acreditacion institucional

toda utopía se acerca al ideal pero no se sumerge en él, ya que la educación ... de Educación Superior Acreditadas era una utopía, un estado idealizado ya que ...
884KB Größe 0 Downloads 2 vistas
ESTADO DEL ARTE DE LA ACREDITACIÓN INSTITUCIONAL

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

CONSTRUYENDO CALIDAD PROCESOS DE ACREDITACIÓN (1998 – 2012)

El camino recorrido en la búsqueda de la calidad se inicia en 1998, momento en el cual se observa la necesidad de fomentar la cultura del la alta calidad educativa, adoptando así los criterios del Consejo Nacional de Acreditación – CNA – en materia de Autoevaluación Institucional. De esta manera se da comienzo a procesos caracterizados por la participación de la comunidad educativa de la Escuela, generando cambios sustanciales en lo que a academia se refiere y en el papel del la escuela dentro del contexto de la educación para la Fuerza Aérea y obviamente para la educación superior del país en el ámbito castrense. Hacia el año de 2002 el alto mando de la Fuerza Aérea por intermedio de la Jefatura de Educación Aeronáutica determina incluir como objetivo estratégico la Acreditación de las escuelas e Institutos de formación y capacitación, convirtiéndose ello en una oportunidad para la Escuela de inscribirse formalmente en el Sistema Nacional de Acreditación - SNA - el 24 de febrero de 2003, convirtiéndose este en el primer paso reglamentario para dar inicio al desarrollo del modelo de acreditación para los programas tecnológicos en : Seguridad Aeroportuaria, Mantenimiento Aeronáutico, Comunicaciones Aeronáuticas, Electrónica Aeronáutica y Abastecimientos Aeronáuticos. Gracias a la inscripción formal la escuela inicia cuidadosamente el desarrollo de las etapas que le permitirían lograr el objetivo propuesto. Estas etapas se sintetizan en el siguiente esquema:

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Fue así como el 17 de Junio de 2003, se recibe la visita de apreciación de condiciones iniciales por parte de los señores Consejeros representantes del CNA, Doctores: Guillermo Páramo Rocha y Edgar Díaz Puentes, reconocidos miembros de la comunidad educativa del país, quienes evidencian la capacidad de la Escuela para dar inicio a la estrategia de autoevaluación de programas con fines de Acreditación de Alta Calidad. En consecuencia a lo anterior se diseña el “Proyecto Rotor”, el cual se constituyó en instrumento que aseguró la participación de la comunidad académica de la ESUFA, hacia los resultados que con la satisfacción del deber cumplido se obtienen en el año 2006. El esquema presentado a continuación precisa las fases sobre las cuales se trabajó de manera coordinada en el proceso de autoevaluación, heteroevaluación y autorregulación que permitieron finalmente el 12 de Abril de 2005 la presentación al CNA de los informes que serían base fundamental de verificación en la visita de Pares Académicos.

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Es entonces cuando el CNA, designa a los académicos responsables de realizar la EVALUACIÓN PAREADA, quienes durante los días 20, 21 y 22 de Octubre de 2005, mediante un trabajo en equipo, se dieron a la tarea de examinar rigurosamente los distintos aspectos de calidad, desde luego aplicando los criterios, instrumentos y procedimientos definidos por el Consejo Nacional de Acreditación. Los académicos responsables de la mirada externa fueron:      

Dr. Edgar Díaz Puentes, Coordinador de Pares. Dr. Guido Fuentes - Par Académico para el programa en Seguridad Aeroportuaria. Dr. Guillermo Hoyos Trujillo - Par Académico programa de Abastecimientos Aeronáuticos. Dr. Héctor Fabio Taborda - Par Académico programa en Mantenimiento Aeronáutico. Dr. Rafael Rengifo Prado - Par Académico programa en Comunicaciones. Dr. Rigoberto Arana M. - Par Académico programa en Electrónica

