerar a Francia, como tampoco la forma de evitar sus embates. El bicampeón olímpico y campeón europeo mostró un alto porcentaje de efectividad y se apoyó en una muralla defensiva prote-

gida por Thierry Omeyer, que atajó en un nivel superlativo y ahogó la esperanza albiceleste. “Hicimos un desgaste enorme para avanzar y esta vez el partido fue imposible, la defensa y el arquero estuvieron en un gran nivel y en un momento nos quebraron y no pudimos remontar”, explicó el entrenador Eduardo Gallardo, a la nacion. “Hicimos el pico de rendimiento en la etapa clasificatoria, porque sino no podíamos avanzar y para ellos el pico es ahora en los cruces, ahí está la diferencia”, agregó. El capitán Gonzalo Carou men-

cionó: “Como grupo tenemos que estar contentos, no lo vamos a ver ni hoy ni mañana, recién en una semana nos vamos a dar cuenta lo que hicimos en este Mundial. Ya nos ven de otra forma, lo veías en cómo entraron al partido los franceses, que no se guardaron nada”. Con un balance positivo en Doha, la selección tendrá ahora una meta aún mayor lograr la clasificación a Río 2016 en los Panamericanos de Toronto y buscar en Brasil el diploma olímpico. Una meta difícil, pero este plantel siempre busca más. ß Javier Saúl