Afirman que crece el hambre en el país

Albino. “Por los frutos –agregó– se conocen los árboles, y los frutos no han sido buenos.” Tras aclarar que el diagnóstico trazado “no es para atacar a nadie.
2MB Größe 4 Downloads 123 vistas
INFORMACION GENERAL

Domingo 27 de septiembre de 2009

I

23

TRABAJO SOLIDARIO s ES NOTABLE LA CREACION DE CENTROS PARA ALIMENTAR A CHICOS

Afirman que crece el hambre en el país A esas conclusiones arribaron en Mendoza los delegados de la Red Conin de lucha contra la desnutrición infantil SERGIO DIMARIA CORRESPONSAL EN MENDOZA MENDOZA.– Mientras el gobierno nacional asegura que en la Argentina disminuyó la pobreza, aumentó el trabajo de la Red Conin de lucha contra la desnutrición infantil, que posee 17 centros en todo el país. “Vemos que cada vez abrimos más centros y cada vez hay más demanda. Esto quiere decir que las cosas no están bien”, dijo a LA NACION el titular de esa organización, Abel Albino. “Por los frutos –agregó– se conocen los árboles, y los frutos no han sido buenos.” Tras aclarar que el diagnóstico trazado “no es para atacar a nadie porque hay que amar al errado y odiar el error”, Albino informó que antes de fin de año se habilitarán

EL SECTOR SOCIAL

Comunicación y ONG, un debate que se renueva Conclusiones de un seminario en la ciudad “Hoy hay un gran descreimiento de los jóvenes en lo público. Por ende, hay un nivel muy bajo de participación. La gente se fija si, detrás de quien habla, hay una persona creíble, y eso no sólo se reclama respecto del Estado, sino de las Organizaciones No Gubernamentales.” Los dichos corresponden a Daniel Arroyo, ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación durante la primera gestión de Alicia Kirchner y, hasta hace muy poco, secretario de Desarrollo Humano bonaerense. Arroyo puso en negro sobre blanco unas de las principales inquietudes que dominaron las VII jornadas de comunicación para organizaciones sociales, que acaban de realizarse bajo el lema “¿Qué hacer con la comunicación: sobrevivir o incidir? Auspiciaron las jornadas la Asociación Civil Comunia, el Consejo Publicitario Argentino, la Fundación de Organización Comunitaria, la red internacional Pubicitarios sin fronteras y la Fundación LA NACION. Participaron expertos en comu-

Daniel Arroyo EX FUNCIONARIO DE DESARROLLO SOCIAL

nicación y representantes de ONG, de empresas y oficiales, que, entre otras cosas, debatieron sobre la necesidad de establecer nuevos métodos de comunicación como estrategias para modificar la realidad social, en momentos en que los recursos son escasos. Así, por ejemplo, se abrieron al debate consignas como la necesidad de transformar la realidad haciendo más visibles los problemas sociales para que sean recogidos por los medios. “El nivel de visibilidad de esos problemas en nuestro país es escaso. Hay menos contacto de los sectores medios que consumen los medios tradicionales con los sectores pobres”, dijo Arroyo. Norma Galafassi, de Fundraising & Comunicación para Organizaciones Sociales, llamó a pensar en resultados, “si no, la comunicación no sirve”, dijo al tiempo que convocó a pensar en “mensajes efectivos para promover la visibilidad y alcanzar la respuesta deseada”. Los participantes del encuentro se mostraron convencidos de que, con el sólo voluntarismo, no alcanza para que la ayuda llegue a destino. “No comunicar también transforma la realidad, aunque negativamente”, acotó Gustavo Gioseffi, educador y cofundador de varias organizaciones sociales. El encuentro contó con una serie de talleres. Entre los temas desarrollados, figuraron “el lado social de la publicidad”, “cómo acceder a promocionar en medios gráficos y organizaciones sociales” y “los nuevos paradigmas en la Web 2.0”.

nuevas delegaciones para detener y prevenir el flagelo del hambre en las ciudades de Mar del Plata, Concordia, Gualeguaychú y Añatuya. En tanto, se proyecta inaugurar para 2010 centros similares en Santa Rosa, Tres Arroyos, Trenque Lauquen, Bahía Blanca, Cinco Saltos, Caleta Oliva y Comodoro Rivadavia. También en Salta, Jujuy y la tercera unidad de atención en Rosario. Y las perspectivas planean ir más allá de las fronteras. A las unidades que ya funcionan en Paraguay podrían agregarse otras en Colombia, Venezuela, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana. El anuncio fue hecho durante la realización del III Encuentro Nacional de la Red Conin, que concluyó ayer en el hotel Aconcagua

de esta ciudad con la participación de delegados de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Santiago del Estero, Misiones, Chaco y Tucumán. Hubo intercambio de experiencias, charlas sobre liderazgo, evaluación de trabajos realizados y se presentó el código de buenas prácticas de centros de la red y el manual de procedimientos.

Un plan integral Las medidas estructurales de todos los centros del país se basan en asegurar la salud neurológica del bebé con una adecuada lactancia, un plan educativo y la provisión a familias en riesgo de servicios esenciales como agua potable, cloacas y energía eléctrica. En cada unidad de atención traba-

ja un equipo de pediatras, nutricionistas, docentes y asistentes sociales que diagnostican los problemas y ejecutan el plan de recuperación y prevención. “Tenemos que multiplicar los centros Conin”, dijo Albino en alusión a la urgencia de luchar contra el hambre, pero expresó que el objetivo final es “cerrarlos algún día si Dios quiere, y convertirlos en bibliotecas”. Agregó que ese día los voluntarios y directivos de la red podrán decir “hemos librado el buen combate y contribuido a un país mejor”. Mientras marchan hacia la anhelada meta de “desnutrición cero” en el país, la realidad cotidiana de sus centros muestran la otra cara de los avances contra la pobreza que exhiben las cifras del Indec.

En el centro de Virasoro, Corrientes, la sostenida demanda de asistencia alimentaria hace que a los 52 niños que son atendidos actualmente se agregue una lista de espera de 12 familias, según dijo a LA NACION Marinel Repetto. Algo similar sucede en Tucumán, donde hay diez familias que esperan enviar a sus hijos desnutridos al centro de la provincia norteña, donde desde hace dos meses ya se atiende a 26 familias con 45 niños. Por su lado, Gabriel Katopodis, del centro Conin del partido bonaerense de General San Martín, dijo: “Tratamos de que la demanda no nos sobrepase. Debemos ser responsables con la capacidad de respuesta”. Desde hace 8 meses atienden a 40 familias, y la lista de espera suma nuevos nombres cada día.

➾ El objetivo, si Dios quiere, es cerrar todos los centros algún día y poder convertirlos en bibliotecas ➵ Abel Albino TITULAR DE LA RED CONIN