Finalmente, el Consejo Nacional de Acreditación tomando como base los resultados de las etapas de Autoevaluación y evaluación pareada, realiza su evaluación final, emitiendo el reconocimiento de la Alta calidad de los programas de Seguridad, Mantenimiento y Comunicaciones, el cual fue fundamento para que la señora Ministra de Educación Nacional, Doctora María Cecilia Vélez White, expidiera las Resolución de Acreditación por cuatro años para los programas de: Mantenimiento Aeronáutico (Res. 1921 de Mayo 08 de 2006), Seguridad Aeronáutica (Res. 1915 de mayo 08 de 2006), Comunicaciones Aeronáuticas (Res. 1914 de Mayo 08 de 2006), Abastecimientos Aeronáuticos (Res.5673 de Septiembre 20 de 2006) y Electrónica Aeronáutica (Res. 5672 de Septiembre 20 de 2006). Atendiendo a los logros mencionados, el Señor Presidente de la República Doctor Álvaro Uribe Vélez el día 01 de Noviembre de 2006, hace entrega de la “Orden a la Educación Superior y a la Fe Pública: Luis López de Mesa”, al señor Coronel Orlando Bustamante Bernal Director de la Escuela en ese momento. El posicionamiento dado a la Acreditación en el año 2006, fue el resultado obtenido gracias a la tenacidad y decisión de los diferentes directores quienes apoyando ideas, a la postre convertidas en proyectos, construyeron el camino de la Escuela de Suboficiales FAC. Dentro de estos momentos históricos podríamos recordar: Hacia el año 1998 la elaboración del Primer Proyecto Educativo Institucional con miras a lograr el engranaje de la Formación Militar y Tecnológica. Año 2003, el Proyecto “ROTOR”, cuyo objetivo se centró en la obtención del reconocimiento de la Alta Calidad de los programas tecnológicos, Periodo comprendido entre 2007 y 2009, construcción y desarrollo del proyecto “VISOR” cuyo objetivo se centra en lograr la Acreditación a nivel Institucional. Los años 2006 a 2009 marcan el trabajo realizado con miras a la renovación de la Acreditación de los cinco programas tecnológicos mediante el proyecto : “ ROTOR II”, y a la fecha se logra relacionar las metas alcanzadas en cuanto a estar en el año 2012, posicionados entre las 22 Instituciones de Educación Acreditadas del país, con la totalidad de sus programas acreditados en Alta Calidad con la renovación de la misma, dos nuevos programas en funcionamiento, una nueva especialización con Registro Calificado y lo mas importante: con una sólida cultura de la Autoevaluación Institucional. PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

La obtención de la Acreditación Institucional mediante Resolución 3328 del 25 de Abril de 2011, es la demostración fehaciente del compromiso con la calidad de la Escuela de Suboficiales la puerta que abierta permite el verdadero ingreso a los objetivos de la educación Superior Colombiana. Es así como el camino recorrido en la construcción de la acreditación, ha permitido compilar una serie de experiencias, las cuales se consideran sin lugar a dudas una importante bitácora para los procesos venideros en la búsqueda de la excelencia educativa. Atendiendo a ello, este capítulo pretende rescatar algunos artículos generados en diferentes momentos de las vivencias académicas, que servirán de memoria reflexiva para los nuevos Planteamientos Académico- Administrativos. De otra parte, como punto final de este capítulo serán relacionados los documentos del Consejo Nacional de Acreditación y Documentos Institucionales, soportes del Estado del Arte de la Acreditación para la Escuela de Suboficiales.

