Autoexcluidos de la fiesta

Autoexcluidos de la fiesta ciento en los últimos años ... La Argentina es el país que más ha reducido su ... nacionales siguen firmes –en dos años la tonelada de ...
312KB Größe 5 Downloads 97 vistas
Campo

Página 6/Sección 5/LA NACION

(

LA CRISIS DE LA PRODUCCION

2

3

Sábado 12 de julio de 2008

) Consecuencias de la intervención oficial

Autoexcluidos de la fiesta Entre los costos y otro acuerdo con el Gobierno

Continuación de la Pág. 1, Col.3

ciento en los últimos años (hoy se encuentra en 22 litros por año por habitante), creció 3200 millones de litros. La Argentina es el país que más ha reducido su producción en ese período. Son datos del International Farm Comparison Network (IFCN) y revelan algo tan simple como que la Argentina se movió a contramano de todos. Aquí los productores dicen que podrían producir más, pero algo pasa. “Si el Gobierno me dejara producir, yo podría producir 20.000 litros más”, expresó a LA NACION Guillermo Micheo, un joven de Trenque Lauquen que por estos días dice que, en realidad, de aquí a dos meses ya no se ve como productor lechero. “Hoy hago 10.000 litros y pierdo 2000 pesos por día”, afirma. ¿Cómo se explica, entonces, que en un momento donde los precios internacionales siguen firmes –en dos años la tonelada de leche en polvo pasó de 2100 a US$ 4500– no hay una política destinada a producir más para un mundo que todos los años necesita entre 10 y 15 millones de toneladas adicionales de leche para cumplir con una demanda creciente? El problema parece estar en casa. Para una primera aproximación a lo que pasa es importante bucear en las expectativas de los productores en un trabajo elaborado recientemente por Francisco García Nero, de la consultora MAB, y Javier Buscetti, de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, con 87 tambos (sobre un total de 131) y 27.158 vacas encuestadas (sobre un total de 39.445) en esa región del oeste. El informe se presentó en una asamblea de 400 productores realizada el lunes pasado en esta ciudad. En rigor, ante una pregunta sobre cómo piensan que será su producción en el otoño de 2009 de mantenerse las actuales condiciones de precios, el 41% de los empresarios encuestados dijo que bajará su producción y otro 39% la mantendrá. Apenas un 18% espera incrementarla. En Trenque Lauquen, donde la producción de leche genera $ 460.000 por día, han cerrado en el último año y medio 17 tambos, lo que representan unos 103.500 litros diarios menos. A nivel país, en 2007 ya hubo un 4,6% menos de tambos, según datos oficiales. ¿Se podrá llegar así a los 15.000 millones de litros que puso como meta la presidenta Cristina Kirchner hace unos días? Otro dato: según la encuesta, el 58% disminuirá su inversión en la actividad, un 34% dijo que será igual y sólo un 5% afirmó que la incrementará. El 20% habló de la posibilidad de cerrar el tambo. “Hace dos meses no se me cruzaba cerrar el tambo, pero ahora lo pienso todos los días”, aseveró Patricio Sinclair, otro productor. En el actual escenario, el 71% de los consultados indicó que proyecta destinar una mayor superficie a la agricultura. Como Manuel Cereigido, que maneja un tambo de 360 vacas. “La idea es achicarlo y sembrar 70/80 hectáreas de soja; tengo que hacer algo que me de más plata”, indicó. Raúl Malisani, en cambio, en Santa Fe dice que va a seguir adelante con su plan de pasar de 5000 a 28.000 litros diarios, aunque ahora lo hará en ocho años y no en cuatro como pensaba hasta no hace mucho. Extraña paradoja, mientras hay productores pensando en cerrar o achicar sus tambos, otros actores, con otras espaldas financieras, proyectan crecer más rápido. Uno de ellos es Adecoagro, que se asoció a la canadiense Agropur para potenciarse en el negocio industrial. Hace unos meses, cuando visitó la Argentina, Benoit Gagnon, ejecutivo de Agropur, dijo que el país tenía una mayor oportunidad de cubrir la demanda adicional de leche antes que Australia y Nueva Zelanda. Adecoagro espera pasar de 100.000 a 500.000 litros en cinco años. “Hoy se da la situación que los únicos que invierten son los productores e inversionistas grandes que miran muy a largo plazo”, graficó Ezequiel Cabona, presidente de DeLaval. Según Cabona, en la Argentina el costo fluctúa entre 25 y 35 centavos de dólar el litro, cuando a nivel mundial promedia los 40-50 centavos de dólar. De todos modos, los precios al productor en la Argentina son muy distintos de los que se pagan en, por ejemplo, Europa, donde el promedio de los últi-

