adoracion/pdf/alabando al unico Dios verdadero


30KB Größe 14 Downloads 117 vistas
Dirigentes de alabanza Alabando al único Dios verdadero

Louie Giglio es un pastor y escritor de cantos de alabanza quien vive en Atlanta, Georgia. El dice, “Todas las personas tenemos, por lo menos, un altar en nuestras vidas. Y cada uno de estos altares tiene un trono. Entonces, ¿cómo podemos saber en donde y que estamos adorando? Es sencillo averiguar. Simplemente sigamos el camino de nuestro tiempo, nuestra afección, nuestra energía, nuestro dinero y nuestra lealtad. Al final de este camino vamos a encontrar un trono. Y cualquier cosa o persona que esta en este trono es lo que realmente es del valor mayor para nosotros. Lo que está en este trono es lo que realmente adoramos.” Que impactantes palabras. Si, a veces es difícil para el dirigente de alabanza en una iglesia dirigir a la congregación en alabanza y adoración al Dios Verdadero porque los miembros de la congregación no lo tienen a Él en el trono de sus vidas. No debemos pensar que al planear un culto de adoración implica que los que asisten automáticamente van a adorar a Dios. Los líderes tenemos la responsabilidad de recordar a los miembros de la congregación la importancia de evaluar a menudo sus vidas y asegurar que el verdadero Dios esta en el trono de nuestras vidas. Podemos planear un tiempo bonito para alabar a Dios en nuestros cultos, pero ¿cuánta alabanza verdadera realmente ocurre en estos tiempos? Satanás ocupa tantas estrategias para desviar nuestra lealtad que debemos rendir solamente a Jesucristo, nuestro Salvador y Señor. ¿Cuáles cosas o personas pueden ocupar el trono que solamente merece Dios en nuestras vidas? La lista de opciones que el utiliza no tiene fin. Nuestro enemigo esta dispuesto a usar cualquier cosa o persona para llevarnos lejos de nuestro Salvador y Señor. Satanás va a hacer todo lo que pueda para parar nuestra alabanza a Dios. Pero hay solamente cuatro altares donde estas idolatrías tienden a ocurrir. Casi todo el honor que nosotros rendimos indebidamente cae en uno de estos cuatro deseos principales: (1) fortuna, (2) fama, (3) poder, y (4) placer. Son deseos que a largo plazo Dios quiere llenar en su forma y dentro de su plan perfecto. Pero muchas personas optan por aceptar las imitaciones que Satanás ofrece en este mundo, distrayéndonos de la Fuente Verdadera quién desea y merece nuestra adoración en forma exclusiva. Vale la pena parar ahora mismo y tomar unos momentos para evaluar nuestras propias vidas. ¿Qué o quién esta en el trono de nuestras vidas? ¿Tenemos altares construidos en nuestras vidas que nos impiden ir al trono de Dios? Es difícil ayudar a otras personas a enfocarse en la adoración de Dios cuando nuestras propias vidas están distraídas por altares pecaminosos. 1 Juan 5 nos da una buena perspectiva en cuanto a este tema. Les recomiendo leer este capitulo ahora mismo para ayudarnos a reconocer estos altares y evitar poner cosas o personas en el trono de nuestras vidas. Juan termina el capitulo diciendo, “Queridos hijos, apártense de los ídolos.” (NVI) Como dirigentes de alabanza en este año ¿cómo podemos ayudar a nuestras congregaciones a destruir estos altares de idolatría y regresar a alabar exclusivamente en el trono de nuestro único y suficiente Salvador? La gente de nuestras congregaciones deben de estar informadas y concientes de esta batalla espiritual que se sigue luchando diariamente en la vida de cada creyente. Solamente podemos obtener la victoria al confiar en Dios y orar constantemente para esta necesidad. Que Dios nos ayude en estas tareas importantísimas.