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

MIRADOR DE LA ACREDITACIÓN EN ESUFA UTOPÍA DE LA EXCELENCIA EDUCATIVA

POR: OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Acreditación Escuela de Suboficiales El término concebido por Tomás Moro, (1516), pero dibujado con antelación por Platón en su obra de la República (370a.c.) como un ideal de Estado, nos sirve de punto de apoyo para reflexionar sobre el camino construido por la Escuela de Suboficiales en su anhelo de la excelencia educativa, la cual como toda utopía se acerca al ideal pero no se sumerge en él, ya que la educación nunca alcanzará su punto final por estar en la permanente construcción y renovación. Hace diez años, para la Escuela, pensar en ostentar uno de los espacios entre las primeras Instituciones de Educación Superior Acreditadas era una utopía, un estado idealizado ya que las características de la Institución en ese momento histórico no eran concomitantes con el perfil universitario definido por la Ley 30 de Educación. El distanciamiento con el esquema de IES planteado se enmarcaba en las características de especificidad de la formación militar, hecho que exigía a la Escuela atender a la formación en dos direcciones: la netamente militar y la tecnológica. Es decir: nadar en el mar de la educación pero atendiendo a la misión de salvaguardar la soberanía aérea con las implicaciones administrativas que ello conlleva y que sin duda se convirtieron en uno de los obstáculos más fuertes. Continuando en la construcción piedra a piedra de la calidad educativa surge la oportunidad de pertenecer al Sistema Nacional de Acreditación y al Consejo Nacional de Acreditación como su brazo asegurador de la política de excelencia. Es de anotar que el CNA, sin lugar a dudas de igual forma estaba en estos momentos apostándole a la utopía ya que la posibilidad de ser una opción “voluntaria” el pertenecer al sistema, se podría convertir en la base del caos al permitir a las IES iniciar el camino o continuar el ya recorrido por otros. La estrategia estaba planteada por el Ministerio de Educación y fue aprovechada por la Escuela de Suboficiales adoptando los lineamientos de Alta Calidad como una herramienta Académico- Administrativa. Es allí, donde se demarcan los primeros pasos en la búsqueda de lo no imaginado...se plantean los proyectos bautizados por la comunidad con nombres que reflejaban su cultura como fueron: “ROTOR” y “VISOR”. Estos proyectos formulados, descritos y organizados con la rigurosidad exigida por la Administración Educativa, poseían un lenguaje común a la cultura militar pero en cada una de sus páginas estaba el sello invisible de la utopía, sello que solo se observa bajo la lente del evaluador y generador de cambio. Haciendo llamado a lo escrito por Manuel Franck (1982) en pensamiento utópico: “... las utopías surgen de los defectos de la sociedad y se basan en la posibilidad de cambio y transformación que ésta tiene en cada momento”. PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Mas, hoy es necesario develar ante la comunidad los objetivos que no por ser tácitos, dejaban de ser los mas importantes de los proyectos “ROTOR” y “VISOR”, objetivos que atendiendo a la estrategia administrativa planteada en ese momento de la institución, no permitían ser escritos y divulgados ya que habrían parecido estar teñidos con el color de la prepotencia además de no ser generados por un ente con la fuerza requerida. Se debían dejar allí, sin ser explícitos pero entretejiendo la vida de la comunidad educativa, paso a paso y año tras año con la paciencia que nos caracteriza a los padres y educadores. Sirva esta ilustración para adentrarnos en lo objetivos mencionados. El primero de ellos corresponde al logro de la “hibridación” en el contexto académico de la ESUFA. Como se había aclarado en párrafo anterior la Escuela se enfrentaba a la formación en lo tecnológico y en lo militar, más no en la simbiosis de la academia militar con la tecnológica, pero esta mirada no solo era de la ESUFA, también se percibía en los entes de la dirección educativa en Colombia. Los últimos no se les permitía o no les interesaba o no estaban preparados para evaluar la academia militar y los otros (nosotros), no estábamos totalmente sumergidos en lo educativo, notándose un temor reverencial hacia las tres funciones de la educación Superior. Encontrándonos en lo superior pero sin conocerlo y por ende sin creer en ello. Nace así el objetivo de crear la “hibridación” lograda a través de generación de nuevas políticas educativas a nivel FAC, capacitación del personal, ingreso de gerentes educativos en el medio, adopción de indicadores de calidad educativa para la planeación general, emerge un nuevo lenguaje académico, aparece la investigación formativa con todas sus bondades y lo mas importante se explicita un Proyecto Educativo de lo militar para lo militar enmarcado en la Política Educativa Colombiana para la Educación Superior. Aquí comienza a aparecer el siguiente objetivo que apuntaba al cambio de cultura organizacional, aspecto nada fácil menos aún cuando conectándonos con el anterior objetivo pertenecemos a un medio cuya única misión no es lo educativo. Uno de los primeros retos consistió precisamente, en trabajar proyectos a largo plazo, con la participación de varios comandantes en los diferentes periodos de dirección, planteando las estrategias posibles para obtener resultados visibles en cada periodo y así asegurar la continuidad del proceso. Además, es necesario recordar la dificultad de hacer tangibles los resultados en cortos plazos en los proyectos de educación. Pero el cambio de cultura, contaba con un ancla de gran calado, que correspondía a los procesos de autoevaluación y autorregulación iniciados desde el año de 1998, con lineamientos de acreditación, sabiendo que acreditación y evaluación (medición y reconocimiento) son el matrimonio exigido para lograr la calidad soñada. Basta una observación para reconocer que el medio militar por formación medular maneja altos estándares de autoexigencia, sin admitir con facilidad el hallazgo de errores. Bajo esta mirada, se observó la necesidad de convertir la autoevaluación en la ola que permanentemente y durante varios años (10) golpeara la institución para grabar en ella las mismas funciones de la utopía en cuanto a ser orientadora, valorativa, crítica y emprendedora. Merece también examinarse, el cambio de pensamiento y sentimiento hacia la academia, por parte de los actores educativos, ello debido a su ingreso masivo a las diferentes universidades, el adelanto de estudios en docencia y pedagogía, hecho que sin lugar a dudas impactó el mirador de la educación no solo de la Escuela de Suboficiales, sino desde el Comando de la FAC, creando un jalonamiento desde los PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