Preocupa el constante incremento de los insumos

En el sector no hay ánimo para seguri invirtiendo en la actividad ARCHIVO

TRENQUE LAUQUEN (De un enviado especial).– “El sector viene con el precio del litro de la leche congelado desde hace un año, con costos que han subido de un 30 a un 250%. Esto hace una especie de tenaza que va determinando que el negocio no dé”, expresó a LA NACION Matías Cardini, técnico de Trenque Lauquen. Como Cardini, otros opinan lo mismo: los costos van asfixiando a la producción. “Los costos están por encima de un peso”, aclaran Guillermo Micheo y Patricio Sinclair, productores. Los dos están al frente de tambos que sus propios padres antes quisieron cerrar. Pero ahora ellos también piensan en esa salida. “Tengo que poner plata particular para la actividad”, señaló Sinclair. “Hace cuatro meses que no cobro el sueldo de un tambo para pagar las cuentas”, indicó Micheo, que añadió: “Respecto del año pasado, el afrechillo ahora está 100 pesos más caro, la soja se encareció 300 pesos y el expeller de girasol aumentó 200 pesos”. Paradojas de la coyuntura, según Sinclair a su tambero, que cobra entre

“Hoy el problema que tenemos es que gastamos más de lo que nos ingresa”, señaló el productor Carlos Turchi

Patricio Sinclair: “Pienso en cerrar el tambo”

va ley levantó el volumen de leche aplicable al subsidio por tambo de 954.545 litros por tambo por año o 2615 litros por día a 1.354.545 litros por año o 3711 litros por día”, comentó Oberto. “El otro punto modificado es que levantó el subsidio del 34 al 45% de la diferencia entre el costo real de producción y el precio percibido por el productor”, añadió.

10.000 y 13.000 pesos por mes, le queda más plata libre que a él. “Mi tambero cobra eso y tiene dos empleados, con lo cual después le quedan libres unos 5000 pesos. A mí no me queda eso”, precisó. “Los costos han aumentado cerca de un 20% desde septiembre. La verdad es que aguantamos hasta aquí en base al subsidio que nos autorealizamos con los ingresos por la agricultura”, explicó Raúl Malisani, productor de Santa Fe. Según un trabajo del consultor José Quintana para Aacrea, en los primeros cinco meses de 2008 el costo de producción de un tambo pastoril sobre campo propio subió un 14%, mientras que en el caso de un establecimiento intensivo el incremento fue del 17%. Como contratara, en ese período la leche al tambero creció apenas un 6 por ciento. “Hoy el problema que tenemos es que estamos gastando más de lo que nos ingresa; en nuestro caso el 62% de nuestro ingreso se va a la comida”, señaló Carlos Turchi, otro tambero de Trenque Lauquen que también está analizando cerrar un tambo.

Perspectivas

¿Y el acuerdo?

Para Oberto, en el corto plazo la lechería no va a ver la integración vertical que se ha observado en la avicultura y la producción porcina. “Las estadísticas hablan de que sólo 1443 tambos tienen más de 1000 vacas. Son menos de 30 las empresas o grupos que tienen más de 15.000 vacas y menos de 10 las que tienen más de 100.000 vacas”, remarcó Oberto. Los Estados Unidos no son los únicos que están con planes activos para que se crezca más la lechería. “Brasil ha incrementado sus líneas de crédito con el objeto de continuar su proceso de mecanización en el tambo y adopción de nuevas tecnologías”, afirmó Ezequiel Cabona, presidente de DeLaval. “Por otro lado, países como Chile y Uruguay siguen aumentando su producción, impulsando una política de precios internacionales y creando un contexto de estabilidad que favorece las inversiones de capitales neozelandeses”, añadió Cabona.

En este contexto, una pregunta se impone: ¿sirve en algo el acuerdo para llevar de 86 a 1,04 centavos el litro, cerrado por los industriales y las provincias de Córdoba, Santa Fe y La Pampa –fue rechazado por Buenos Aires–? “No es la solución; para empezar necesitamos 1,25 pesos el litro”, expresó Turchi. Claudio Ersinger, de Tandil, coincidió. Y Manuel Cereigido agregó: “Yo no quiero compensación; quiero que me paguen lo que la leche vale”. “Con este acuerdo igual estamos por debajo de los costos”, precisó Carlos Brandes, otro productor. “Aun con el acuerdo sigue habiendo un precio de quebranto”, comentó el técnico Matías Cardini. Por si fuera poco, una de las objeciones más fuertes tienen que ver con el carácter temporario del acuerdo, que vence en 60 días. ¿Qué va a pasar después?, se preguntan todos. Los productores tampoco quieren las compensaciones. Según la encuesta realizada aquí, el 46% de los tamberos no cobró los subsidios.