logros de la acreditación que aseguró la capacitación de los involucrados en la administración del proceso con su respectiva generación de cambio de pensamiento. Tal cambio de perspectiva, permitió dar cumplimiento a otro de los objetivos tácitos propuestos en el proyecto de acreditación: “afectar positivamente la representación social que de autonomía universitaria tenían los actores educativos de la FAC” (tomado de tesis de MG, de la misma autora y otros). Esto debido a que los mismos integrantes de la comunidad educativa según estudios realizados “no creían” en el potencial que como Institución de Educación Superior poseían. La investigación al respecto pudo arrojar los explicativos, mas, la acreditación como sinónimo de reconocimiento externo; abonó el cambio de paradigma dentro de los actores educativos. Es en este punto, es donde germina de manera armoniosa y coherente el objetivo de mayor impacto que sin duda alguna corresponde a la construcción y desarrollo del Nuevo Proyecto Educativo Institucional (PEI), el cual se convirtió en un espacio donde convergen las exigencias de la formación Superior con el sentir, el hacer, el pensar, el formar y el vivir militar. Es decir, se logra rescatar “la esencia militar”, de la Escuela de Suboficiales FAC. Fácil es decirlo en lo escrito, apoteósico sentirlo en cada uno de los miembros de la institución, llegando a perderse el originador de la idea para ser adoptada por diferentes miembros de la Institución, trascendiendo a las demás fuerzas. Y es aquí donde tiene cabida el siguiente objetivo: “conformación de comunidad entre las escuelas de formación de las fuerzas”. Es oportuno aclarar que este objetivo no fue ni tácito ni explícito en los proyectos “VISOR” y “ROTOR”, es más; haríamos mal apropiándolo de manera irrespetuosa, ya que perteneció a la propia utopía del CNA, quienes lograron conformar comunidad entre las mismas fuerzas. Acercamiento algo esquivo y receloso en años anteriores. Es así sintomática la creación de comunidad académica, del surgimiento de una gran fuerza educativa dentro de las FFMM y Policía Nacional, ahora que compartimos pares académicos (representantes de la academia de la sociedad), hablamos el mismo lenguaje y aseguramos que la calidad educativa en nuestras escuelas de formación es sinónimo de responsabilidad con la sociedad a la cual nos debemos. Estas líneas de argumentación serían incompletas, si dejamos de un lado la referencia a los obstáculos afrontados en el camino a la excelencia. Son muchos sin duda, y seguirán surgiendo ya que la educación nunca será un proceso terminado, sin embargo, cabe aclarar que cada uno de ellos está relacionado con los mismos logros descritos, ya que en un proyecto es de mayor facilidad cumplir los cronogramas, desarrollar las etapas planteadas, aplicar instructivos, analizar resultados, crear en el papel indicadores de evaluación y demás aspectos visibles, que verificar los intangibles, aquellos elementos que hacen “sentir” la calidad. Estas consideraciones fundamentan la mirada “utópica” que del camino a la excelencia a través de la acreditación he querido mostrar a lo largo del ensayo y solo pretenden dejar en el lector el deseo de indagar más allá. De educar la mirada hacia la verdadera función de la Acreditación, y verla a ésta contraria a la compilación de documentos, análisis de encuestas, diligenciamiento de cuadros, obtención de resoluciones, manejo de oficios, trabajo paquidérmico y demás apelativos destructivos que a través del tiempo surgen de las mentes pobres. Verla como es en su razón de ser: una política de calidad del ministerio de Educación nacional que como toda política en su formulación es valedera y enriquecedora, PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

que surgió de la necesidad de generar verdadera autonomía universitaria y de fortalecer a las Instituciones de educación Superior colombianas para un mundo globalizado y convencido de la educación como herramienta de cambio social. De análoga manera, con los países pioneros de la Acreditación, es fácil vislumbrar la similitud de objetivos en la creación de agencias de acreditación y por lo tanto la misma mirada utópica de cada uno de ellos, respondiendo desde Estados Unidos como pionero a finales del siglo IXX ( 1885 – 1895), seguido por Filipinas en los años 50 y 60, la India en 1994 y por supuesto Colombia como vivencia de la Ley 30 de 1992; todos estos por no nombrar otros, han querido responder a la tendencia globalizada de la expansión educativa y por ende a la mayor inversión en educación , hechos que generaron la aparición de múltiples Instituciones de educación Superior con su correspondiente diversificación, difíciles de controlar en sus niveles de calidad ante la ausencia de estándares . Aclaro que el tema a tratar aquí no se centra en el análisis de los propósitos macros de la acreditación de cara a la globalización, aspecto que requiere un aparte especial e impregnado de análisis desde la política de los países desarrollados, pero si recalcar en la huella de avance en calidad que la acreditación como proceso de cambio y organización educativa ha quedado en los países mencionados. Los argumentos anteriores son en síntesis, la demostración de que la Búsqueda de la excelencia educativa es una utopía, pero que: se encuentra hundida en las raíces de la realidad Institucional, la transforma para evaluarla nuevamente, buscar nuevos horizontes y convertirse en un nuevo ideal: en una nueva utopía educativa. Por lo tanto y para no pecar de quedar solo en la reflexión académica, y en la evaluación cualitativa se hace necesario aquí relacionar los resultados de la mirada externa obtenida para los indicadores de alta calidad en aquellos objetivos tangibles y manipulados por toda la comunidad, convertidos en los resultados de los proyectos de investigación denominados: “ROTOR I”, “ROTOR II”, “VISOR” y “PEI”. Como estudio de caso de la Acreditación en la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana.

No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

RESULTADO CUANTITATIV0 MISIÓN Y PROYECTO INSTITUCIONAL 100 ESTUDIANTES Y PROFESORES 85 PROCESOS ACADÉMICOS 100 INVESTIGACIÓN 95 PERTINENCIA E IMPACTO 100 AUTOEVALUACIÓN Y AUTORREGULACIÓN 90 BIENESTAR INSTITUCIONAL 90 ORGANIZACIÓN ADMINISTRACIÓN Y 100 GESTIÓN PLANTA FÍSICA Y RECUSROSO 90 ACADÉMICOS RECURSOS FINANCIEROS 90 RESULTADOS 93.5 FACTOR DE CALIDAD

RESULTADO CUALITATIVO Se cumple plenamente Se cumple en alto grado Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente Se cumple plenamente 94.1% SOBRE 100

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Resultados de evaluación Externa para Acreditación Institucional

No. 1 2 3 4 5

PROGRAMA TECNOLOGICO MANTENIMIENTO AERONAUTICO COMUNICACIONES AERONAUTICAS ELECTRONICA AERONAUTICA ABASTECIMIENTOS AERONAUTICOS SEGURIDAD AEROPORTUARIA