Guillermo Micheo: “Hoy pierdo plata” FOTOS DE SANTIAGO HAFFORD/ENVIADO ESPECIAL

“Parte de la industria no ayuda a que se liberen los precios”, acotó García Nero, resumiendo un poco las críticas En la mira que se escucharon en la asamblea de Hoy para encontrar una respuesta Trenque Lauquen contra el sector ina la pregunta sobre la falta de creci- dustrial el lunes pasado. miento hay que mirar al Gobierno y a Llamativamente, en esa asamblea su política de precios controlados y el Roberto Blousson, gerente de compra virtual cerrojo a la exportación. Con de materia prima de La Serenísima, se 99.729 toneladas, en enero-mayo de 2008 animó a deslizar críticas al Gobierno. hubo un 20,4% menos de exportacio- Hasta hizo suya la frase “esto es un nes que en igual período enchastro” de Alfredo de 2007. Pero en valor suDe Angeli, el líder de bieron un 28,6% y totalila Federación Agraria zaron US$ 393,8 millones. Entre Ríos, para grafiEse es el único aliciente. car la situación interna. “No hay visión a futuro y Y Rubén Echavarri, dipor ciento el Gobierno no tiene un rector de Sancor, pidió de los tamberos en“una política de largo plan a largo plazo”, precuestados en Trenplazo porque no podecisó Cabona. Otra voces que Lauquen bajará también le apuntan al mos trabajar con precios su producción manejo oficial. “Discrea 60 o 180 días”. Luciano Di Tella, de Apymel, se cionalidad, incertidumbre, arreglos espurios, sinceró: “El margen de desmanejo, aprietes, maniobra que tenemos cárteles inducidos, recomo industriales es tenciones confiscatomuy pequeño”. por ciento rias, dificultar exportaHubo también algude los productores ciones, precios que la nos reconocimientos lecheros proyecta inflación diluye no son sobre hacia qué tipo destinar más superbuenos elementos para de lechería se estaría ficie a agricultura construir una política dirigiendo el país de lechera”, dijo Manuel persistir esta coyuntuOcampo, director ejecura. “El consumo va a tivo de la Asociación de Productores aumentar y me parece que nos va a quedar leche únicamente para el merde Leche (APL). Para Claudio Ersinger, productor cado interno”, dijo Echavarri. “Nos de Tandil, no se crece porque hay “un encaminamos lamentablemente a una mercado absolutamente intervenido lechería de mercado interno”, agrepor políticas llevadas adelante por los gó Gustavo Ries Centeno, de Quesos sectores industrial y estatal”, dijo. Trelau. “El Gobierno siempre va a “El Gobierno no permite tener renta- priorizar el abastecimiento”, recorbilidad ni fomenta la libre competencia dó Blousson. Con todo, Blousson les en las industrias que compran materia dejó este mensaje a los productores. prima”, acotó el técnico Matías Cardi- “Pelearnos entre nosotros no nos va ni, de Trenque Lauquen. Para García a llevar a nada; tenemos 60 días para Nero, en el corto plazo no se crece por trabajar”, les dijo en relación al plael precio. “Hoy es de quebranto para el zo de negociación que se abrió con el 90% de los tambos”, dijo. Según expre- último acuerdo. Demasiado poco para só, para el mediano y largo plazo fal- una lechería que necesita mirar más tan perspectivas y una política lechera. a largo plazo. mos doce meses se ubicó en 36 centavos de euro.

41 71

En otros países la opción es crecer En los Estados Unidos y en la región se impulsa al sector “No ha habido ningún cambio significativo en las políticas lecheras en el último año.” La frase pertenece a Marcelo Oberto, veterinario y nutricionista argentino que asesora tambos en el medio oeste de los Estados Unidos, y se refiere al escenario en ese país. Que allí no se haya registrado un cambio significativo en las políticas lecheras norteamericanas en realidad representa una señal positiva. Con todo, en los Estados Unidos hay más avances en los estímulos hacia el sector. “Lo más significativo que se puede extraer de las modificaciones a las leyes agropecuarias (Farm Bill 2008) tiene que ver con el Ajustador del Costo de Alimentación, ítem que asegura que el Programa de Contrato de Pérdida de Ingreso MILC (Milk Income Loss Contract) sea continuamente actualizado para reflejar los constantes aumentos en los costos de producción, especialmente el de alimentación como consecuencia del aumento del precio de las commodities maíz, soja y trigo, que arrastran el resto de los ingredientes utilizados en vacas lecheras”, comentó Oberto. Este subsidio es importante por la dimensión y tamaño de la lechería, con más de 9,5 millones de vacas. Pero, según el especialista, por este programa los pequeños productores son los más beneficiados. “Son casi 58.000 los tambos que tienen menos de 100 vacas totales, sobre un total de 75.140 tambos. La nue-