RESULTADO CUANTITATIV0 (Escala 1-5) 4.75 4.5 4.5 4.75 4.5

RESULTADO CUALITATIVO

RESOLUCIÓN DE ACREDITACIÓN

CUMPLIMIENTO PLENO CUMPLIMIENTO PLENO CUMPLIMIENTO PLENO CUMPLIMIENTO PLENO CUMPLIMIENTO PLENO

12275 22 Dic-2010 (6 años) 6460 -23 de julio – 2010 (4 años) 6459- 23 de Julio2010 (4 años) 12274- -22 Dic 2010 (6 años) 6814 -06 de Agost2010 (6 años)

Resultados Evaluación externa en Renovación de Acreditación de Programas para ESUFA Permítanme ahora decir que éstos resultados numéricos conseguidos a través de los años, se deben leer bajo las palabras de : altos niveles de confianza, nuevas pautas de comportamiento, nuevos enfoques de la educación, contextualización del medio militar en lo académico, cohesión del sistema educativo, evaluación de la política educativa interna, participación en comunidades académicas, generación de expectativas, sinergia evaluativa, cambio en las prácticas educativas, rendición de cuentas ante la sociedad.... es decir:

“RECORRER EL CAMINO DE LA UTOPÍA DE LA EXCELENCIA EDUCATIVA”

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

LA AUTOEVALUACIÓN EN ESUFA: UNA PRACTICA PERMANENTE QUE CONSOLIDA CULTURA DE LA CALIDAD Y FORTALECE LA COMUNIDAD ACADÉMICA Por: FLOR ESPERANZA HERNÁNDEZ DE SANTOS Jefe Autoevaluación y Autorregulación Escuela de Suboficiales FAC

“Dos son los agentes del acto de asignar valores de calidad: La institución cuando así misma se evalúa y se valora con lealtadVisión desde adentro e introspectiva o autoevaluación, y alguna persona o entidad externa que desde fuera juzga las calidades universitarias; es la Heteroevaluación” Alfonso Borrero C., S.J. Estas reflexiones surgen desde la experiencia obtenida a través de una década de implementación de la Auto-evaluación como proceso en la Escuela de Suboficiales, proceso que ha contribuido significativamente al mejoramiento continuo de la calidad educativa y ha construir “camino y cultura hacia la excelencia educativa”. Hace diez años hablar de evaluación desde la óptica educativa generaba gran incertidumbre, interrogantes, resistencia al proceso y finalmente ante los resultados tensiones, reacciones y aún más cuando estos resultados en términos de gestión académica no eran los esperados. Sin embargo, la perseverancia, el compromiso y el dar crédito a esos resultados, finalmente condujeron a que la Escuela se adhiriera a unas estrategias, instrumentos y métodos, válidos, transparentes y objetivos conducentes a ese auto-examen sobre su quehacer, para demostrar no solo la construcción de comunidad académica, sino el aseguramiento de la calidad educativa. Hoy, el tema de la evaluación permanente, se ha convertido en objetivo en nuestra institución, mostrando año tras año, la preocupación y el interés de Directivos, Docentes, Estudiantes, Egresados y personal Administrativo por la calidad de los procesos académico-administrativos. Por ello ha hecho de este mecanismo una oportunidad para generar consensos en la comunidad académica, cultura de la autoevaluación y autorregulación y algo muy importante: la lectura y comprensión de nuestra propia cultura –castrense- que desarrolla procesos de educación superior para la Fuerza Aérea en el ámbito tecnológico, de su personal militar.

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Así mismo por la especificidad de los procesos misionales que desarrolla la institución Fuerza Aérea Colombiana, la propuesta de evaluación para la escuela está concebida teniendo en cuenta que la Escuela como una organización del estado, que cumple funciones esenciales de servicio en el ámbito educativo y de seguridad para la sociedad dentro de la cual está inmersa y ella apunta a consolidar un modelo incluyente y sistémico de las diferentes formas de evaluación y seguimiento con las que cuenta la institución.

El esquema anterior muestra como se integran las formas de evaluación en ESUFA, como una práctica permanente que garantice una mejora continua de la calidad de la institución, la cual debe hacerse a partir de unas fuentes de información institucional y de procesos que conduzca a verificar y evidenciar el cumplimiento de estándares, parámetros, requisitos y criterios en coherencia con los entes que nos regulan como institución del Estado. En tal virtud considero necesario exhortar a la comunidad académica a retomar el camino ya aprehendido y recorrido pues pertenecer a una institución excelente en materia educativa significa, como estudiante: sentir que sus esfuerzos por su formación están siendo evidenciados no solo por los académicos, sino posteriormente por sus superiores en el ámbito profesional como egresados; como docentes: es la satisfacción de tener el reconocimiento del gobierno, de la academia y de la sociedad por la labor desarrollada; como directivo: es mostrar que la contribución a la calidad de la tarea misional ha sido fructífera y significativa en términos de la sociedad y del país. Finalmente, reitero lo expresado anteriormente en asumir desde el ejercicio auto-evaluativo una posición activa, participativa y de liderazgo que nos lleve a fortalecer el desarrollo de una cultura de auto-evaluación, auto-reflexión y mejora continua de la calidad.

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

EVALUANDO “EL CAMINO A LA EXCELENCIA EDUCATIVA”1 LECCIONES APRENDIDAS Por: ESPERANZA HERNÁNDEZ DE SANTOS Jefe Autoevaluación y Autorregulación Escuela de Suboficiales

“Reconozco en el Supremo Hacedor, su presencia en la construcción del camino a la excelencia educativa”

El tema de la evaluación ha sido constante preocupación en todos los ámbitos de las organizaciones y por supuesto la nuestra no ha sido ajena a ella. Hemos venido trabajando por la excelencia desde los diferentes ámbitos organizacionales. Pero al hablar de evaluar para lograr la excelencia educativa se constituye en un tema difícil de abordar ya que se podría asociar con: controles, señalamientos, búsqueda de culpables, como una amenaza, una fiscalización un juicio una intromisión una descalificación una imposición, etc. Por ello esta reflexión quiero desarrollarla bajo una mirada muy personal, desde la experiencia de algunos años no solo en la tarea de evaluar, sino también de educar, pues construir camino a la excelencia educativa ha requerido de muchas y largas jornadas de ejercicio pedagógico y planteamiento de muchas estrategias y herramientas que permitieran la comprensión y apertura hacia este proceso, por parte de una comunidad educativa sui generis*cuya comprensión de auto-evaluarse en los procesos educativos resultaba un cambio paradigmático en su cultura. Es así como la primera experiencia auto-evaluativa2 en ESUFA se convirtió en todo un desafío ya que ante la nueva visión de la calidad en la Educación Superior en Colombia, se exigía cambios sustanciales y rigurosos en el sistema evaluativo de los procesos relacionados con la educación tecnológica, impartida por la Escuela y ante la convocatoria a la participación masiva generó algún tipo de resistencia por parte de los actores educativos. Comienzan entonces a gestarse una serie de movimientos, tendencias y posturas algunas de forma particular y otras colectivas, en torno al ser del proceso de autoevaluación en lo educativo y para lo educativo. Hablar de estándares de calidad, lineamientos para la acreditación, factores, características e indicadores de evaluación, resultaban términos complejos y ajenos a nuestros actores educativos**, y como producto de ello algún tipo de escapismo frente al proceso.

11

Modelo de autoevaluación institucional ESUFA *Cultura organizacional FAC, no es la educativa 2 Autoevaluación con parámetros de excelencia educativa **Comandantes, jefes de programa, docentes

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

Resultaba difícil concebir un espacio académico en donde los sujetos de evaluación se sentaran a reflexionar sobre el objeto evaluado, es decir, la manera como la Escuela estaba cumpliendo con las funciones sustantivas de la educación superior y por supuesto menos admitir debilidades originadas o producto de la misma falta de comprensión sobre el rol que cada actor educativo debía de asumir en relación con la misión formativa de la Escuela. No obstante lo anterior surgen pensamientos visionarios en las directivas de la escuela, que vieron en las jornadas de autoevaluación una oportunidad para conocer más de cerca cómo el cumplimiento o incumplimiento de los factores en alta calidad educativa incidían de forma importante en el desarrollo de la actividad formativa no solo en lo militar sino también en lo académico, de los futuros suboficiales que la escuela entregaría a la Fuerza Aérea y a la sociedad. Es entonces cuando se observa la necesidad de establecer políticas educativas en torno al tema de la auto-evaluación y paralelamente diseñar la estrategia metodológica que motivara a los estamentos a participar en las diferentes actividades que implicaba un proceso de auto-evaluativo. Es así que la política en alta calidad encuentra su articulación en la autoevaluación la cual se convierte pues en ese camino para alcanzar la excelencia educativa. Habiéndose sensibilizado, capacitado e involucrado a los actores educativos fueron desarrollándose una a una las fases a partir de la conformación de equipos de trabajo interdisciplinario, los cuales facilitaron interiorizar la esencia de la cultura auto-evaluativa. En este contexto se fue construyendo y consolidando, el camino a la excelencia educativa a través de una década de trabajo sistemático y constante, venciendo así la apatía, el desinterés, el escapismo, la descalificación y resistencia ante la realidad de algunos resultados. Cada uno de los espacios auto-evaluativos se ha constituido en el pretexto para: consensuar a través de la reflexión de lo que se hace en el proceso de formación, impulsar el diálogo y la participación permanente de estudiantes, docentes y administrativos para llegar finalmente a encaminar esfuerzos en lo esencial para ayudar al perfeccionamiento de las funciones de la Educación Superior. Hoy la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana a través de su informe de autoevaluación institucional y posterior evaluación de los pares académicos, (ver página web: www.esufa.edu.co), orgullosamente rinde cuentas a la sociedad colombiana con unos excelentes resultados evaluativos en cuanto a su gestión administrativa, académica, financiera de recursos y el impacto de sus egresados en el cumplimiento de la misión como institución de educación superior en la modalidad tecnológica y en apoyo a la misión constitucional de la Fuerza Aérea. Para culminar esta reflexión considero como una gran lección aprendida en este “camino a la excelencia educativa” el lograr madurez por parte de la comunidad educativa, traducida esta en: la capacidad de mirarse así misma en su deber ser, abordar los resultados de la auto-evaluación con una conciencia auto-crítica y auto-reflexiva, reconociendo no solo sus fortalezas sino viendo en sus debilidades, oportunidades de mejoramiento continuo y crecimiento institucional. PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación

SOPORTES TEÓRICOS DE LA ACREDITACIÓN A continuación se relacionan documentos de expertos académicos y Consejeros del Consejo Nacional de Acreditación al igual que los documentos soportes de lineamientos de para la Acreditación tanto de programas como Institucional, que facilitan la contextualización del momento histórico del proceso dentro de la Escuela de Suboficiales: LA DIMENSION INTERNACIONAL EN LOS PROCESOS DE EVALUACION Y ACREDITACION DE LA EDUCACION SUPERIOR.

BASES PARA UNA POLÍTICA DE CALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA

Jesús Sebastián∗ Centro de Información y Documentación Científica. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. España

Uriel Giraldo G, Darío Abad A. y Edgar Díaz P. Miembros del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) de Colombia

UNA MIRADA ACTUAL AL DESARROLLO DE PROCESOS DE ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD

EVOLUCIÓN DE LA ACREDITACIÓN DE ALTA CALIDAD EN COLOMBIA (1998-2008)

Maria José Lemaitre President de RIACES .Vice President de INQAAHE Fredrik’s, Mark, Presentation echo en conference organized European Consortium for Accreditation in higher education (ECA): The Benefits of Mutual Recognition of Accreditation and Quality Assurance Decisions, December 2007.

LINEAMIENTOS PARA LA ACREDITACIÓN INSTITUCIONAL

Fernando Chaparro. Bogotá, junio 30 del 2008

LINEAMIENTOS ACREDITACIÓN PARA PROGRAMAS DE PREGRADO

PD4. OLGA ESPERANZA TERREROS CARRILLO Jefe Sección Acreditación